eldiario.es

Menú

Podemos rechaza el Anillo Insular porque no soluciona los problemas de movilidad

Fernando Sabaté cree que “crear un carril bus, mejorar y abaratar el servicio de guaguas sería más eficaz que los trenes del Norte y el Sur”.

- PUBLICIDAD -
El candidato al Cabildo, Fernando Sabaté, rechaza las actuales políticas de transporte de la Corporación.

El candidato al Cabildo, Fernando Sabaté, rechaza las actuales políticas de transporte de la Corporación.

El candidato de Podemos a la Presidencia del Cabildo de Tenerife, Fernando Sabaté, asegura que “el cierre del Anillo Insular no es una prioridad ni soluciona los problemas de movilidad de Tenerife”. Además, Sabaté considera que ejecutar esta obra “no debería ser prioritario mientras existan miles de niños de Tenerife y de Canarias, que tengan como única comida el almuerzo que les sirven en los centros escolares o que más de 45.000 canarios, según ha reconocido el propio Gobierno autonómico, están al borde de la exclusión social”.  

Sabaté sostiene que el modelo de transporte que se está diseñando para Tenerife no responde ni a la realidad ni a las necesidades de la Isla y llama la atención sobre que se esté dando prioridad a los grandes proyectos y se deje de lado el mantenimiento de las vías ya existentes, con el evidente peligro para miles de ciudadanos.

Sobre este asunto, anuncia que una de sus prioridades, si consigue el apoyo del electorado y preside el Cabildo, es realizar una auditoría de la gestión de la Corporación insular, que incluiría, por supuesto, el Área de Carreteras.

En relación con este área, recuerda que la Fiscalía Anticorrupción está investigando varios asuntos y hace hincapié en que el propio consejero insular, el socialista José Luis Delgado, ha admitido públicamente tener pruebas de que al menos uno de los concursos se ha manipulado, un caso que investiga la Fiscalía, lo que corrobora que las cosas no se han hecho pensando en el interés de la ciudadanía. 

Sobre los proyectos ferroviarios para la Isla, el candidato de Podemos es rotundo al afirmar que “no se puede destinar medio billón de las antiguas pesetas a la alta velocidad con la situación social que padece Tenerife”, y detalla que el presupuesto para el tren del Sur, al que pretende dar prioridad el actual presidente del Cabildo, supone 1.800 millones de euros, y el del Norte, 1.200 millones. “Es decir, un total de 3.000 millones para un proyecto que no va a resolver ninguno de los problemas severos de movilidad que tenemos en Tenerife, independientemente de que un tren de alta velocidad en una Isla como ésta es un absurdo”.

En este sentido, Sabaté aclara que el proyecto del Sur apenas prevé cinco paradas entre Santa Cruz y Playa de Las Américas, mientras que “se sería más eficaz con una inversión mucho menor y habilitando un carril guagua en los tramos de la autopista del Sur, que ya tiene tres carriles, mejorando y abaratando el servicio de guaguas, sin condenar a una hipoteca a las próximas generaciones por el coste de estos proyectos ferroviarios. 

Sabaté entiende que es muy difícil que los trenes de alta velocidad lleguen a ser rentables en Tenerife y asegura que la única rentabilidad irá a las grandes empresas constructoras que participen en su construcción y que, como hacen habitualmente, se llevarán los beneficios que obtengan fuera de Canarias.

Asimismo, sostiene que una tarea de gobernantes responsables es exigir ante el Gobierno central y las autoridades europeas muchas inversiones necesarias en Canarias en el terreno social y de una mejora de la movilidad, pero adaptadas a nuestro territorio. “La verdadera canariedad consiste en hacer un buen diagnóstico de los problemas que tenemos en nuestra tierra y no replicar de forma mimética las soluciones que se plantean para soluciones continentales”, asegura, en referencia a la inversión que se está realizando en la Península en transporte ferroviario.

Respecto al tranvía, el candidato de Podemos al Cabildo de Tenerife asume los tramos que está funcionando en la actualidad, Santa Cruz-Laguna y La Cuesta-Tíncer, pero sostiene que “no tiene sentido continuar extendiendo nuevas vías por su elevado coste”. Para Sabaté, el tranvía es un sistema de transporte limpio, poco ruidoso y cómodo para los viajeros, pero tiene un coste que multiplica varias veces el de las guaguas y, por tanto, con la misma inversión se puede mejorar el sistema del transporte público de Titsa en el área metropolitana y en el conjunto de la Isla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha