Turismo de saldo. Segunda parte

0

La semana pasada empecé este artículo para hablarles, una vez más, de la gestión turística en La Palma y de presupuestos anuales. La gestión turística de esta isla está de saldo porque se están cometiendo errores de principiante, un poco pasados de moda, que no nos podemos permitir a estas alturas porque del sector turístico dependen muchas familias, incluida la mía. Está claro que “El sector turístico de La Palma no puede seguir esperando”[1, 2013/03/30]. Los presupuestos turísticos insulares para 2022 carecen de creatividad y utilidad ante el cero turístico volcán+pandemia, ante la siguiente crisis climática en ciernes y ante la reconstrucción a la que nos enfrentamos. Necesitamos ideas nuevas. Una nueva temporada de acciones claras, planificadas y mucha más transparencia y participación pública-privada que en otras épocas nos caracterizaba. Otras administraciones, como el Gobierno central y autonómico han sido más rápidas y acertadas, con acciones como los Bonos turísticos, bonificaciones en los billetes de avión o el plan Renace dotado con 27 millones de euros. Una pena que el gobierno local no detecte las prioridades. 

La semana pasada les conté cómo sobre caminar por volcanes protegidos como el Teneguía y mostrarlo como promoción turística en Fitur, cuando está prohibido y el mismo Cabildo es la administración que debe velar por la protección y su custodia como Espacio Natural. Superado el asombro ante la gravedad del hecho, he llegado a la conclusión de que la comunicación está rota: las consejerías del mismo Cabildo no hablan el mismo idioma porque si la de Medio Ambiente protege los espacios y la de Turismo las promociona pisoteándolos, algo falla. 

Tampoco hablan el mismo idioma entre distintas administraciones, puesto que si desde el Ayuntamiento de Fuencaliente se comunica a la Consejería de Turismo (públicamente) que tienen problemas con personas accediendo al Teneguía (se estima que más de 50.000/año) y el vídeo promocional de Turismo del Cabildo presentado por el consejero y el presidente del Cabildo muestra eso mismo, sin condenarlo, algo falla. 

El problema no es nuevo. La comunicación Consejería de Turismo y empresas también falla últimamente. Tener que pedir reuniones por instancia, mesas de trabajo que han dejado de trabajar, firmar convenios que afectan al astroturismo como el del Centro de Visitantes del Roque de Los Muchachos y descubrirlo por prensa, decir que el astroturismo no está a la altura y “nos adelantan por todos lados” [2, 22/10/2019], nada más tomar posesión en octubre de 2019 (otro fallo de discurso institucional, no del astroturismo). O incluso, que el consejero dejase su silla vacante en la Mesa Redonda de la Congreso Nacional de Turismo Activo 2019 (en Gran Canaria, noviembre 2019) donde las otras islas canarias sí ocuparon su silla con sus consejeros/as, por haberse ido antes de tiempo y sin avisar, con lo que no se pudo defender los intereses del ocio activo en La Palma...son solo muestras de la falta de comunicación e interés. Bendita hemeroteca que sirve para comprobar todo esto... 

Boicotear el trabajo realizado anteriormente por un compañero político puede ser síntoma de mediocridad, pero yo prefiero pensar que es más la búsqueda de un legado propio. Al fin y al cabo, todo político que se precie, quiere ser (bien) recordado por su trabajo. Algunos eligen avanzar en el trabajo anterior porque entienden que su trabajo es por el bien común, otros, dejar de lado los proyectos de la legislatura anterior para imprimir su firma, aunque lo anterior haya sido bueno, aprobado en plenos y con aceptación. En fin, a la vista de Fitur 2022, creo que la búsqueda ha terminado puesto que el consejero de Turismo del Cabildo de La Palma, Raúl Camacho, parece haber descubierto el turismo de volcanes como legado. Le doy la enhorabuena. Siempre es bueno tener claro los objetivos. 

Me parece una idea genial potenciar el turismo volcánico. Solo un par de cositas. Si el turismo de volcanes es ahora una pata del turismo de naturaleza en La Palma, por qué no dotarlo presupuestariamente o crear un plan para su desarrollo y gestión, cursos de formación... De lo contrario es promocionar volcanes pero a la vez dejar este campo vacío de gestión y contenido para “seguir asistiendo a ferias sin ningún tipo de planificación (material no adecuado, etc.) [3, 2013/03/30]. Por lo menos ahora sabemos que el Caños de Fuego se va a reabrir, aunque fuera legado de la consejera anterior pero claro, es que este centro pone en valor al turismo volcánico. 

A lo que vamos, los presupuestos de los años 2020, 2021 y 2022 son prácticamente iguales. Pero como en 2020 empezaba sin crisis no entiendo la repetición... Expliquemos algunas de las diferencias que no mencionamos la semana pasada: 

* El de Astroturismo vuelve a estar financiado como 2018, afortunadamente y mejor que el año pasado.

* La partida para el AstroFest para 2022 está dentro de la partida del Plan de Sostenibilidad Medioambiental y Sostenibilidad Turística, así como actuaciones en los miradores astronómicos que espero se hagan de urgencia este año.

* “El centro de interpretación de Mendo es otra de las infraestructuras que no marcha al ritmo adecuado o la propia Fuente Santa que también ha sufrido importantes retrasos”, tal y como se anunció por Raúl Camacho antes de ir a Fitur 2019, es decir, “que se vuelve a Fitur sin los deberes hechos [4 y 5, 22.01.2019]. De hecho, el centro de interpretación Medioambiental y de turismo de Naturaleza por excelencia, ”Mendo, no puede estar a años luz de ser una realidad“ [6, 2015] y ni siquiera aparece en los presupuestos después de haberse parado la obra en 2019 ya con el nuevo consejero. Estaban financiados por el Gobierno de España en su primera fase (¿se ha perdido el dinero por no ejecutar?), y miedo me da lo del proyecto del Balneario Fuente Santa dotado de casi 200.000 euros después de haberse hablado de coger el agua del manantial y llevarlo a otros hoteles de la isla, o de lo que parece ser falta de comunicación entre el Ayuntamiento de Fuencaliente y Cabildo.

* La caseta portátil para astroturismo (para situarse en El Paso) no aparece en el presupuesto de 2022, y espero que ya se haya ejecutado en 2021 ya que estaba licitada pero como ya lleva años en sucesivos presupuestos (financiación Leader) pero sin ejecutarse, cualquiera sabe. No se ha inaugurado.

* Asimismo, “Es inadmisible...que los albergues estén cerrados” [7, 22.01.2019], cuya apertura y uso también han desaparecido también del mapa turístico... 

Estas curiosas desapariciones en las acciones o cambios por otras nuevas sin consenso en el sector “son una muestra más de la escasa capacidad de ejecución y planificación... Todo lo que se invierta en La Palma en infraestructuras turísticas es un aumento de oportunidades económicas y laborales para la isla y lo que vemos es un gobierno agotado, sin ideas ni iniciativa y que debe ser renovado en las próximas elecciones por el bien de esta isla” [8, 22.01.2019], dijo el consejero Raúl Camacho en enero de 2019. Por una vez estamos de acuerdo. Necesitamos objetivos claros y hoja de ruta. Más infraestructuras útiles y alineadas con nuestro destino, más capacidad de ejecución y planificación y desde luego más transparencia y versatilidad. En las crisis, no pueden morirse los proyectos en los cajones... 

Pienso en todas las familias que viven del sector turístico, estancado desde hace dos años, en el personal en ERTE o ya sin trabajo, de las empresas moribundas. Pienso en la posibilidad de que si la gestión fuera la correcta, consensuada y alineados con la urgencia, pudiésemos salir de la crisis más fuertes, más sostenibles, no con un turismo de saldo con poca rentabilidad, esperando a regresar a las disparatadas cifras turísticas pre-pandemia y pretender vendernos como un destino “sostenible” cuando no se sostiene nada, ni siquiera la visión de destino. 

Si el objetivo en este Fitur era aumentar la conectividad tal y como está publicado en las declaraciones públicas (https://www.eldiario.es/canariasahora/lapalmaahora/cabildo-busca-reforzar-conectividad-fitur-parte-fundamental-recuperacion-palma_1_8660456.html) como base para la recuperación de la isla tras el volcán y sólo eso, pues me temo que no es suficiente. Ni de cerca. Medir el éxito de políticas turísticas en término de número de visitantes es anticuado e inútil. Si la rentabilidad de ese turismo no se democratiza y se va a empresas foráneas, ¿qué sentido tiene? Se requieren indicadores nuevos y objetivos nuevos que primen la rentabilidad económica por turista y la rentabilidad en destino. El gasto/por turista tampoco es útil. La mayoría de los beneficios de turismo en Canarias se van a empresas con sede fuera de las islas mientras aquí seguimos intentando proteger nuestra naturaleza de más deterioro. Lo que nos queda es mucho empleo precario y mucha dependencia de cualquier crisis exterior. A la vista está. 

Por si fuera poco, les voy a dar unos datos: todas estas frases entrecomilladas, numeradas del [1] al [8] seguidas de una fecha, son ejemplos de entrevistas/declaraciones entre 2013-2019 publicadas en periódicos/revistas por parte del actual consejero de Turismo (mientras estaba en la oposición) que hacen perder la esperanza al más optimista. Son fáciles de encontrar en Google con cita y fecha. ¡¡¡Hemeroteca!!! Mejor como opositor que como gestor, ¿verdad? Donde dije digo, digo Diego. Y así estamos. Por mil razones, bonita

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats