eldiario.es

Menú

¿Defensores de la legalidad acosados? El caso de Talavera de la Reina

Palomarejos Golf

Es evidente que en determinadas zonas de nuestro país se produce una cierta connivencia entre algunos intereses económicos y responsables de la administración y del aparato judicial. Muchos de los casos de corrupción urbanística y política que se han descubierto en los últimos años se caracterizan por mantener esos lazos.

También en muchas ocasiones se da la paradoja de que asociaciones y entidades ciudadanas cuyo fin principal es la conservación de la naturaleza y la defensa de la legalidad urbanística se ven perseguidas por denunciar el incumplimiento de la ley.

Esto puede estar ocurriendo en Talavera de la Reina (Toledo), donde Ecologistas en Acción ha venido denunciando ante la opinión pública y en los tribunales de justicia numerosas irregularidades que afectan fundamentalmente a la legalidad urbanística.

Seguir leyendo »

El cine y la fantasía (y IV): sobre los ángeles

'El cielo sobre Berlín', de Wim Wenders

De pronto, la soledad. ¿Qué se hizo de los amigos que fiaron su vida a un sentimiento? ¿Qué del amor eterno jurado en una fiesta de fin de curso? ¿Qué del efímero rutilar de las estrellas del conocimiento, de la sensibilidad, de la ejemplaridad, de mis profesores, ídolos caídos u hombres muertos? “Sous le pont Mirabeau coule la Seine…” Súbitamente, recordaba los versos de Apollinaire. Sin transición, sin más condición ni conducho que la del estudiante pobre, me vi, perdido y solo, sobre el viaducto de Segovia, en mitad de la ciudad. En irreverente desprecio por el ‘spleen’ de Madrid, las autoridades habían pertrechado este espacio que congregaba tantas melancolías con unos parapetos de cristal, de tal manera que el vacío podía verse pero era imposible precipitarse sobre él.

Me volví, desde la calle Bailén hacia la Plaza de España, y, desde allí, errante, recorrí la calle de la Princesa. Juré frente al Palacio de Liria. Recordé a Luis Rosales al pasar por la calle Altamirano, y, cerca ya de la plaza de la Moncloa, me vi frente a una librería de viejo a la que accedí de manera maquinal, en acto casi reflejo.  Hacinados en resmas, reposaban ejemplares de cuentos de hadas ilustrados con dibujos despersonalizadamente arquetípicos. No lejos de ellos, otro montón, en este caso de tebeos ajados del Capitán Trueno y del Jabato, sin más atención que la que les dispensaba el polvo y la luz que los decoloraba. ”Demasiado tarde”, pensé. Demasiado tarde para casi todo. Demasiado tarde para la fantasía. Demasiado tarde para las hadas.

En mi panorámico repaso de los tejuelos, me encontré con un libro de Francisco Gómez Porro, ‘La conquista de Madrid’, un volumen en que el escritor manchego reflexiona sobre el flujo de migrantes que llegan a la capital en busca de un escenario para poner en escena una vida. Salí de la librería y, arrastrado por el deseo de leer el libro recién adquirido (no recuerdo si por compra o hurto), me metí en el Restaurante Manolo, donde, con un café de por medio, me dejé arrastrar por la insinuante prosa de Gómez Porro, que se movía, como yo mismo, como mi propia vida, en ese espacio quijotesco que media entre la realidad y la fantasía. ¿Era ese el último reducto de la infancia de quienes han perdido la infancia, acaso para siempre? ¿No me quedaba más recurso que admitir mi condición de condenado al ostracismo por sentencia firme de la edad adulta?

Seguir leyendo »

Francia y el letargo de Europa  

EFE

Durante la mayor parte del siglo XX, Francia ha ejercido de abanderada europea en materia de reformas progresistas y consolidación del Estado del Bienestar. Sin embargo, y como le sucede a la mayoría de países de su entorno, desde la entrada en la crisis allá por 2007, el estado francés no levanta cabeza.

Buena prueba de ello es la sucesión de presidentes muy por debajo del nivel de su ciudadanía. Desde hace una década asistimos a una concatenación de gobiernos que viran desde la cuasi extrema derecha con Nicolás Sarkozy, pasando por la pseudo izquierda de François Hollande -que pasará a la historia como un mandatario gris, sin apenas iniciativa y cuya legislatura ha hecho pocos guiños sociales o ninguno-, hasta llegar a Macron que, sin apenas trayectoria política, se ha convertido en el presidente más joven de la historia del país.

Mucho ruido y pocas nueces para un hombre que, exceptuando la victoria que le ha otorgado su condición de ser “el menos malo” frente a Marine Le Pen, provoca una enorme incertidumbre y desconfianza.  Solo hay que reflexionar sobre la realidad detrás de la  exagerada euforia que supuso su triunfo electoral: sumados los votos prestados del resto de partidos democráticos,  el nuevo presidente alcanzó tan “solo” el 66%, frente al 33% de Le Pen, que únicamente contaba con el voto de sus afines.

Seguir leyendo »

Desmontando mitos sobre educación pública, libertad de elección de las familias y otros

Leo en redes sociales algunas reacciones del PP ante mociones que se presentan en ayuntamientos para conseguir un pacto por la educación consensuado con la comunidad educativa, y así evitar los vaivenes que nuestro sistema educativo sufre cada vez que se produce un cambio de Gobierno en nuestro país al propiciar, también, una modificación de las leyes educativas, con el consiguiente perjuicio para el propio sistema, para los sectores de la comunidad educativa y para la ciudadanía en general.           

Lo que más me sorprende de los comentarios que se vierten no es la falta de apoyo de los concejales del PP a estas mociones, pues su ideología neoliberal de "más mercado y menos Estado" se articula en que todo se puede comprar y vender, también la educación, sino las afirmaciones que manifiestan sobre aspectos de la educación sin ningún rigor, basadas en ocurrencias, prejuicios retrógrados, o el desconocimiento teórico y práctico del ámbito educativo.

Da igual, hay que generar "opinión" sobre la educación, aunque sea sin argumentos contrastados y constatados, desde la más absoluta ignorancia sobre los temas a comentar.   

Seguir leyendo »

Trabajo social y tecnofobia

Imagino que has oído últimamente: “Se acabó el trato personalizado, los robots nos van a dejar sin trabajo, los 'smartphone' nos están atontando y distanciando”. 

¿Alguna excusa más? Todo esto tiene un nombre: miedo. El miedo a enfrentar una realidad digital que desconocemos, que nos genera incertidumbre, y esto, motivador para unos pocos, crea temores en muchos otros. 

Estamos en la Sociedad de la Información y la Comunicación, donde los avances tecnológicos, en particular desde la llegada de internet, han cambiado nuestra realidad.

Seguir leyendo »

El ‘¡Basta ya!’ de los dependientes a García-Page

Ya hemos renunciado a pedir responsabilidades a la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez. Ya hemos comprobado su ineficacia, falta de aptitud y conocimiento para solucionar todos los problemas que sufren, día a día, las personas en situación de dependencia y sus familiares. Tenemos asumido que lo único a lo que se dedica y para lo que sigue atornillada en el sillón de su despacho es para realizar giras fotográficas por todo nuestro extenso territorio regional y continuar con las políticas que inició el anterior gobierno de Cospedal y su Consejero José Ignacio Echaniz.

La última denuncia que nos ha llegado a nuestra Plataforma muestra la desgarradora situación de miles de dependientes. Una madre llorando porque la habían obligado a sacar a su hija, con una enfermedad degenerativa terrible, para ir al juzgado correspondiente para dar el poder a su procurador e iniciar un recurso contencioso-administrativo ante la reclamación de cantidades cobradas de forma supuestamente indebida que le reclama la Consejería de Bienestar Social. Una situación lamentable, terrible e inhumana para una persona gran dependiente y sus familiares.

Esto se está repitiendo caso a caso con este colectivo, a quien se está obligando a acudir a los tribunales para defender unos derechos que desde la propia Consejería saben que están siendo vulnerados como están reconociendo las sentencias que dan la razón a todos los dependientes. No podemos olvidar, ni olvidaremos nunca, la cruel reclamación que recibió la madre de Jomián, el niño gran dependiente que falleció, reclamándole el dinero que había utilizado para incinerar a su hijo porque no se había utilizado como emergencia social. Recordamos, y muy bien, cómo los que ahora nos gobiernan salieron a criticar la actitud inhumana de los anteriores responsables por esa reclamación.

Seguir leyendo »

Mi ciudad se muere

Playa Los Arenales

En el año 1993 el ensayista Predrag Matvejevic, autor del ‘Breviario Mediterráneo’ escribió una serie de artículos sobre la guerra de los Balcanes. Era un intento vano de exorcizar la catástrofe que caía sobre aquella tierra de belleza fuerte. Uno de aquellos artículos, titulado ‘La virtud de un puente’, estaba dedicado al puente viejo de la ciudad de Mostar, su ciudad natal. Ya se habían destruido siete puentes en Mostar y sus alrededores, pero el más antiguo de todos seguía en pie, era el que había dado nombre a la ciudad: en lengua serbocroata Mostar quiere decir puente viejo. Sobre esto escribía Matvejevic entonces. Finalmente aquel bello puente de piedra blanca sobre el Neretva de aguas verdes fue destruido.

Este artículo que escribo ahora es deudor de aquellos artículos de Matvejevic, que yo leía entonces en los tórridos veranos de T. junto a otro viejo puente a las orillas del T. Sobre y por debajo de sus palabras me he inspirado para decir o escribir casi lo que no se puede decir o escribir. Que mi diagnóstico no se cumpla. La brevedad me exige meter todas las palabras en una jaula -porque así escapan y vuelven desde sí a sí mismas-. El espacio de una jaula es más un espacio imaginado que real, y esta es una jaula de aliento, una jaula dibujada en el cristal empañado. La mayoría de las grandes tragedias son lentas y silenciosas, subterráneas, imperceptibles.

Mi ciudad se muere. Se llama T. Muchas ciudades se mueren lentamente. Hagamos una lista de esas ciudades ¿La mía? ¿La tuya? Si conoces alguna pequeña ciudad que se adormece para morir dímelo, os interpelo a ello, a guardar el nombre en la boca y en la memoria. Mi ciudad se llama T. y el río muerto que la baña se llama T. una letra de dos trazos, a veces cruzados, otras el trazo clavado a la tierra soporta el peso del otro, interpuestos, trabados. Diría ahora que el peso del cielo es soportado por un poste o rama. La T es una letra donde lo vertical y lo horizontal se conjugan y se armonizan. Es la letra de las encrucijadas y a la vez una letra de frágil equilibrio. Un ligero movimiento la tira al suelo. Sólo me he quedado con esa letra para guardar todo el nombre. Una reliquia en vez de un nombre, un trozo de nombre arrancado al nombre, como cuando se arranca una rama de un sauco para cubrir del frío el frágil planto de una mata de violetas, o un pegote de arcilla para modelar un disco o un vaso muy tosco con el que beberte el sol.

Seguir leyendo »

El cine y la fantasía (III): sobre las hadas

'Tideland', de Terry Gilliam

En mi camino de retorno hacia la fantasía comprobé cómo en la década de los 90 el mundo caminaba paralelamente hacia la sociedad red, convertido en una especie de anciano nonagenario, carente de esperanza y mermado de memoria, que buscaba, en un tipo de cine tan viejo y manido como el siglo en ese punto, un entretenimiento banal que se concretaba en producciones como ‘La bella y la bestia’ (1991), de Gary Trousdale y Kirk Wise, típico producto acomodaticio de la factoría Disney; ‘Hook’ (1991), de Steven Spielberg, película a la que cabe los mismos calificativos que la anterior, con la única diferencia de contar con el sello de su realizador; ‘Por siempre jamás’ (1998), de Andy Tennant…

Me desperté del tedio de la grandilocuencia y el empalago  de los títulos de esta década con tres largometrajes: ‘El secreto de la isla de las focas’ (1994), de John Sayles, una elegía tan mágica como reflexiva sobre la ausencia; ‘El detective y la muerte’ (1994), de Gonzalo Suárez, que expone la lectura fílmica que el gran realizador asturiano realiza, sin concesiones, de ‘La reina de las nieves’ de Andersen, a medio camino entre el código visual del cine negro y el misticismo de Dreyer; y ‘La vida es bella’ (1997) de Roberto Benigni, un alegato del peso de ese deseo tan entrañado como universal de perpetuar la infancia, o, al menos, de salvaguardarla del horror y de la perversión.

Cuando alboreaba el nuevo milenio, yo había pasado la frontera de la cuarentena, un tiempo de derrotas y de renuncias donde los recuerdos comenzaban a pesarme más que los anhelos. Tal vez por eso miré hacia atrás buscando un anclaje al que asirme para continuar con un viaje retrospectivo en el que arrastraba ya el cansancio vital de los años y el recelo de eso que llamamos madurez. Y, en esa mirada, me encontré con ‘Eduardo Manostijeras’ (1990), de Tim Burton, una reivindicación de la diferencia desde los ojos y las emociones de los niños. Seguí la trayectoria de este creador, que había despertado mi extrañamiento, y comprobé cómo, para él, la infancia, vista desde la madurez, es el espacio mítico de los expatriados; títulos como la temprana ‘Vincent’ (1982), ‘La novia cadáver’ (2005), ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ (2005), ‘Alicia en el País de las Maravillas’ (2010) o ‘El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’ (2016), así me lo confirmaban.

Seguir leyendo »

Castilla-La Mancha, siempre adelante

Europa Press

Cada 31 de mayo, en Castilla-La Mancha conmemoramos  la constitución de nuestro primer Parlamento Autonómico, surgido de la voluntad de los ciudadanos libremente expresada, y con la misión de convertir en una realidad fecunda una Comunidad Autónoma de rica historia  y una creciente conciencia identitaria.

Con el correr de los años, Castilla-La Mancha ha conseguido  demostrar a propios y extraños que la gestión cercana a los ciudadanos, que la asunción creciente y ordenada de nuevas competencias, que el uso racional de la capacidad legislativa que la Constitución y las leyes otorgan, es un instrumento fundamental para que el desarrollo económico, el progreso social, y el esfuerzo inversor se distribuyan de una forma más equitativa por toda la Nación.

No ha sido fácil. Nacimos como una comunidad nueva que reunía a cinco provincias  con una marcada identidad  que jamás se habían sentido incómodas en su pertenencia a España. Permanente cruce de caminos y encuentro de viajeros, si en algo nos sentíamos uno era en la realidad secular de abandono. Tremendamente afectados por la emigración brutal de los años cincuenta y sesenta, anegadas nuestras tierras por embalses administrados en, por y para otros territorios, condenados al secano y a que nuestros mostos produjeran vinos de calidad en otras regiones, ni siquiera teníamos una lengua diferencial que nos permitiera exigir privilegios o velocidades de crucero en el desarrollo del autogobierno. Tampoco acumulábamos una masa de votantes decisoria en la formación del gobierno en Madrid.

Seguir leyendo »

Castilla-La Mancha: lo mejor de nosotros

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy

Fue un 31 de mayo de hace 34 años cuando Castilla-La Mancha echó a andar tras la constitución de sus primeras Cortes Regionales. Hoy celebramos aquel hito como una sociedad que comparte un importante legado a la vez que un mismo objetivo de futuro. Tras un fecundo periodo de avances sociales, económicos, culturales e institucionales, se puede decir que el camino ha merecido la pena.

Castilla-La Mancha es una región con carácter y orgullosa de sus raíces comunes, de los logros obtenidos. Puede que los nuevos tiempos nos reclamen un tipo de respuestas distintas en algunos aspectos cotidianos, pero hay algo que no ha cambiado, que nos exige y nos exigirá siempre lo mejor de nosotros mismos: la responsabilidad de seguir avanzando.

El Partido Popular, que fue la formación más votada en las últimas elecciones municipales, regionales y nacionales, apuesta decididamente por el desarrollo. Es de justicia reclamar una región en la que el compromiso y el sacrificio de la sociedad se vean justamente recompensados. Esta comunidad no debe conformarse con mirar desde el furgón de cola cómo el resto del país bate récords en reducción de paro y avance económico.

Seguir leyendo »