eldiario.es

9
Menú

El nuevo cruce de El Molino elimina “el principal punto negro” de la red insular de carreteras

La obra, en la que se han invertido 650.000 euros, ha sido inaugurada este lunes por el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, y el alcalde de Breña Alta, y da solución a un tramo que presentaba una “extrema peligrosidad”.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, la escultora Pegé con las autoridades y un técnico, este lunes.

En la imagen, la escultora Pegé con las autoridades y un técnico, este lunes.

El enlace que se ha acondicionado en el Cruce de El Molino, en la carretera LP-3 a su paso por La Grama, en Breña Alta, ha eliminado uno de los principales puntos negros de la red viaria insular, en el que se han registrado en los últimos años numerosos accidentes de tráfico. La obra ha sido inaugurada este lunes por el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, y el alcalde breñusco, Blas Bravo, en un acto en el que también estuvieron presentes el vicepresidente de la Corporación insular, Carlos Cabrera; el consejero insular de Infraestructuras, Jorge González, y los técnicos del proyecto.

La obra se ha ejecutado en tres fases y ha tenido un presupuesto global de 650.000 euros. Blas Bravo dijo que esta actuación acaba con “un punto negro muy grande” en las carreteras insulares y aseguró que no se había ejecutado antes “porque no se había querido”. “Aquí había un peligro muy grande que se ha solucionado”, señaló.

El nuevo cruce cuenta con una obra escultórica de la artista Pegé, titulada ‘Los Ochenta’, que pretende ser un homenaje a las 22 personas desaparecidas en la riada de Llanito, acaecida el 16 de enero de 1957, y a sus familiares. “Quiero transmitir el desprendimiento natural que supone con la pérdida de la vida de la materia y la energía; la escultura representan el abandono del espíritu y las roturas de las cadenas que nos atan a la tierra”, explicó la artista.

El alcalde de Breña Alta apuntó que se trata de una escultura “preciosa” que recuerda “la tragedia humana en la que fallecieron 22 personas; es de justicia que esto se conmemore”.

En la imagen, rotonda del cruce de El Molino con la escultura al fondo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ

En la imagen, rotonda del cruce de El Molino con la escultura al fondo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ

El presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, aseguró que este lunes es “un día especial porque se ha dado una solución razonable, en tiempos de crisis, a un problema de la red viaria insular”. “Los técnicos han resuelto magníficamente el principal punto negro de La Palma en materia de tráfico”, afirmó. “El proyecto previsto, que contemplaba la construcción de un pulpo, suponía una inversión de 10 millones de euros, pero era imposible de acometer en estos tiempos”, apuntó Pestana. “Hay que agudizar el ingenio para solucionar problemas, y tengo que agradecerles a los técnicos del Cabildo la solución que han dado, con ingenio, esfuerzo y voluntad, y también el impulso del consejero de Infraestructuras, Jorge González”, subrayó. Recordó que “las carreteras están en mal estado, pero se le ha dado un impulso importante en los dos últimos años”. Aludió asimismo a la obra escultórica de Pegé y comentó que “hoy es un día para el recuerdo y también para la alegría”.

En el informe técnico se apunta que el Cruce de El Molino se le ha considerado “históricamente un punto conflictivo desde el punto de vista de la seguridad vial en La Palma, con una intensidad media de vehículos cercana a los 16.000”. “La falta de visibilidad del enlace, debido a la existencia de una curva muy cerrada, unido a la gran cantidad de movimientos permitidos, eran los causantes de la extrema peligrosidad a la que se veía sometidos los múltiples usuarios del tramo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha