La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

Un plano secuencia de 117 minutos

El cineasta canario Zacarías de la Rosa podría entrar en el libro Guinness de los récords tras el rodaje de su última película 90 minutos and I love you realizada en un único plano secuencia de 117 minutos y que podría convertirse en el más largo de la historia del cine.

Pero 90 minutos and I love you está rodeado de anécdotas y curiosidades que dieron comienzo, tal y como relata su director, cuando "nos fuimos un grupito de actores y de directores, tanto de La Palma como de otras islas y nos embarcamos en una aventura casi como cuando Colón descubrió América, a ver si podíamos hacer una película con poco presupuesto en la Gran Manzana". Un sueño, como reconoce el propio de la Rosa, para todos aquellos que les gusta el cine.

Alba Cabrera o Carlos de León son algunos de los actores canarios que participan en esta película que cuenta además con la participación de Alex García (el boxeador de la serie Amar en tiempos revueltos). Una comedia romántica que sucede en el interior de una lavandería de la ciudad de los rascacielos.

Una localización que tiene su razón de ser en un lugar como Nueva York. "Allí nadie tiene lavadora en su casa", explica de la Rosa, "la gente va allí a lavar y secar la ropa y la lavandería se convierte en un lugar de reunión semanal donde suceden miles de historias todos los días. Algunas funcionan veinticuatro horas, como en la que rodamos". A pesar de que el metraje alcanza los ciento diecisiete minutos, el título hace referencia a "los noventa minutos que pasas en la lavandería. Todo el mundo tiene noventa minutos a la semana que pasan dentro de una lavandería" y añade, "algunas tienen billares, sala de juegos, películas y también suceden, como es el caso de la película, muchas historias de amor" y el propio Zacarías de la Rosa lanza la pregunta "¿crees que puedes enamorarte en noventa minutos?".

Zacarías no desvela más que el inicio de una forma extremadamente sencilla para guardar el secreto y no va más allá del "chica conoce a chico en una lavandería". Pero el rodaje bien podría convertirse en una película propia. Un solo plano secuencia es una de las peculiaridades técnicas, en contra del pegado plano a plano habitual en el cine.

Pero Zacarías de la Rosa es un hombre que ama los retos, aunque algunos pudieran parecer imposibles en un principio, y no tuvo dudas. "Vamos a rodar toda la película en una única toma y moviéndonos por todo Nueva York con la cámara sin cortar" cuenta que decidió, y asemeja la dificultad a "una obra de teatro donde no puedes cortar porque me equivoqué".

La cámara se enciende sobre un tejado ofreciendo unas "impresionantes vistas de Manhatan y, durante ciento diecisiete minutos, estuvimos rodando sin parar en más de doce localizaciones" para seguir a los personajes que ponen orden a la historia. Un reto técnico que rara vez se ha hecho en el cine. El propio de la Rosa apunta a que "sólo se lo han hecho tres o cuatro personas y al último le duró noventa y seis minutos y la película está considerada como una obra maestra" (El Arca rusa, Zukurov 2004).

Una oportunidad que, más por promoción que por hedonismo, no ha dejado escapar y afirma "ya hemos enviado los papeles al libro Guinnes de los récords como curiosidad y casi como chiste porque, lo importante, es que la gente se deje llevar por la historia y que, al final, te guste".

Hablar con Zacarías es, precisamente, una fuente de anécdotas y curiosidades. "En Nueva York -explica-no hay que pagar (para rodar) pero, si pides permiso ya tienes que cumplir una serie de requisitos que son impresionantes y que es lo que hace al cine muy caro. Entonces, como quien hace la ley hace la trampa, si no pones la cámara en el suelo, ni pones trípode ni nada y grabas todo el rato cámara al hombro, no te hace falta pedir permiso". Incluso durante el rodaje, (recordemos, en un único plano secuencia, sin cortes) "la policía pasó alguna vez delante de nosotros, que lo veíamos por el rabillo del ojo y pensábamos que nos podrían cortar el rodaje". Algo que, finalmente, no sucedió.

Y seguimos con más curiosidades que nacen de la imaginación de este cineasta particular. El guión. Elaborado por él mismo con la ayuda de su hermana, la periodista y escritora canaria Julieta Martín. Decidieron abrir un blog en Internet en el que colgaban pedazos de la historia. "Uno escribía tres minutos de la película, lo colgaba en la red y los internautas elegían cómo debía continuar la película". Alterándose Zacarías y Julieta, diariamente analizaban las ideas aportadas en el blog y "así escribimos la película durante un mes en la que participaron más de ciento cincuenta personas en ayudarnos".

Entre las ideas aportadas a través de la red, la variedad es la característica principal, según relata el director, la gente proponía "por qué no entra un cura, por qué no pasa esto o a mí me gustaría que sucediera tal cosa y, tengo que decir, que le hicimos caso a casi todo el mundo" un claro ejemplo está en la aportación de un internauta que decidía que debía haber una pelea, o la de otro que quería que hubiera "zombies y tengo que decir que hay zombies en la película".

Asegura que preparar la película le ha costado los treinta y siete años que cumplía el pasado 13 de abril. Abandona el sentido del humor que siempre le acompaña para contar el proceso de preparación. "La empezamos a escribir en octubre de 2008. La terminamos de escribir en un mes y, durante un año estuvimos entre La Palma y Gran Canaria con el guión en el cajón pero madurando la historia". Fue en octubre de 2009 cuando regresaron a Nueva York donde prepararon las localizaciones hasta diciembre y rodaron en tres días repitiendo la toma (la película íntegra) en tres ocasiones".

Festival Internacional de cine de Cannes

90 minutos and I love you estará presente en el Festival Internacional de cine de Cannes en el mes de mayo. Aunque no se proyectará, estará entre las películas a concurso y formará parte del Mercado del Festival, un punto de encuentro donde se hacen contactos, se intercambia material y se busca la oportunidad de que los directores logren vender su película. El propio Zacarías de la Rosa, que en estos momentos está sumergido en la banda sonora de la película, anuncia que la cinta podría llegar a los cines a finales de 2010.

Y mientras se ultiman los detalles de 90 minutos and I love you con la mirada puesta en su proyección en las salas, quizás, para entonces, cuente con ese título que ya se está tramitando y que colocaría a un canario en el Libro Guinnes de los Records con la película más larga rodada en un único plano secuencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats