“Es preocupante para La Palma la reducción de ayudas al sector platanero”

Un agricultor con una piña de plátanos  de Canarias

La Asociación Palmera de Agricultores y Ganaderos (Aspa) ha pedido al Gobierno de Canarias “medidas a favor del mantenimiento de la rentabilidad del sector platanero”, destaca en una nota de prensa. Señala que “reiteró” tal cuestión durante la reunión celebrada este martes para “evaluar el Programa de Ayudas 2021 del POSEI (Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias).  Recordó que “en el mes de diciembre pasado, en un encuentro con la Consejera de Agricultura, Alicia Vanoostende”, ya planteó “la necesidad de que el Gobierno de Canarias adopte medidas urgentes que frenen la incorporación de nuevos inversores al sector platanero. Inversores, ajenos al sector, que buscan en la relativa estabilidad del sector y sus ayudas, la capitalización rápida de inversiones que provocarían perjuicios a los productores tradicionales”.

Por primera vez, se apunta en la nota de Aspa, “desde la aprobación por la Unión Europea de la OCM (Organización Común de Mercados) del Plátano y el régimen de ayudas compensatorias establecido para garantizar en el mercado la competitividad frente a plátanos procedentes de terceros países, el sector platanero de Canarias ha superado las 420 toneladas producidas y subvencionables, lo que ha provocado una reducción de la ayuda percibida por los productores en la campaña de comercialización 2019”.

Señala que “resulta especialmente preocupante para La Palma, por su dependencia económica de este cultivo y por su estructuración, basado en el minifundismo de las explotaciones, que dichas reducciones se incrementen en próximas revisiones por las que otorgan las cantidades de referencia y determinan finalmente la ayuda a percibir”.

Recuerda que “es el Gobierno de Canarias quien tiene la responsabilidad de adoptar medidas con la antelación suficiente para evitar que disminuyan los ingresos de los productores establecidos en el sector, ya amenazados por diversas circunstancias, entre ellas, el incremento de los costes de explotación y la revisión del marco financiero de la Política Agraria Comunitaria para el nuevo periodo de ayudas 2021-2027”.

En la referida reunión de trabajo, se apunta en la nota, “también se ha pedido sensibilidad para mejorar los apoyos a sectores afectados por la COVID-19, como la ganadería, flores y plantas o la viña y el vino, esté último sector, referente del patrimonio de las Islas Canarias que se encuentra en claro retroceso de superficie cultivada azotado por el cambio climático y la falta de rentabilidad para su mantenimiento”.  

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2020 - 13:33 h

Descubre nuestras apps

stats