La Palma Ahora Blogs y opinión

Sobre este blog

Espacio de opinión de La Palma Ahora

Tengamos esperanza

"¿Sigues dando caña en lapalmaahora.com?" "¿Tú eres el que das caña en los medios?" "¿Todavía das caña en la prensa digital?" "Ya veo que das caña en la prensa digital", son algunos de los comentarios más oídos por mi persona en los últimos dos años, y claro, yo no creo que me dedique a dar caña, ni doy caña, ni nada por el estilo; es más, si mis ocupaciones me lo permiten estoy dispuesto a colaborar con cualquier institución pública, privada, o de cualquier índole que yo haya cuestionado en este o en otros medios, porque mi intención es la de estar mejor informado, y poder contrastar razonamientos, argumentos, ideas, modos de gestionar, etc. Sin querer estigmatizar a nadie como parece que se hace con mi persona.

Prueba evidente de lo anteriormente comentado es que pido que tengamos esperanza en lo que harán nuestros gobernantes. Para mí es posible y es una consigna necesaria que permitirá no enturbiar la necesidad de contar con buenos gestores. Pero esa esperanza en nuestros políticos no puede limitar mi libertad de preguntar, de cuestionar lo qué se hace, de querer estar informado, de buscar otras interpretaciones a las notas de prensa; en definitiva quiero soñar con una mejor sociedad a través de la información que aporta este medio de comunicación.

Hay muchos ejemplos de actividades realizadas desde las administraciones públicas que firmemente me animan a decir en alto ‘tengamos esperanza’. Así, por ejemplo, tenemos el programa de Mecenazgo, y el programa Antares Talento dentro del Proyecto Antares que son ejemplarizantes; el trabajo que se realiza en las oficinas de cultura de los distintos ayuntamientos con pocos recursos; las escuelas infantiles municipales, alguna con 65 menores y sólo 6 tutoras para atender a tanta niña o niño, etc. Por supuesto son estos unos pocos ejemplos que nos demuestran que lo público funciona, y que pueden ser muestra, como otras muchas tareas que se realizan igualmente bien desde lo público, para que todo funcione mejor a partir del próximo 13 de junio.

Cuando un dirigente político se da cuenta que no puede enchufar a todos sus familiares, porque no hay recursos públicos, ni influencia suficiente entre empresarios para dar estabilidad a toda su familia, descubre que lo mejor que puede hacer es trabajar por el bien común en el largo plazo, para recibir una doble recompensa: 1) La de haber contribuido a que sus familiares tengan mayores oportunidades de empleo, ya que ha hecho todo lo que está en sus manos para lograr ese fin, que lo conseguirá si ese es el propósito de la mayoría de los gobernantes, y 2) Porque obtendrá la reelección, sobre todo hoy en día, donde los electores empiezan a saber lo que quieren como el caso de personas mayores que acuden a sus iglesias y que no tuvieron reparo en Zamora para votar a Izquierda Unidad, siendo esta una nueva razón para tener esperanza en nuestros gobernantes.

De igual modo no se puede soslayar la satisfacción del deber cumplido que tienen las gentes de bien, como serán nuestros gobernantes a partir del 13 de junio si no hay prueba que lo desmienta.

Este alegato de optimismo puede no ser compartido por muchos de los lectores, pero vamos a luchar para conseguir que nuestros políticos sean mejores personas, que los malos ya han ganado bastante dinero con sus sueldos y trapiches, y que ahora es el turno de los buenos, o de reconvertir a los malos.

Sobre este blog

Espacio de opinión de La Palma Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2015 - 19:38 h

Descubre nuestras apps

stats