eldiario.es

Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

El Granca celebra sus 900 partidos con una trabajada victoria

Los amarillos alargan su momento dulce antes de jugar la Copa del Rey, con su décimo triunfo consecutivo en los últimos 11 partidos entre Liga y Copa, venciendo con mucho esfuerzo por 91 a 85 a un competitivo e intenso Bilbao Basket

- PUBLICIDAD -
Partido entre el Herbalife Gran Canaria y el Dominion Bilbao Basket en el Gran Canaria Arena. (Alejandro Ramos).

Los jugadores del Herbalife Gran Canaria celebran su actuación en el Gran Canaria Arena ante el Bilbao Basket. Alejandro Ramos.

El castillo amarillo se engalanó para ver a su equipo disputar su partido 900 en la ACB con una trabajada y sufrida victoria ante un rocoso y competitivo Dominion Bilbao Basket por 91-85. 

Alen Omic, una vez más, se alzó como el mejor de los suyos con 19 puntos, 4 rebotes y 19 de valoración. Pero en el partido, Hannah, que cuajó una acutación impresionante hasta el último cuarto, fue el MVP sumando 23 puntos, 7 asistencias y 29 de valoración.

Pero conseguir celebrar tan emblemática efeméride con una victoria no iba a ser nada fácil para el grupo claretiano. El Bilbao Basket le sigue los pies a los amarillos con ganas de seguir escalando y visitaba el Gran Canaria Arena tras una buena racha de cuatro triunfos en los cincos últimos que ha disputado.

Pero el fortín del Granca ha visto tan sólo una victoria de los vascos en los últimos siete enfrentamientos y el Herbalife venía de vencer, también en buena racha, nueve de los 10 enfrentamientos entre Liga y Eurocopa. 

El partido comenzaba igualado e intenso en el primer cuarto. Hannah y Bogris llevaban la batuta para poner a los suyos por delante al comienzo del primer cuarto, pero el juego exterior de los amarillos con un Sasu Salin inspirado ponía el 20 a 18 en el minuto 8.

Sin entrar de inicio, Pangos y Omic hicieron gala de su buen entendimiento. El base canadiense entregó una gran asistencia para que el esloveno anotase un mate antológico que puso en pie al pabellón y conseguiese un 2+1 vital para dejar el primer cuarto 27 a 26.

El toma y daca fue la constante durante el encuentro con la variación constante en el marcador hasta que en el minuto 17 un triple del cada vez más adaptado DJ Seeley puso la primera piedra para la mayor ventaja de los claretianos.

Alen Omic continuó la labor del estadounidense y Newley, desde el exterior, coronaba para lograr el 46 a 38.

Pero los visitantes ni mucho menos se dejaron impresionar. Hannah se situaba como el mejor hasta el momento y apretaba a pesar de que Salin lograba de nuevo ampliar ventajas desde el exterior a segundos del descanso (49-44).

Pero a 4 segundos del final, Hannah lo intenta y le da su réplica al finés poniendo un apretado 49 a 47 al descanso, con todo abierto y por decidir. 

Al ecuador tercer cuarto la presión e intensidad de los visitantes comenzaba a hacer mella en los amarillos.Hannah, que se estaba pasando el juego él sólo y sin vidas extra, ponía el 55-56 dando la vuelta al partido

Pero en la fortaleza amarilla los claretianos no se iban a bajar los brazos y menos en el cumpleaños 900 en la ACB. Newley, desde el exterior, el siempre omnipresente Omic y Pangos, ya que Oliver no tenía el día, salvaban los muebles. 

Y a 1 minuto del final del tercer cuarto, Pablo Aguilar anota un triple brutal que parecía ser el inicio del camino hacia la victoria final, poniendo el 67 a 61. Pero Bertans anotaba dos seguidas liderando la rápida reacción tras el tiempo muerto de su entrenador y dejaban el tercer cuarto 69-67.

Si el Bilbao Basket había llevado la iniciativa plantenaod un partido intenso y presionando a los locales, en el último cuarto el Granca aceptó del todo el reto y recogió el testigo.

Como un tornado en los primeros cuatro minutos del último cuarto, los amarillos arrasaron con la canasta visitante poniendo una importante ventaja de ocho puntos (79-71). Omic en tiros libres, Pablo Aguilar desde el exterior (muy acertado) y Xabi Rabaseda, que robaba un balón vital haciendo gala de sus mejoras notables en defensa, hacían salir la emoción contenida del público.

Esta vez la reacción del Bilbao fue insuficiente para la arrolladora actuación de los amarillos que no quisieron dejar escapar la victoria en su partido 900 en la ACB ante su afición y ganaron por 91-85 sudando, sufriendo y a base de un inconmensurable esfuerzo colectivo. 

Son ya 10 triunfos en los últimos 11 partidos entre Liga y Eurocopa y el momento dulce de los amarillos se alarga antes de viajar a La Coruña para jugar la Copa del Rey ante el Valencia Basket.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha