La portada de mañana
Acceder
España se asoma al colapso sin que haya llegado aún el impacto de la tercera ola
La extrema derecha violenta, sobre el futuro después de Trump: "Estamos solos"
Opinión - 14F, un 'spin-off' malo de octubre del 2017, por Neus Tomàs

El Telescopio William Herschel obtiene desde La Palma una espectacular imagen de la gran conjunción planetaria de Júpiter y Saturno

Imagen de la gran conjunción planetaria de Júpiter y Saturno obtenida con el Telescopio William  Herschel.

El Grupo de Telescopios Isaac Newton ha utilizado una espectacular imagen de la gran conjunción planetaria de Júpiter y Saturno como postal navideña (ver imagen completa en: http://www.ing.iac.es/PR/press/RGB_10.png). La impresionante  imagen fue obtenida por el Telescopio William Herschel (WHT), emplazado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en las cumbres de La Palma, el pasado lunes, 21 de diciembre, en torno a las 19.15 horas.

Desde el Grupo de Telescopios Isaac Newton explican  que “la imagen fue obtenida en el momento del máximo acercamiento celeste de los dos gigantes del Sistema Solar”. Para ello, añaden, “utilizamos una cámara CMOS cuyo campo de visión era algo mayor que la distancia entre ambos instalada en el nuevo foco primario del Telescopio William Herschel. La excelente localización de La Palma para observar este evento en particular, el buen tiempo meteorológico y la buenas condiciones para la observación, y la utilización de un telescopio capaz de observar hasta casi 12 grados de elevación con una óptica excepcional, como el WHT, hicieron el resto”. La imagen fue obtenida por Javier Méndez, Richard Ashley, Lilian Domínguez, Emilie Elhome, Jure Skvarc y Ovidiu Vaduvescu.

“Aunque la conjunción Júpiter-Saturno se produce cada 20 años aproximadamente”, explican, “la última vez que ambos astros se acercaron tanto en el cielo como en la noche del 21 de diciembre fue en 1623 (durante el día) y anteriormente hace casi 800 años. En 2080 se volverá a producir el mismo fenómeno”.

La imagen mostrada “es la suma de unas 5 exposiciones de menos de 2 centésimas de segundo en los filtros rojo, verde y azul, procesadas de tal manera que todos los detalles detectados son visibles a pesar de la enorme diferencia de brillo entre los planetas y sus satélites, los múltiples movimientos (los satélites de ambos sistemas y los planetas entre sí) y la gran refracción atmosférica producida por la observación a través de 3.5 veces la atmósfera en el zénit”.

La cámara  “se está utilizando para comprobar la calidad óptica del nuevo corrector del foco primario del tTelescopio William Herschel, en preparación para la instalación de WEAVE, el nuevo espectrógrafo multiobjeto del WHT que será capaz de obtener unos 20.000 espectros de objetos individuales cada noche y se pretende que esté en uso más del 75% de las noches durante mínimo los próximos 5 años”. La nueva óptica,  subrayan, “de excelente calidad, facilita un campo de visión 9 veces mayor hasta un total de 2 grados de diámetro o 4 veces la luna llena. WEAVE situará al WHT en la vanguardia de la observación multiobjeto en el mundo y se prevé su primera luz en 2021”.

(Ver postal en: http://www.ing.iac.es/xmas/2020.png)

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 16:37 h

Descubre nuestras apps

stats