Un plan contra la exclusión y un código ético, los primeros proyectos de Hidalgo

Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. (EFE)

Efe

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha anunciado este lunes que la elaboración de un plan contra la exclusión social y un código ético que rija la actuación de los concejales de su Ayuntamiento son las primeras iniciativas en que empezará a trabajar su grupo de gobierno.

Hidalgo será el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria en el mandato del "consenso y el diálogo"

Hidalgo será el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria en la legislatura del "consenso y el diálogo"

"Estos son los dos elementos que vamos a trabajar desde el principio", ha afirmado el socialista Hidalgo en el primer día laborable en que oficialmente ha comenzado a ejercer su cargo, después de que fuera designado el sábado pasado con el respaldo de los ediles de su partido, de Las Palmas de Gran Canaria Puede y de Nueva Canarias en virtud de un pacto tripartito.

En declaraciones a periodistas llevadas a cabo en el transcurso de un recorrido por distintas dependencias municipales que efectuó para tener una primera toma de contacto con los trabajadores, el alcalde ha expuesto que "la estrategia es empezar a trabajar" en los dos proyectos referidos, aunque ha matizado que también se ocupará de otros asuntos.

Ya que "la agenda manda y tenemos una semana que tiene su agenda ya marcada: Estamos en plenas fiestas fundacionales y, a lo mejor, la Unión Deportiva asciende a Primera División y, entonces, estamos preparando todo el dispositivo de seguridad y la posibilidad de que los ciudadanos puedan ver el partido de ida", ha explicado.

Augusto Hidalgo ha precisado que también está previsto desarrollar otros compromisos programáticos compartidos por los tres partidos que conforman su grupo de gobierno como el establecimiento de una tarifa del agua que se adapte a las circunstancias económicas de los ciudadanos, a fin de que paguen menos quienes tengan menos medios para hacerlo y de que nadie se quede sin ese bien.

Aunque ha aclarado que definirla "será un proceso de discusión que durará algunas semanas, y a lo mejor algunos meses".

Porque "la tenemos que discutir con los socios de gobierno y negociarla con Emalsa", la empresa mixta de aguas de la ciudad, ha dicho.

Subrayando que, aunque su proyecto es que se fije "una bonificación a la que se puedan acoger cerca de 5.000 familias", debe estudiarse bien la fórmula a aplicar porque "esto no debe costarle ni un euro más a los ciudadanos".

"No puede haber una subida para justificar la compensación a esas 5.000 personas", ha sentenciado a ese respecto.

Otra medida a aplicar por el nuevo gobierno será "sentarse con los bancos que tienen recursos municipales en sus cuentas" para negociar soluciones que eviten que siga habiendo ciudadanos que sean desahuciados por carecer de recursos para afrontar los gastos de sus viviendas a consecuencia de la crisis, según ha detallado.

"Lo vamos a hacer, fundamentalmente, porque queremos crear una oficina antidesahucios que funcione", y para ello, "junto con las entidades financieras, vamos a intentar buscar una solución", ha afirmado.

Preguntado sobre el futuro de la Biblioteca Pública del Estado de la ciudad, amenazada por una sentencia judicial que ordena su derribo por irregularidades urbanísticas en su construcción, el alcalde ha expresado, por otra parte, su intención de "salvar" ese inmueble.

Y ello a pesar de ser "consciente" de que sobre ella pesa "una sentencia que es muy dura y, además, es de obligado cumplimiento", ha especificado Hidalgo, que ha añadido: "Creo que hay, tiene que haber, instrumentos políticos para poder salvar la biblioteca, y yo voy a poner todos encima de la mesa para que esto sea así".

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2015 - 14:19 h

Descubre nuestras apps

stats