El SIP de Caja Madrid y Bancaja está abierto a nuevas integraciones

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Sistema Institucional de Protección (SIP) liderado por Caja Madrid y Bancaja y que aglutina a otras cinco entidades "no está cerrado" y podría abrirse a nuevas entidades con las que han mantenido contacto, según indicó a Europa Press el presidente de la Federación de Cuadros y Profesionales de las Cajas de Ahorros (FEPCA), José Bañales.

"Pensar que el proceso de Caja Madrid está cerrado es equívoco. Hay entidades, incluso grupos, con los que se han mantenido contactos y esas conversaciones no se pueden desechar alegremente", subrayó Bañales en una entrevista concedida a Europa Press.

Bañales defendió, además, que existe una "cierta voluntad de agregración de sinergias" y que ésto es siempre "positivo", por lo que no consideró "cerrado en absoluto" el proceso en Caja Madrid, "como tampoco lo están los demás", añadió.

El presidente de la Federación, que pertenece al sindicato Confederación de Cuadros y Profesionales (CCP), valoró de manera positiva que estos procesos no estén cerrados porque, a su juicio, aunque un buen número de ellos se han llevado a cabo para fortalecer las estructuras internas, el sector "no está libre de que puedan aparecer casos de cajas en problemas que no formen parte de ninguna integración".

Bañales defendió que el sector se encuentra al principio de los procesos de integración y que "quedan muchas cosas por hacer y por negociar", pero consideró que la voluntad de las partes siempre es llegar a acuerdos laborales satisfactorios que faciliten la transición "suave" al nuevo modelo.

Asimismo, reconoció que ha existido una "cierta precipitación" debido al límite temporal del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero que esta situación no significa que no se haya realizado un profundo análisis de estrategias empresariales.

Por otro lado, el presidente de la Federación también subrayó que serán las cajas que integran los SIP las que decidan, en función de sus necesidades, si su integración quedará en una 'fusión fría' o evolucionará hacia una 'fusión caliente'.

En este sentido, señaló que hay procesos que serán más lógicos en un 'fusión caliente' por la diferencia de tamaño entre entidades o su ámbito de actuación, y otras 'frías', porque en determinadas zonas de solapamiento la preponderancia de una marca u otra podría producir tensiones comerciales.

Asimismo, en relación al número de consejeros de los SIP, Bañales señaló que un número de miembros "exagerado" no contribuye a la reducción de costes, que es lo que busca este tipo de integración, pero defendió que "cuatro ojos ven más que dos, y que una factura hoy por hoy no es lo que debe preocupar".

CUOTAS, 'ASUNTO ESPINOSO'.

En relación a la nueva Ley de Cajas, Bañales explicó que la privatización de las cajas mediante cuotas participativas con derechos políticos "es un asunto muy espinoso" porque tiene "aspectos positivos", como la financiación operativa a través de capital privado, pero también "negativos", como la pérdida de la naturaleza jurídica o la posible merma en el dividendo social.

Asimismo, en relación a la posibilidad de que las cajas adopten la figura de un banco, señaló que "dependerá de la proyección de negocio que definan" las propias entidades aunque las reglas del juego sean las mismas para todos, porque lo importante es dar servicio al cliente.

Bañales también señaló que las cajas no deberían tener problemas de competencia internacional por tener un sistema de gobierno diferente al de la banca, como han demostrado grandes entidades como Caja Madrid o 'la Caixa' durante muchos años.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats