Opinión y blogs

eldiario.es

La PAC, para que tú me entiendas

Recientemente viajábamos a Bruselas para reunirnos con representantes de las instituciones y organismos europeos. La Política Agraria Comunitaria (PAC) ha sido uno de los temas que hemos tratado en casi todos los encuentros. El futuro de los agricultores está en juego, nuevamente, y debíamos introducirnos en los pasillos del de la Comisión y el Parlamento Europeo, la Representación Permanente de España ante la UE (REPER) o la organización europea que agrupa las cooperativas y entidades agrarias (COPA-COGECA) si queríamos conocer de primera mano hacia dónde camina la PAC, y de paso, trasladarles los intereses de los agricultores y ganaderos castellano-manchegos.

Pero antes de sumergirnos en el complejo concepto de la Política Agraria Comunitaria, es recomendable tener presentes varias cuestiones.

Seguir leyendo »

Promoviendo comunidades y entornos sostenibles

Desde el año 2008, el tercer martes de marzo, la Federación Internacional de Trabajadores y Trabajadoras Sociales (FITS), reunidos en Asamblea General en Salvador de Bahía (Brasil) decidieron, por unanimidad, celebrar todos los años el Día Mundial del Trabajo Social. Una ocasión para visibilizar el valor y la contribución que los y las trabajadoras sociales hacen diariamente en todas las partes del mundo.

Este año, la celebración se sustenta en el lema “Promoviendo comunidades y entornos sostenibles”, apoyándose en los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), para poder poner fin a la pobreza en todas sus formas. En el mundo, más de la mitad de la población habita en zonas urbanas, y se presume que para 2050 esta proporción haya aumentado hasta los dos tercios, aproximadamente 6.500 millones de habitantes.

Los procesos migratorios de los que estamos siendo testigos, y Castilla-La Mancha es buena prueba de ello, están íntimamente relacionados con la pobreza, combatirla es tarea de todos, por supuesto del Gobierno regional, pero también de todos los responsables de las políticas nacionales, regionales o locales y, desde luego, de la sociedad civil y de los profesionales.

Seguir leyendo »

El Trabajo Social como compañero de viaje

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Trabajo Social, voy a hablar del Trabajo Social y no de los servicios sociales. El Trabajo Social en mi quehacer diario empieza cuando una persona acude a mi despacho, en la mayoría de ocasiones para que le “expenda” alguna prestación o servicio, del tan traído y llevado Sistema Público de Servicios Sociales. Se establece así una relación, que a juicio del usuario, finalizaría en el momento mismo de formular la demanda, o de aportar todos los papeles que acreditan la posibilidad de acceso a un recurso.

Sin embargo, el Trabajo Social se basa en la relación interpersonal con el usuario, en ese adentrarse en su mundo, estableciendo una relación de igual a igual, mediante la empatía, el respeto y el compromiso, ayudando a reconstruir el relato de su vida, a desvelar lo velado, a conectar acontecimientos que formaron islotes en su pasado y a hacer una nueva lectura del presente, sirviendo sólo de bastón eventual, para dar un paso firme hacia el futuro.

Las trabajadoras sociales acompañamos en este proceso de cambio, respetando el ritmo de la persona y  ayudando a abrir ventanas para que puedan ver su realidad desde otro lugar y puertas para que puedan emprender distintos caminos, en conexión con su entorno. En definitiva, ayudamos a redescubrirse y a abrazar sus potencialidades y sus limitaciones.

Seguir leyendo »

La educación es la base de la igualdad

Todo cambio social pasa por la educación. La sociedad que queremos se gestará en la escuela que construyamos y se fundamentará en la educación que ofrezcamos. Si queremos una sociedad desigualitaria, injusta, regresiva, con oportunidades para una minoría; si queremos una sociedad individualista, con escasas convicciones democráticas, solo tendremos que olvidarnos de la educación; pero si queremos una sociedad en progreso, en que todas las personas sean iguales y, consecuentemente, tengan las mismas opciones para realizar sus sueños, una sociedad justa, solidaria y cohesionada, el conjunto de nosotros y nosotras estamos convocados a la tarea de educar.

El proyecto educativo de Castilla-La Mancha es un guión en que cada miembro de la ciudadanía tiene un papel que desempeñar para poner, en la escena de la realidad, el desarrollo y el bienestar. Debemos participar, porque, de eso, depende el éxito del proyecto.

Pero la educación no es solo una responsabilidad social y moral colectiva, sino que es también un derecho cuyo ejercicio debe prolongarse a lo largo de toda la vida. De acuerdo con esta convicción, es imprescindible posibilitar una escolarización desde edades tempranas que se extienda, como opción, a lo largo de todo el itinerario vital, para que cualquiera que así lo decida, se reincorpore al sistema en busca de un nuevo impulso para sus expectativas y anhelos.

Seguir leyendo »

El cine y el imaginario colectivo (y III)

Federico Fellini en el rodaje de 'Amarcord'

Recuerda, desocupado lector, que quedé, en mi anterior crónica, dándote cuenta de mi búsqueda del sentido de la vida (o de un sentido para mi vida) en el cine de autor. Sin embargo, de manera paralela, y con mucha mayor pujanza comercial y popular, avanzaba el cine de consumo, que creaba la ilusión de un mundo chispeante de ensalmo y forzada elegancia, bálsamo lenitivo que hacía que se aceptara, resignadamente, una realidad opresiva que había naturalizado la desigualdad. Vi este cine – y lo sigo viendo- con la luz de la mirada de Michel Foucault.

La presentación del mito cinematográfico como una oposición binaria de la aparente resolución de un conflicto social, como pretendía el estructuralismo de Levi-Strauss fue revisado por la perspectiva postestructuralista de Foucault, de quien aprendí que este tipo de cine es una construcción discursiva al servicio de la creación de una genealogía del poder, que equivale a decir que el cine de masas (el que va desde Cecil B. de Mille hasta Steven Spielberg, pasando por Elia Kazan, uno de los grandes traidores durante el macartismo) no es más que un modo de entontecer, de propiciar la sumisión, la obediencia servil a las clases poderosas por medio de ensoñaciones estériles y, llegado el caso, por medio de la paranoia colectiva.

Pero la delación 'foucaultinana' de un determinado cine al servicio del poder había tenido un antecedente, igualmente crítico, en el pensamiento marxista. El enfoque psicológico de Lev Vigotsky y Boris Eikhenbaum permitió acuñar el término 'dialogismo interno' para nombrar un flujo de la conciencia, originado en la niñez, y adormecido por el cine de consumo como un procedimiento de alienación. De este modo, el dialogismo interno funcionaría como una lucha de opósitos en que los dos cines, el de autor y el de consumo, se enfrentan para que el sujeto despierte de su alienación o permanezca en su letargo, dependiendo de su percepción del signo cinematográfico, que es susceptible de mostrarse en esa doble naturaleza social a la que Mijail Bajtin llamó 'multiacentualidad'. Esta lectura metacinematográfica le cabe, entre sus mútiples hermeneusis, por ejemplo, a 'Alrexander Nevsky ' de Serguéi Einsenstein.

Seguir leyendo »

Un izquierdista llamado Alonso Quijano

El Quijote era de izquierdas porque Cervantes fue sobre todo un hombre escéptico al final de sus días. Toda esa aventura vital tan intensa y a veces desgarradora que le llevó de un lugar a otro impulsado por las ventiscas negras de aquel tiempo de oro no podía llevar a aquel hombre más que al  escepticismo, y es de ese escepticismo del que sale o nace un izquierdista utópico como el Quijote.

Locura e inocencia maridada en una mirada de cristal limpia que casi podía mirar con sus ojos al sol. Qué magnifica contradicción que el fruto del escepticismo melancólico sea la utopía de la inocencia, la utopía quijotesca, la lucha poética contra el poder de todo tipo. La derrota está servida, y por más que el agrandamiento de la melancolía, como estado superior de la ensoñación, lleve a la utopía quijotesca, esta no es mas que otro estadio fallido en el que los sueños se mezclan con el agua. La derrota como ironía.

A su lado Cervantes colocó a un gañán llamado Sancho Panza, que era más o menos de derechas, y los puso en órbita por un país llamado La Mancha, quizás aún hoy el lugar más exótico de la península. Un mar seco donde la tierra y el cielo forman una boca muy ancha en el horizonte, que se come las nubes y los trenes que trazan la línea recta del olvido, un país que es atravesado por un acueducto franquista que se lleva el agua del Tajo a un lugar imaginado donde se pierde, unas cuantas autovías de nombres extraños y una red de alta velocidad con trenes de hielo.

Seguir leyendo »

Matricúlate en la pública

En este año 2107, un año más miles de familias decidirán en qué centro matriculan a sus hijos e hijas. La red de centros públicos está presente en todos los lugares de nuestra región dando una respuesta educativa de calidad y en condiciones de equidad independientemente del lugar en el que las familias residen.

Los centros educativos públicos, sus infraestructuras y ubicación no responden a la lógica mercantilista de la oferta y la demanda, sino a las finalidades de un Sistema Público de Enseñanza que pretende que todo el alumnado de nuestra Comunidad tenga acceso en condiciones de equidad a una enseñanza de calidad. En este sentido, todos los centros escolares públicos han de responder a los mejores estándares de calidad.

Por eso, desde Izquierda Unida reivindicamos la matriculación en la educación pública como un acto consciente de puesta en valor de este derecho y servicio público fundamental y necesario. Estar en la enseñanza pública es la manera más elemental, sencilla y sincera de defenderla.

Seguir leyendo »

Carta abierta al alcalde de Orgaz por los quintos

Foto: Facebook Ayuntamiento

Estimado Señor Villarrubia, me llamo María y soy una ciudadana castellanomanchega que ha observado desde fuera la polémica que han suscitado las copillas que se cantan en su pueblo. No le voy a engañar, Señor Alcalde, soy feminista. Es decir, quiero lo mismo que tienen los hombres para las mujeres. Lo mismo. Ni más, ni menos. Mismos derechos, mismos salarios, misma protección. Me imagino que al igual que le sucede a usted, que querrá lo mismo para nuestros hijos y para nuestras hijas, para nuestros hermanos y para nuestras hermanas, para sus vecinas y para sus vecinos.

Sé que en pueblos de la región como del que es alcalde se organizan las fiestas de los quintos, donde hay momentos de diversión en los que se cantan coplillas u otro tipo de canciones populares. Algunas de estas fiestas las he vivido en primera persona. Sin embargo, me apena decirle que lo que nunca me he encontrado es un contenido tan ofensivo en las canciones de una fiesta popular como las de Orgaz, y eso es algo preocupante. Porque, señor Villarrubia, el tema de las copillas de su pueblo ya no es un tema que se limite a lo machista o no, sino que pasa a ser un tema que es cuestión de respeto -o más bien de carencia del mismo-.

En nuestros pueblos, ciudades, en nuestras sociedades, hay una serie de reglas, a veces tácitas que todos entendemos que existen sin necesidad de hablarlas, cuya función precisamente es evitar problemas y conflictos entre las personas que compartimos y cohabitamos los mismos espacios. Por ejemplo, se me ocurre, no hacer una fiesta en la calle un día entre semana hasta la madrugada; o, no aparcar en los vados de los vecinos. Una de estas reglas que también existe y que, en teoría no debemos infringir para tener una buena convivencia, es la ofensa gratuita hacia los demás ya sea a través de la palabra o de cualquier otra acción. Es decir, el hecho de hacer daño consciente y buscado a las o los demás. Estaremos de acuerdo en que es una práctica muy poco amable y muy poco cívica hacer algo así porque tenemos que intentar como vecinos y vecinas cuidarnos y respetarnos. Y en ese marco del respeto entre las personas no deberían caber las palabras feas como los insultos y palabras malsonantes que además son entonadas en público.

Seguir leyendo »

Si nuestras vidas no valen pues produzcan sin nosotras

La organización #NosotrasParamos, creada por miles de mujeres de 35 países, ha convocado un paro internacional de mujeres para el 8 de Marzo, y desde Podemos Castilla-La Mancha queremos sumarnos y apoyar esta convocatoria.

Este 8 de marzo las mujeres del mundo nos unimos en forma de bloqueo y desafío, en un grito común donde estamos nombrando muchas cosas. El paro se ha ido construyendo en muchas lenguas y singularidades, viene de todo un recorrido de protestas y dando espacio a diferentes reclamos; desbordando la cuestión laboral, aún sin dejarla de lado, la multiplica dando forma a una realidad histórica. Ese mismo grito se escuchó hace año y medio en Argentina y Chile en la mayor manifestación de la historia de ambos países, resonando en todo el mundo: #NiUnaMenos. También bajo el nombre de "Lunes Negro" cientos de miles de mujeres se manifestaron en Polonia para parar una iniciativa que vulneraba los derechos sobre sus cuerpos. Ya en 2017, el pasado enero, la marcha en Washington contra Donald Trump arropada por 616 "marchas hermanas" en todo Estados Unidos y en el resto del mundo. O en nuestro país con las marchas de la 7N Plataforma Feminista contra las Violencias Machistas.

Durante el siglo XX las mujeres hemos irrumpido en todos los ámbitos del saber y del trabajo, gracias a la incansable labor del movimiento feminista. Hoy podemos reconocer el fruto de su legado y admitir que nuestra presencia es importante y beneficiosa para el conjunto de la sociedad. Hemos venido para quedarnos, aunque sabemos que el camino no es fácil.

Seguir leyendo »

La perspectiva de género en la práctica del Trabajo Social

En septiembre de este 2017 se cumplirán veintidós años de la celebración en Pekín de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, seguramente la más emblemática que las Naciones Unidas ha celebrado en favor de la mujeres y de la igualdad de género, consagrándose en la también denominada Cumbre de Beijing la estrategia de transversalidad como instrumento para que todos los niveles sociales, tanto verticales como horizontales, y especialmente aquellos relacionados con la toma de decisiones, se vieran impregnados por el principio de igualdad de género.

Para poder combatir eficazmente la desigualdad estructural que discrimina a las mujeres y que perjudica a la sociedad en su conjunto, siendo la violencia de género la manifestación más cruel y dramática de esas desigualdades, es necesario entender los resortes que la sustentan como también su multidimensionalidad. Además, debemos ser conscientes de que nuestras intervenciones como profesionales del Trabajo Social pueden contribuir a la erradicación de las desigualdades, pero también a reproducirlas y a perpetuarlas.

Así, resulta útil, por no decir indispensable, la integración de la perspectiva de género en la práctica del Trabajo Social; con ella no sólo detectaremos los factores de desigualdad vinculados al género así como otros que se unen a esta situación, provocando discriminaciones múltiples que hacen aún más vulnerables a las mujeres que las padecen (a la cuestión de género se unen otras circunstancias que refuerzan las desigualdades, como la edad, la ruralidad, la nacionalidad, la discapacidad, la orientación sexual, el riesgo de exclusión, la explotación sexual, etc.), sino que también podremos actuar más eficazmente contra los estereotipos de género. Por otra parte, especialmente en el ámbito del trabajo comunitario, no debemos olvidar que el género es un concepto que va más allá del de mujer, de manera que para poder superar los obstáculos del denominado sistema del patriarcado que da soporte al machismo, es preciso actuar tanto con las mujeres como con los hombres, a través de la autonomía, la participación y el empoderamiento y del fomento de nuevas masculinidades, rompiendo con el modelo masculino hegemónico.

Seguir leyendo »