eldiario.es

Menú

NC demanda un plan de desarrollo integral para la comarca del noroeste La Palma que le permita “salir del retroceso”

Señala que la comarca, "comprendida por los municipios de Tijarafe, Puntagorda, Garafía y Barlovento, sufre una grave situación de estancamiento económico", como consecuencia de "la falta de infraestructuras y de oportunidades laborales".

- PUBLICIDAD -
En la imagen de archivo, Román Rodríguez (c) con dirigentes de Nueva Canarias en La Palma.

En la imagen de archivo, Román Rodríguez (c) con dirigentes de Nueva Canarias en La Palma.

El portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Parlamento, Román Rodríguez, ha presentado una Proposición No de Ley instando al Gobierno regional “realizar un  Plan de Desarrollo Comarcal del Noroeste de La Palma que implique a las administraciones locales y a los agentes económicos y sociales, basado en programas de carácter cuatrienal y en una ficha financiera que le permita salir de su situación de retroceso, generando nueva actividad económica y empleo”, señala NC en un comunicado. 

Para Román Rodríguez, la comarca noroeste de La Palma, “comprendida por los municipios de Tijarafe, Puntagorda, Garafía y Barlovento, sufre una grave situación de estancamiento económico”, como consecuencia de “la falta de infraestructuras y de oportunidades laborales que frenan la economía de estos municipios palmeros, lo que se ve reflejado en su constante pérdida de población”. 

“Tal es así”, subraya, “que en los 231 kilómetros cuadrados (km2) de la superficie de la comarca -1/3 de la superficie insular- vive tan sólo un 9,9% de la población total de la Isla, con una pérdida de un 10% de la población en la última década, destacando en este retroceso el municipio de Garafía que continúa perdiendo población a un ritmo más acelerado, dado que desde el año 2000 hasta la actualidad ha sufrido un descenso del 20% de su población, contando en la actualidad con tan sólo 1.607 habitantes, la cifra más baja de los últimos 60 años”. 

“Hablamos”, añade Román, “de una comarca que encabeza el ránking de pobreza en el Archipiélago, pues mientras en Canarias la renta media anual se encuentra en 26.207 euros, en el caso de estos municipios ninguno supera los 16.000 euros, colocándose en el vagón de cola y entre los 10 con menor actividad económica de las Islas”. “Caso especial es Garafía”, indica el portavoz de NC en el municipio, Argelio Hernández, que con una renta media anual de tan sólo 13.420 euros es el municipio más pobre de Canarias y entre los menos desarrollados de España”. 

En la nota de NC se apunta que “la lacra del desempleo también golpea a los vecinos de esta comarca”. Según datos de “la EPA (Empleo de Población Activa)  del cuarto trimestre de 2016”, añade, “hay 774 personas en la cola del paro, lo que viene a significar un 32,73% de su población activa. Esto es, casi 8 puntos porcentuales por encima de la tasa de paro media en Canarias que en esa misma fecha se situaba en el 24,90%. Y aquí vuelve a destacar el municipio de Garafía que, con una tasa de paro del 38,88%, atraviesa una situación socialmente insostenible”. 

Esta comarca palmera, indica, “se encuentra también con una tasa de envejecimiento de la población de un 26%, 11 puntos por encima de la media de Canarias que es del 15%, de los cuales una gran mayoría trabajaron en las actividades agrarias por cuenta propia, por lo que en la actualidad cobran pensiones no contributivas. Aquí vuelve a destacar el municipio de Garafía (30.49%) que junto a Barlovento (29.32%), encabezan la tabla de envejecimiento poblacional en Canarias”. 

A todo ello “se une”, continúa Argelio Hernández, “la “carencia de unas infraestructuras adecuadas que posibiliten el desarrollo socioeconómico de la Comarca Noroeste de La Palma, pues las comunicaciones siguen siendo una de las asignaturas pendientes, por lo que demandamos financiación para los proyectos del cierre del anillo insular -tanto en el tramo Franceses–Cruz Castillo, como en el nuevo trazado de Llano Negro a Las Tricias-, y para la mejora del trazado de la carretera que une el Valle de Aridane con Puntagorda”. 

Estos datos “vienen a demostrar”, manifiesta el portavoz de NC, “que en esta comarca rural económicamente deprimida, a los fenómenos de despoblamiento se une el envejecimiento de la población, debido a la falta de actividad económica, como consecuencia de una débil industrialización, una base agraria en declive y un incipiente desarrollo del turismo rural”, lo que “unido a la carencia de unas adecuadas infraestructuras de comunicaciones o el deterioro de los servicios básicos, provoca el traslado de familias enteras a otros municipios de la Isla o de Canarias, así como la emigración de los jóvenes en busca de salidas laborales y para mejorar su calidad de vida”, con lo que estos municipios “corren el peligro de quedarse irremediablemente varados en una marginación callada y silenciosa”. 

De ahí, prosigue, “la necesidad de generar dinámicas de desarrollo con la puesta en marcha de proyectos que, fijándose objetivos de desarrollo económico, social y cultural, abarquen diferentes actividades de intervención económica y social en los ejes y sectores clave de la zona, logrando combinar desarrollo económico, equidad y sostenibilidad”. 

Por todo ello, “desde NC instamos al Gobierno de Canarias para que la comarca noroeste de La Palma sea declarada como un Área de Actuación Especial” y, en consecuencia, “con la colaboración de las Universidades Canarias, se realice un diagnóstico que analice en profundidad la realidad socio-económica comarcal”, entre la que cabe destacar “la creciente pérdida de población, la alta tasa de envejecimiento, los índices de pobreza y marginación, el declive de las actividades relacionadas con el sector primario, la falta de relevo generacional en la actividad agropecuaria, el deterioro o carencia de servicios públicos básicos, etc”. 

Asimismo “planteamos”, concluye Argelio Hernández, “que en base a esta declaración y al diagnóstico realizado, se establezcan los programas y líneas de actuación necesarios para revertir la situación de retroceso que sufre esta comarca, corrigiendo sus déficits estructurales, concretándolos en un Plan de Desarrollo Integral que aporte soluciones que permitan generar nueva actividad económica y crear empleo, mejorando la calidad de vida de la población residente en estos municipios, reduciendo los altos índices de paro, pobreza y marginación existentes, eliminando con ello las causas fundamentales de la pérdida de población”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha