eldiario.es

Menú

El Parlamento aprueba la propuesta del Cabildo de modificar la ordenación turística de La Palma, La Gomera y El Hierro

Todos los grupos, excepto Podemos y Nueva Canarias, han apoyado el dictamen propuesto para modificar los artículos 4 y 8 de la Ley de 2002 sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística.

- PUBLICIDAD -

El Parlamento de Canarias ha aprobado este martes la propuesta del Cabildo de La Palma de modificar la ordenación turística en dicha isla y en las de La Gomera y El Hierro con el rechazo de Podemos y de Nueva Canarias, formación esta última que calificó la norma de "sobredosis" de ley del Suelo.

Todos los grupos parlamentarios, excepto los citados, han apoyado el dictamen propuesto para modificar los artículos 4 y 8 de la Ley de 2002 sobre medidas de ordenación territorial de la actividad turística en las islas de El Hierro, La Gomera y La Palma.

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, defendió un voto particular presentado por su grupo al texto -que fue rechazado- por considerar que CC y PSC han introducido enmiendas sustanciales durante la tramitación del dictamen que cambian sustancialmente el contenido hasta convertirlo "en una cosa distinta a la que planteaba el Cabildo de La Palma".

Entre otros aspectos criticó Rodríguez que se eliminan los límites de crecimiento y de capacidad de carga en dichas islas y se reducen los espacios "hasta lo absurdo", y además "le inquieta" el que "ni siquiera la discutidísima ley del Suelo ha ido tan lejos", pues con la nueva ordenación cabe cualquier tipo de instalación turística en suelos de protección ambiental o agraria.

Habrá "una ristra de hoteles y de campos de golf -hasta 33 actuaciones previstas- con la declaración de interés turístico singular, y entre ellas seis suspendidas por el Tribunal Supremo", reprochó Rodríguez, quien consideró este extremo "un desafío".

La diputada del grupo Podemos Asunción Delgado reclamó que el texto volviese a la comisión parlamentaria correspondiente para abrir un proceso de participación ciudadana y consideró que se quiere repetir en las citadas islas los modelos de turismo de masas del sur de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura.

"Será un suicidio colectivo" para los habitantes de dichas islas por la desaparición de sus valores, atractivos, costumbres y posibilidades económicas a largo plazo, auguró Delgado, para quien se trata de "vender al mejor postor y entregar a fondos de inversión el patrimonio" de La Palma, La Gomera y El Hierro.

Por el contrario el diputado de Agrupación Socialista Gomera, y presidente del Cabildo de dicha isla, Casimiro Curbelo, dijo que a partir de hora estos territorios tendrán más posibilidades para crear empleo y riqueza", y recordó que en los 14 años de vigencia de la Ley de ordenación turística sólo se han creado 6 plazas alojativas en La Gomera.

Curbelo ha defendido la creación de pequeños establecimientos de entre 10 y 40 plazas que se corresponden especialmente con el modelo de El Hierro y La Gomera, además de evitar la penalización a los empresarios que, según entiende, desincentiva la actividad.

"Queremos acabar con la emigración de nuestra gente y estamos legitimados para generar riqueza y empleo, y el turismo es la fuente principal para ello en Canarias", subrayó Curbelo, quien explicó que se creará una comisión de seguimiento insular para verificar la repercusión ambiental de los proyectos.

El diputado del grupo Popular Miguel Jorge opinó que la ley de ordenación turística de 2002 es la historia de un fracaso colectivo y provocó en las tres islas citadas "melancolía, desencanto y aburrimiento", por lo que la nueva modificación supone "un primer paso" que limita la intervención frente a la libertad.

Manuel Marcos Pérez, del grupo Socialista, afirmó que si se escucha a Podemos y Nueva Canarias parece que "hoy nace el apocalipsis" en las mencionadas islas y advirtió de que la estigmatización sobre su desarrollo turístico revela un comportamiento insolidario y desconsideración ante su grave situación económica "con una desproporcionada e injustificada alarma ambiental".

Subrayó que la norma aprobada este martes no pretende sustituir el control medioambiental de los proyectos declarados de interés insular y detalló que en El Hierro, La Gomera y La Palma juntas hay 6.201 camas de hotel, mientras que sólo en Lanzarote hay más de 24.000.

Asimismo, indicó que en Fuerteventura hay 17.530 personas dadas de alta en la Seguridad Social trabajando en el turismo, frente a las 5.816 de El Hierro, La Gomera y La Palma. "Nos parecen unas cifras lo suficientemente contundentes para afirmar que resulta imprescindible la incorporación del turismo a la economía insular de estas tres islas como un elemento de carácter estratégico", dijo.

Por el grupo Nacionalista Canario (CC-PNC) defendió esta modificación el diputado palmero Antonio Castro, quien lamentó el desconocimiento "lamentable y triste" sobre la situación de las tres islas citadas y el cúmulo de inexactitudes y disparates que a su juicio se han vertido sobre la normativa.

"No queremos el turismo de masas ni el desarrollismo de otras islas y ésta es la última oportunidad", proclamó Castro, para quien la nueva ley permitirá materializar las actuaciones vigentes contenidas en el Plan Territorial de Ordenación Turística de La Palma y "que son solo 9, no 33".

Esta normativa, que permite 6 hoteles temáticos y tres campos de golf en La Palma, no viene a arrasar el paisaje sino que supone "la fórmula más benigna" para complementar las bajas rentas del sector primario al permitir la construcción de pequeños alojamientos en suelo rústico, desde el cumplimiento escrupuloso de la legalidad básica estatal, en cuanto a la cuestión de impacto ambiental, y a la legislación europea", precisó Castro. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha