eldiario.es

Menú

"Todas las agrupaciones locales" estarán en la gestora del PSOE

CISMA ENTRE LOS SOCIALISTAS PALMEROS

El órgano provisional, presidido por Manuel Marcos Pérez, está formado por José Antonio Batista, Néstor Pérez, Inés Sánchez y Beatriz Páez.

- PUBLICIDAD -

El vicesecretario de Asuntos Políticos y Comunicación de los socialistas canarios, Manuel Marcos Pérez, presidirá la gestora que se constituirá en el PSOE de La Palma como consecuencia de la expulsión de los seis consejeros socialistas en el Cabildo, entre los que se encuentra el hasta ahora secretario general insular, Anselmo Pestana, tras promover la presentación de una moción de censura junto al PP para desbancar a CC de la Presidencia de la institución, informa en un comunicado.

"Todas las agrupaciones locales" estarán en la gestora del PSOE

"Todas las agrupaciones locales" estarán en la gestora del PSOE

"El PSOE en La Palma va a seguir vivo, va a ser un partido potente y va a afrontar con fuerza las próximas elecciones para combatir con fuerza a la derecha que maltrata a Canarias", expresó Pérez tras la reunión de la Ejecutiva Regional celebrada este martes en Tenerife. Por su parte, el secretario de Organización, Julio Cruz, adelantó que Pérez estará acompañado en la gestora, en un principio, por José Antonio Batista, Néstor Páez, Inés Sánchez Bravo y Beatriz Páez, al tiempo que recordó que este equipo "será ampliado con compañeros y compañeras de agrupaciones de toda la Isla".

Pese a admitir que la situación actual del PSOE en La Palma es "de enorme dificultad" y que la moción de censura ha dado lugar a una "crisis profunda" en el Partido, sostuvo que es ahora, "en este complicado escenario, cuando toca arrimar el hombro y estar disponible para el Partido". Destacó que el PSOE "tiene responsabilidades de gobierno en doce de los catorce municipios". Recordó que él fue secretario general insular durante doce años, "formando un tándem al inicio con Rita Gómez y Anselmo Pestana para reforzar el Partido".

Compromiso con La Palma

Manuel Marcos Pérez destacó también que en 2002 se encontró un PSOE "con una grave división, pero fuimos capaces de remontar". Por ello, se mostró convencido de que "por encima de todo están las siglas del PSOE, que en La Palma tiene 85 años de historia y nadie permitirá que desaparezca, pese a que es un reto difícil". No obstante, aseguró que en los retos se suele "crecer". En este sentido, indicó que estos últimos acontecimientos suponen "un revés", pero subrayó que los socialistas palmeros saben "salir de la adversidad desde el compromiso con La Palma y con las instituciones". "Nuestro trabajo ahora será moderar, buscar fórmulas de entendimiento y acuerdo para garantizar que el PSOE siga siendo un partido de referencia y mantenga el respaldo de los ciudadanos", aseveró.

También hizo hincapié en que desde que Coalición Canaria rompió el pacto con los socialistas en el Cabildo palmero se mostró contrario a esa decisión de los nacionalistas, "porque ese acuerdo funcionaba bien y estaba dando buenos resultados para La Palma". Manuel Marcos sostuvo que CC "quiso anteponer intereses partidistas a los de la Isla" y reiteró que la ruptura no tuvo "justificación alguna". Recalcó además que desde su nueva responsabilidad trabajará por "mantener y fortalecer el Partido Socialista en La Palma con toda su estructura para lograr su unidad".

Por su parte, Julio Cruz explicó, en declaraciones tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional, que a propuesta de este órgano y como consecuencia de las expulsiones se ha decidido constituir una gestora para el partido en la Isla. "La Dirección insular ha sido disuelta y desde la Ejecutiva Regional proponemos que esa gestora sea presidida por Manuel Marcos Pérez, quien cuenta con el apoyo de ambas direcciones para gestionar de manera provisional en La Palma junto con otros cuatro compañeros", señaló.

Procedimiento más rápido

El secretario de Organización explicó que tras el último Congreso Federal del PSOE, el procedimiento de expulsión se ha modificado, en el sentido de que los trámites son ahora "mucho más rápidos: tras la expulsión, se escucha a los compañeros y, en función de las alegaciones, el órgano correspondiente, en este caso la Ejecutiva Federal, adopta la decisión definitiva". El plazo aproximado de resolución está ahora en torno a una semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha