El sistema óptico del TMT alcanza “otro hito” al pasar con éxito la revisión preliminar

Recreación del TMT en las cumbres de Puntagorda. Imagen: Documento Inicial del proyecto TMT.

Los equipos de Óptica e Ingeniería de Sistemas del TMT (Telescopio de Treinta Metros) han alcanzado “otro hito importante” al pasar “una exitosa revisión crítica del diseño preliminar del Sistema de Instrumentos de Prueba Óptica de TMT (TINS por sus siglas en inglés)”, informa el consorcio internacional que promueve la construcción de esta megainfraestructura científica  a la que, como segunda alternativa, aspira La Palma. La primera opción del citado consorcio es Hawái. 

Cuando se construya el TMT, señala en un comunicado, “todos los sistemas serán probados y ajustados extensamente durante una fase de verificación técnica, antes de ser entregados a las operaciones. Los tres sistemas de espejos (M1, M2 y M3) tendrán que pasar por una fase de puesta en marcha y prueba, y cada uno de los 492 segmentos de espejos de TMT que forman el M1 tendrá que ser alineado después de la instalación. Estas pruebas se llevarán a cabo con dos sistemas hechos a medida colocados sobre el espejo primario, la Cámara de Foco Primario (PFC por sus siglas en ingles) y el Sistema de Metrología Global (GMS por sus siglas en inglés); ambos componentes principales de TINS”. 

El diseño conceptual del PFC, explica, fue parte de referida revisión. El PFC es un sistema de cámara que se instalará en el foco del espejo primario (M1), en la parte superior de la estructura del telescopio, en el mismo lugar donde se instalará el sistema de estrella láser del telescopio. El PFC se usará como un dispositivo de imagen durante las actividades de ensamblaje, integración y verificación (AIV por sus siglas en inglés) para ayudar a la alineación de los primeros segmentos de M1, añade.

El PFC, apunta, apoyará una serie de mediciones de control. Su control óptico facilitará la realización del modelo de apuntamiento del telescopio. También se utilizará para confirmar el rendimiento del seguimiento y la calibración inicial de los segmentos. El principal requisito óptico del PFC, señala, es ver una fracción de los segmentos M1, hasta un diámetro de 20 metros. El PFC consistirá en una cámara CCD, lentes correctores y una rueda de filtros que contiene filtros de densidad neutra, montados en un módulo de posicionamiento 3-D. La electrónica y los adaptadores permitirán controlar el sistema a través de Ethernet. Tras la instalación de los segmentos M1, el PFC se retirará para llevar a cabo la instalación M2. 

Sistema Global de Metrología (GMS)

El GMS, se explica en la nota, es un sistema permanente y flexible montado en el telescopio que puede ser adaptado a diferentes tareas de metrología. Basado en rastreadores láser, el GMS ayudará en la alineación de la óptica del telescopio durante el montaje inicial del mismo. El GMS servirá para realizar la alineación inicial cuando los ingenieros de TMT construyan progresivamente el sistema óptico, siguiendo el plan de alineación del telescopio.

El GMS, detalla, consta de tres rastreadores láser fijos montados en la estructura de elevación, y un rastreador láser móvil adicional que se utilizará en la plataforma Nasmyth. Los rastreadores láser, agrega, medirán la posición tridimensional de los Retrorreflectores Montados Esféricamente (SMRs por sus siglas en ingles), colocados en lugares clave de la estructura del telescopio, la óptica y los instrumentos científicos.

Los equipos de Óptica e Ingeniería de Sistemas de TMT, concluye, han modelado las ubicaciones del rastreador láser y los SMR de TMT y han estimado la precisión de la medición proporcionada por el GMS, junto con el análisis de peligros, las evaluaciones de riesgos y los posibles medios de mitigación. Todos estos estudios fueron documentados y reportados durante la revisión del TINS.

La Palma, opción B

La Palma, como opción b, aspira a albergar, en una parcela situada en las cumbres de Puntagorda, en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, esta megainfraestructura científica si, finalmente, el citado organismo que la promueve no consigue ubicarla en el observatorio de Mauna Kea, en Hawái. Este emplazamiento, pese a la oposición de los nativos de Hawái, se mantiene como primera alternativa.

Se estima construir el TMT costará unos 1.400 millones de dólares (1.265 millones de euros). Las obras durarían unos diez años e implicarían a 300 trabajadores locales. Una vez en operación, dará empleo a 140 personas y requerirá un gasto anual de 40 millones de dólares (36 millones de euros), si el lugar elegido es Hawai. En La Palma, los costes de operación serían inferiores.

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2020 - 13:54 h

Descubre nuestras apps

stats