Toque de queda a la 1.00 y reuniones limitadas a seis personas, el plan canario para estas Navidades

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

Desde el 23 de diciembre hasta el 6 de enero se implantará el toque de queda en Canarias desde la 1.00 hasta las 6.00 horas, salvo en Nochevieja, Nochebuena y 31 de diciembre, cuando la restricción a la movilidad nocturna comenzará a la 1.30 horas. Tampoco se permitirán las reuniones de más de seis personas en bares y restaurantes y en las cenas de las fechas señaladas de las Navidades, el día de Nochebuena; el 25, día de Navidad; el 1 enero y el 6, día de Reyes, "no se debe superar el máximo de 10 personas" y no "se computan a los niños de entre 0 y 3 años", según ha explicado el consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

Estas medidas entrarán en vigor un día después de la publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) a partir del 23 de diciembre. De las restricciones a la movilidad nocturna estarán exentos determinadas actividades, como el cuidado a menores o mayores, causas de fuerza mayor, situaciones de necesidad o actividades similares debidamente acreditadas. Además, el número máximo de personas en encuentros sociales y familiares que tengan lugar en espacios de uso público y privado, cerrados o al aire libre, se limitará a seis personas, salvo en el caso de que sean convivientes, es decir, que residen en el mismo domicilio.

Los establecimientos dedicados a la restauración deberán cerrar a las 00.00 horas y no se permitirán grupos de más de seis personas; además, las mesas deberán estar separadas por una distancia de dos metros. El consumo en barra no podrá exceder las dos personas con distancia de al menos dos metros al siguiente y se fijarán posiciones delimitadas; también se mantiene la prohibición de fumar en terrazas. El objetivo es "evitar aglomeraciones", ha explicadoTrujillo.

También se prohíben actividades como cotillones, bailes, karaokes, fiestas o verbenas "que conlleven aglomeraciones de personas que no puedan controlarse", ha relatado el consejero de Sanidad. Respecto a la celebración de cabalgatas o portales de belén, se tendrán que aplicar "medidas singulares" y "contar con la autorización correspondiente".

En el apartado de recomendaciones, el consejero de Sanidad ha aconsejado que se realicen las compras con antelación para evitar aglomeraciones y a los estudiantes que regresen a las Islas, les pidió que "en los diez días antes de venir limiten la interacción social para evitar contagios". También se recomendará cerrar parques y zonas de esparcimiento y se plantea no celebrar grandes actos deportivos, salvo autorización expresa.

En cuanto a las celebraciones religiosas, se podrán llevar a cabo siempre con respeto a los horarios establecidos de la movilidad nocturna." Se recomienda evitar los cantos y quedan prohibidos los coros porque pueden generar, por el efecto aerosol, algunos riesgos importantes de transmisión", ha señalado Trujillo.

El consejero de Sanidad ha explicado que la adopción de estas medidas obedecen a los movimientos e interacciones que se generan la época Navideña. "Es el caldo de cultivo para que se propague. Aunque tengamos datos que permiten ser más flexibles, preferimos pecar por exceso de celo que por exceso de relajación, que es lo que está detrás de los repuntes de contagios". Además, ha mostrado su preocupación sobre la situación epidemiológica de Tenerife y ha anunciado que este viernes obtendrán un informe de Salud Pública que permitirá decidir si se aplican medidas más restrictivas.

Etiquetas
Publicado el
3 de diciembre de 2020 - 21:24 h

Descubre nuestras apps

stats