eldiario.es

Menú

La veteranía es un grado

Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arking  protagonizan 'Un golpe con estilo', donde dan vida a tres veteranos amigos que deciden robar un banco para recuperar el dinero de sus pensiones; simpática comedia

- PUBLICIDAD -
Fotograma del filme de EEUU, con el trío protagonista

Fotograma del filme de EEUU, con el trío protagonista

- Película: Un golpe con estilo ( Going in style), 2017

- Director: Zach Braff

- Reparto: Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arking, Matt Dillon, Ann-Margret, Joey King, Josh Pais, Nick Austin, Katlyn Carlson

- Enlace a tráiler:  https://youtu.be/mNWlsqvnVT4/

A veces vamos al cine a pasar un buen rato. Me explico. No queremos ver nada complicado, ni muy denso ni muy dramático… Simplemente deseamos que nos cuenten una historia que nos haga desconectar del día a día y relajarnos; eso sí, con un mínimo de nivel. Para estos momentos, el último trabajo del director y actor norteamericano Zach Braff, Un golpe con estilo, es perfecta. Es agradable, simpática, divertida… y un pelín edulcorada, pero cumple las expectativas para pasar un buen rato. Aunque no se esperen el peliculón del año, que no lo es.

El mayor enganche de esta comedia es su trío protagonista: Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arking. Son tres actores que han demostrado su gran talento a lo largo de su larga carrera y que ahora juntan sus dotes interpretativas para dar vida a tres amigos de toda la vida que se acaban de quedar sin sus pensiones y que deciden robar un banco. Sí, así, sin anestesia. Quieren recuperar el dinero que no van a cobrar de sus pensiones, ni un dólar más.

Con esta premisa, su director habla de la amistad, de la situación económica de nuestros mayores, de la familia, de las relaciones sentimentales pasados los setenta… Todo ello con mucho encanto y respeto hacia una generación que no solo trabajó duramente toda su vida sino que, en muchos casos, todavía se hacen cargo de sus hijos y nietos.

Además del trío protagonista, hay que destacar el guión, lleno de diálogos divertidos y muy recurrentes. Se debe decir que la historia en sí no es nueva, sino que se ha llevado al cine en distintas ocasiones y de muy diversas maneras. Recuerdo la reciente  Comanchería, donde también los protagonistas quieren robar al banco que los quería desahuciar; pero la forma de narrar esta comedia es entretenida y, aunque no brille por su originalidad, juega muy bien con los sentimientos del espectador, dando la dosis de risa y ternura necesaria en cada momento.

Y todo esto lo consigue un joven director que se hizo famoso por su participación en Scrubs, serie que no solo protagonizó durante ocho temporadas, sino de la que también dirigió algunos capítulos. Este fue su primer encuentro con la cámara, al que siguieron las comedias Algo en común y Ojalá estuviera aquí, las dos con buenas críticas. No es muy prolífico en su faceta como director, pero sí sabe elegir bien sus trabajos.

Aprovechen y pasen un buen rato con esta cinta ahora que tampoco hay grandes películas en la cartelera. Por lo menos en Santa Cruz…

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha