El PIB creció levemente en el segundo trimestre, según BBVA

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La economía española prosigue su proceso de estabilización y durante el segundo trimestre del año podría haber tenido un "comportamiento similar" al del primer trimestre, cuando el PIB creció un "modesto" 0,1%, según previsiones del Servicio de Estudios de BBVA incluidas en el informe 'Situación del Consumo" del primer semestre.

No obstante, la entidad precisa que aunque la recuperación de la actividad continúa, lo hace a un ritmo "excesivamente lento" y añade que, "más allá de la previsible mejora estacional del mercado laboral" durante el segundo trimestre, la economía es todavía "incapaz" de crear empleo de forma sostenida y reducir el paro de manera significativa.

Dada la debilidad de la recuperación observada durante el primer semestre del año, el Servicio de Estudios de BBVA considera previsible que la economía española vuelva a registrar tasas negativas de crecimiento intertrimestral, "posiblemente en el tercer trimestre", aunque precisa que estos decrecimientos serán menores a los registrados en 2008 y 2009.

Según la entidad, los factores que se encuentran tras esta "corrección temporal" en la tendencia de mejora de la actividad económica son, fundamentalmente, los efectos contractivos de los procesos de consolidación fiscal en España y en Europa, y el aumento de la incertidumbre en los mercados financieros internacionales.

Así, el BBVA apunta que, pese a los beneficios a medio y largo plazo del ajuste fiscal en el entorno económico, se estima que el aumento del IVA, en vigor desde el pasado 1 de julio, tenga efectos negativos en el corto plazo sobre la actividad económica.

Asimismo, las medidas adicionales de recorte de gasto público aprobadas recientemente por el Gobierno, conllevarán, en opinión de la entidad, una disminución del consumo y de la inversión públicos que se reflejarán en unas tasas de crecimiento ligeramente menores a las estimadas antes de conocerse dichas medidas.

La evolución del mercado laboral, junto con el agotamiento de los estímulos fiscales (por ejemplo, el Plan 2000E de automóviles), podrían arrojar un crecimiento nulo del gasto en consumo final de los hogares durante el segundo trimestre del año.

EL PIB CAERÁ UN 0,6% EN 2010.

Los ajustes puestos en marcha por el Ejecutivo hacen calcular al BBVA que la economía española se contraerá este año un 0,6%, con una caída de la demanda interna del 1,9%, que se verá parcialmente compensada con un saldo exterior positivo del 1,3%.

Dentro de la demanda nacional, el consumo de los hogares caerá este año un 0,2%, frente al incremento del 1,4% que experimentará el consumo de las administraciones públicas. La inversión, por su parte, retrocederá un 8,8%, con una contracción del 9,4% de la inversión en construcción y una caída del 7,9% de la inversión en equipo.

El empleo, por su lado, bajará un 2,7% este año y la tasa de paro se situará escalará hasta el 19,4%, mientras que el déficit público logrará reducirse desde el 11,2% del año pasado al 9,6% del PIB.

En cuanto a los precios, BBVA estima que este año no habrá presiones inflacionistas relevantes, de forma que la inflación media del ejercicio será del 1,2% (0,5% para la subyacente). No obstante, advierte de que la evolución de los precios durante el primer semestre y la traslación, "previsiblemente parcial", del aumento del IVA hace que existan "ciertos riesgos moderados al alza" en sus estimaciones.

Para 2011, BBVA calcula que la economía española crecerá un 0,7%, con una caída de la demanda interna del 0,4% y un saldo exterior positivo del 1,1%. El consumo de los hogares aumentará un 0,4%, por encima del de las administraciones públicas (+0,2%) y la inversión ralentizará su ritmo de descenso hasta el -2,7%. El empleo se contraerá un 0,3% y la tasa de paro se reducirá hasta el 19,2%, en tanto que el déficit público bajará tres puntos, hasta el 6,6% del PIB.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats