eldiario.es

Menú

Javier Abreu confirma la reunión entre Clavijo y los denunciantes del caso Corredor, pero no recuerda de qué trató

El aspirante a alcalde de La Laguna por el PSOE declaró como testigo ante el magistrado Pamparacuatro y dijo que asistía a reuniones del alcalde con empresarios como “espectador”.

El gerente de Urbanismo Roberto Remiro admite que un local del también imputado Evaristo González acumuló 133 actas de sanciones pero su expediente estuvo paralizado un año.

Dos testigos califican al denunciante del caso Carlos Calderón como “fantasioso” y “paranoico”.

- PUBLICIDAD -
Juzgados de La Laguna.

Juzgados de La Laguna.

Balones fuera. Así se resumiría la comparecencia de los cinco testigos llamados a declarar este miércoles por el magistrado juez Cesar Romero Pamparacuatro, que instruye el caso Corredor en el juzgado de Instrucción número 1 de San Cristóbal de La Laguna, entre ellos, el aspirante socialista a la Alcaldía de ese municipio, Javier Abreu, y el gerente de Urbanismo, Roberto Remiro.

La ronda de declaraciones de los cinco testigos se resolvió en apenas tres horas. Javier Abreu fue muy breve, unos 25 minutos, pero confirmó que asistió a una reunión con Fernando Clavijo y los empresarios del pub Sketch, que entonces eran Carlos Calderón e Isaac Tacoronte, los que fueron los denunciantes y detonantes del caso Corredor, en el que está implicado el aspirante a la Presidencia del Gobierno de Canarias por CC, Fernando Clavijo.

En esa reunión se habría tratado la ampliación del horario de cierre y la nulidad de algunas actas sancionadoras por incumplimiento del mismo, pero Abreu recalcó que asistió como concejal de la oposición, más o menos como “espectador”, así como admitió haber asistido a reuniones entre Clavijo y el gerente de Urbanismo, sin entrar en el contenido de las mismas, según explicó a este periódico el abogado portavoz en la causa, Carlos Álvarez.

Javier Abreu insistió en que no tenía conocimiento alguno de las inspecciones a los locales de ocio, ni de las actas abiertas por incumplimientos de las ordenanzas municipales cuando se llevó a cabo la reunión entre Clavijo, Calderón y Tacoronte, y que fue grabada por Calderón, lo que aportó a la Fiscalía en su denuncia contra el líder de CC en Tenerife y el empresario, Evaristo González, entre otros.

Tampoco fue preciso en su relación con Evaristo González, al que dijo conocer de “hola y adiós”, pese a reconocer que frecuenta la zona conocida como El Cuadrilátero, la más concurrida en la noche lagunera en la que González es dueño de varios locales, y en la que Calderón tenía su pub, Sketch, origen de toda la causa.

El gerente de Urbanismo desde 2001, Roberto Remiro, admitió que El Palco, local de Evaristo González (el mayor implicado en la trama Corredor), acumuló hasta 133 actas de la Policía Local por incumplimientos del horario de cierre, y que ese expediente quedó paralizado más de un año.

Sin embargo, y aunque aportó al magistrado documentación y fechas concretas, negó haber asistido a reuniones con Fernando Clavijo y el empresario, en contra de lo afirmado por otros testigos. Sí era conocedor de que en la planta segunda de la Gerencia de Urbanismo, el alcalde Clavijo mantenía reuniones con Javier Abreu, técnicos y empresarios para aumentar las horas de apertura de los locales nocturnos, “pero eran reuniones legales”.

Dos testigos nuevos insisten en que el denunciante “es un paranoico”

En la jornada de este martes también declararon ante Pamparacuatro: Alberto David Pérez Pérez y Abigail Borges Sánchez. El primero fue citado por haber una relación personal con el denunciante Carlos Calderón después de que este rompiera con Isaac Tacoronte. La segunda fue camarera del Sketch entre 2004 y 2007, años en los que ese local fue sancionado hasta su cierre.

Ambos testigos corroboraron lo dicho por Isaac Tacoronte sobre su ex pareja de Carlos Calderón. Alberto David Pérez reconoció que tuvo una relación “muy superflua” con Carlos Calderón, cuyo pub frecuentaba, pero que esa relación no fue a más por la personalidad del denunciante, del que dijo que “está lleno de paranoias” y al que definió como “fantasioso, se cree sus propias mentiras. Todo lo veía como una conspiración contra él”.

Abigail Borges declaró en la misma línea. “Carlos David (Calderón) es un mentiroso compulsivo. Si hasta me dijo que había estudiado en Miami”. Admitió que el Sketch cerraba entre las cinco y las seis de la mañana, hasta dos horas después de lo estipulado.

En este momento, hay una prueba pericial esencial para la trayectoria del caso Corredor, y es si la grabación que aportó Calderón en su denuncia ante la Fiscalía tiene cobertura legal, o ha sido manipulada, aunque parecen reconocidas las voces de Clavijo, Abreu, Calderón y Tacoronte, que en un primer momento le apoyó en la denuncia aunque ante el juez se desdijo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha