eldiario.es

Menú

"Hay que intentar que la gente se reúna aunque sea para tomar café"

Carmen Conesa es directora teatral, actriz, animadora sociocultural y bibliotecaria del Ayuntamiento de Breña Alta, institución en la que viene desarrollando, desde 1992, una importante labor social con los jóvenes. Se queja del individualismo que están imponiendo las nuevas tecnologías.

- PUBLICIDAD -
Carmen Conesa trabaja en el Ayuntamiento de Breña Alta desde 1992. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Carmen Conesa trabaja en el Ayuntamiento de Breña Alta desde 1992. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Es un  todoterreno. Con la misma profesionalidad dirige una obra de teatro que realiza tareas de electricista sobre un escenario. Carmen José Conesa Rute es directora teatral, actriz, animadora sociocultural  y bibliotecaria del Ayuntamiento de Breña Alta, institución en la que viene desarrollando, desde 1992, una importantísima labor social con los jóvenes. “Muchos se pasaban horas en la calle o en sus casas botados sin hacer nada, y poco a poco, a través del teatro y la biblioteca, los he ido sacando de esa situación”, ha recordado a La Palma Ahora.

Carmen es natural se Santa Cruz de La Palma, donde reside, pero se siente “hija adoptiva de Breña Alta”. Desde los años ochenta comenzó a formarse en la Escuela de Teatro de la capital con Pilar Rey y Antonio Abdo, y en 1992 fundó el grupo de teatro La Máscara, que dirige. “En Las Palmas me dijeron en una ocasión que era la Nuria Espert de Canarias y que tenía que salir fuera, pero yo quiero trabajar en La Palma haciendo lo que me gusta, que es el teatro; el trabajo que desarrollo me llena totalmente”, asegura.

El Ayuntamiento de Breña Alta le hizo un reconocimiento el pasado mes de febrero por la labor desarrollada en el municipio en favor de los jóvenes. “Lo primero que hago con ellos es educarlos, formarlos como personas y después trabajar en grupo”, explica. “La juventud ha evolucionado para mejor, pero con las nuevas tecnologías se ha vuelto más individualista, por eso creo que hay que hacer grupos de teatro, de baloncesto y de lo que sea; tenemos que intentar volver a reunir a la gente aunque sea para tomar un café”, dice.

Pero Carmen no solo trabaja con jóvenes, también lo hace con niños, personas de la tercera edad y usuarios del Centro Ocupacional La Destiladera. Las actividades que organiza van desde talleres de teatro hasta campamentos, pasando por manualidades, campos de trabajo, zarzuelas o loas. También dirige una singular representación de la Pasión de Jesús que es única en La Palma. “Yo digo que soy un  todoterreno, que hago lo que me echen, porque lo mismo decoro, que hago de electricista o imparto informática en los telecentros”. Cuenta como anécdota que “hasta he enseñado a hacer una cama con un palet a un joven, porque me dijo que no tenía ninguna”. “Me enriquezco con las vivencias que comparto con la gente, me lo paso bien, y creo que ellos conmigo también, hay un vínculo, un grupo”.

Nunca le ha preocupado la forma sino el contenido, y por esto viste de manera informal, con prendas cómodas. “Soy un poco desastre vistiéndome, pero me siento a gusto porque soy yo”, afirma. Le apasionan la agricultura, los animales, la naturaleza, la pesca… “y lo que más que gusta es La Palma”, recalca con orgullo. Carmen, mujer enérgica y vital, que rehuye los protagonismos y los primeros planos, se ha ganado el aprecio de los breñuscos. Siempre está dispuesta a echar una mano, y las dos. Es un pilar en Breña Alta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha