Mascarillas transparentes para para el alumnado con sordera

En la imagen, dos mascarillas transparentes para personas con sordera.

“El último trimestre del curso 2019-2020 se vio sometido a importantes alteraciones como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, que motivó la declaración del estado de alarma mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo. Son muchas las barreras con la que se enfrentan las personas con discapacidad auditiva. A estas barreras ahora hay que sumarles la obligación que tenemos las personas de llevar mascarillas y esto dificulta la lectura labial y el acceso a la expresión facial tan importante para la comunicación, no sólo para las personas con sordera sino para la población en general. Al inicio de este curso escolar 2020-2021 se publicó en el mes de septiembre la resolución conjunta de la Dirección General de Ordenación, Innovación y calidad, y de la Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos, por la que se dictan Instrucciones a los centros educativos de la Comunidad Autónoma de Canarias para la organización y el desarrollo de la actividad lectiva durante el curso escolar 2020-2021. A través de la misma, se analiza la repercusión de la crisis sanitaria en el funcionamiento de la actividad educativa y el paso de una enseñanza presencial a una telemática, así como el impacto negativo que esto supuso al alumnado. Entre estas medidas se encuentran algunas específicas para centros ordinarios de atención educativa preferente para alumnado que presenta discapacidad auditiva”, informa Funcasor en nota de prensa.

“En Canarias existen algunas iniciativas donde se están elaborando mascarillas trasparentes inclusivas. Para nuestra Fundación son propuestas interesantes, porque contribuyen a eliminar las barreras de comunicación del alumnado con discapacidad auditiva en las aulas, siendo el apoyo de la lectura labiofacial su principal apoyo en la comunicación, entre otros”, subraya.

“Por ello, desde Funcasor se está llevando a cabo un proyecto donde se pretende dotar a los Centros Ordinarios de Atención Preferente (COAEP) de alumnado con discapacidad auditiva en Canarias, de mascarillas transparentes para facilitar la comunicación y contribuyendo a la inclusión del alumnado con sordera en el centro escolar”, dice.

La Fundación Canaria para las Personas con Sordera y sus Familias (Funcasor) se creó en 1992, como una entidad sin fin de lucro, de interés general, asistencial, cultural y de servicios, cuyo fin general es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, preferentemente auditiva y de sus familias, en las Islas Canarias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats