Cinco asociaciones de vecinos denuncian que no son convocadas a las reuniones de afectados por el volcán

Viviendas afectadas por las coladas.

La Palma Ahora

Los Llanos de Aridane —

0

 Las asociaciones de vecinos de Las Manchas, La Bombilla, La Laguna, Todoque y El Remo denuncian en un comunicado que "reiteradamente venimos siendo apartadas de las numerosas reuniones, a las que no son invitados, convocadas por las diferentes administraciones públicas y técnicas que dirigen la emergencia de la erupción volcánica".

Recuerdan que "las asociaciones, legalmente constituidas, son las que mejor conocen los problemas que vienen ocasionando a los damnificados, con pérdida de bienes, y a los evacuados fuera de la zona de exclusión de su demarcación".

Demandan que su voz y opinión "sean tenidas en cuenta". Consideran que "las asociaciones de vecinos han estado desde hace muchos años en el día a día de cada uno de los vecinos del barrio a quien representan, asociados o no. La participación ciudadana en todo aquello que redunde en el bienestar social cuenta con la opinión de los vecinos y en este grave caso se les han dejado de lado sin ser convocados a reuniones, como representantes vecinales", aseguran.

"Las asociaciones de vecinos no están sólo para colaboran con las administraciones locales e insulares en jolgorios y eventos lúdicos culturales. En este caso y responsablemente demandamos una participación directa en todas aquellas decisiones que la emergencia social va imponiendo. En estos días han proliferado las llamadas plataformas, que ignoramos a quiénes realmente representan, y se les ha considerado la única voz y opinión de los damnificados. Algunos, no todos, de los miembros de esas plataformas realmente circulan por las vías de nuestros barrios, pero no conviven y ni tan siquiera participan de la vida del barrio", afirman.

"Molesta a los asociados la referencia diaria del número de personas, no superan las 600, que se encuentran acogidas en establecimientos financiados por el Gobierno canario y se olvidan, quizás no sepan el número exacto, de los más de 6.000 que se encuentran fuera de sus domicilios afectados o han perdido su primera y única vivienda, medio de vida o empleo. Muchos de ellos lamentablemente mal viviendo, e incluso durmiendo en un cuarto de pileta. Eso sí, se sienten orgullosos y agradecidos a la dirección técnica de la catástrofe el estar todos vivos", dicen.

"Las asociaciones de vecinos en estos 80 días de erupción se han convertido en una cadena humana de solidaridad entre los convecinos afectados que reconocen los rostros y escuchan la voz próxima de sus representantes ante los problemas que van surgiendo diariamente, y son muchísimos y varios. Después de tantos días, con sus largas noches, las asociaciones han detectado que la angustia ya ha hecho mella en las personas, de todas las edades, que deambulan su incertidumbre por toda la geografía de La Palma y fuera de ella. Sinceramente demandan y agradecen un abrazo y una voz de consuelo, ya están cansados de palabras y promesas. Ante la falta de una adecuada red de comunicación, con los más de 6.000 afectados, las asociaciones de vecinos cuentan con una red de intercambio de información humana con los vecinos. En algunos casos desde las asociaciones se les informa  directamente de la canalización de solicitud de ayudas, derechos y otros. Ha llegado el momento que las administraciones responsables de la emergencia pública asuman las demandas vecinales que portan las asociaciones de vecinos y sean oídas en sus justas reivindicaciones". 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats