La contaminación lumínica amenaza los ecosistemas nocturnos de la Macaronesia

Paisaje nocturno en el Teide

Europa Press

0

El proyecto de la Unión Europea Energy Efficiency Laboratories (EELabs) estudia desde finales del año pasado en Tenerife el impacto de la contaminación lumínica.

El objetivo es maximizar la eficiencia energética de las nuevas tecnologías de alumbrado, principalmente LED, minimizando a su vez su impacto en la contaminación lumínica en los ecosistemas naturales de la Macaronesia.

"La contaminación lumínica ya no es sólo una amenaza para la astronomía sino para los ecosistemas nocturnos. EELabs trabajará de forma transversal para comprender el impacto de la contaminación lumínica en espacios naturales protegidos con el objetivo de definir sus riesgos y amenazas", comenta Miquel Serra-Ricart, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), administrador del Observatorio del Teide y coordinador del proyecto.

La pérdida de la oscuridad por el uso creciente de la luz artificial nocturna tiene un peligroso impacto en los ecosistemas naturales. Aunque esta luz puede ser tan débil que, en ocasiones, los humanos no pueden detectarla, se ha demostrado que el 30% de los vertebrados nocturnos y el 60% de los invertebrados que desarrollan su actividad durante la noche pueden estar amenazados.

La región de la Macaronesia cuenta con 62 zonas de especial protección para las aves, que cubren el 30% de su superficie terrestre, el mayor porcentaje de todas las regiones biogeográficas de la Unión Europea.

Para llevar a cabo su cometido, EELabs instalará Laboratorios de Polución Lumínica (LPL), que son infraestructuras ecológicas no intrusivas, en áreas naturales protegidas de la Macaronesia.

Los LPLs son una red de fotómetros o un alumbrado público con LED y la misión de esta tecnología es dar apoyo instrumental tanto a los investigadores del proyecto como a los de otros centros de investigación europeos.

EELabs se basa en la experiencia de la Oficina Técnica para la Protección del Cielo (OTPC) de los Observatorios de Canarias y en los instrumentos desarrollados en el proyecto STARS4ALL.

El IAC, coordinador del proyecto, apuesta de forma clara y rotunda por la protección de los cielos oscuros, consciente de que en la protección del cielo también se deben considerar otros criterios ambientales, culturales y sociales, más allá de la astronomía.

En los archipiélagos de Canarias, Madeira y Azores la contaminación lumínica causa una alta mortalidad de aves marinas en cada temporada de cría, cuando las aves más jóvenes inician sus primeros vuelos hacia el océano.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2020 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats