Canarias actualiza la guía anticovid de los colegios ante el aumento de casos: cuándo debe aislarse el alumnado

Alumnado de un  colegio de Las Palmas de Gran Canaria, a punto de entrar a clase. EFE/Ángel Medina G.

Jennifer Jiménez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

Muchas dudas e incertidumbre se han generado con el protocolo COVID a seguir cuando se cumple una semana de la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad. La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ha publicado este lunes un documento de Salud Pública en su página web en el que recuerda la estrategia a seguir, una guía que fue remitida con sus actualizaciones a los centros educativos el pasado viernes. ¿Cuándo debo quedarme en casa si soy docente? ¿cuándo no debo enviar a mi hijo al colegio? La máxima de la guía es que “en ninguna circunstancia, el alumnado, profesorado uno u otro personal que presente síntomas compatibles con COVID-19, independientemente de su estado de vacunación, deberá acudir al centro educativo, hasta que tenga un resultado de una prueba diagnóstica negativa, no siendo válido el autotest negativo adquirido en farmacia”. De hecho, “si un alumno o trabajador acude al centro presentando síntomas, esté o no vacunado, deberá volver a su domicilio y aislarse hasta que el caso se descarte con una prueba diagnóstica negativa”. 

La guía especifica qué hacer cuando hay casos positivos detectados en el propio centro educativo, pero las medidas han cambiado respecto a anteriores protocolos debido a la alta circulación del virus y al “principio de prioridad de la presencialidad”. Si se detectan un total de cuatro contagios en un aula de Educación Infantil o Primaria (o menor del 20% de los componentes del aula) quienes hayan sido casos positivos confirmados por test de farmacia o de laboratorio deberán guardar cuarentena 7 días, pero la persona responsable COVID del colegio deberá informar al resto de padres de la clase que no deberán aislarse (estén o no vacunados, excepto las personas con inmunosupresión). A partir de cinco casos o más del 20% del aula contagiada en siete días, el alumnado  vacunados con pauta completa quedará exentos de cuarentena y seguirá asistiendo a clases. Sin embargo, los vacunados de forma incompleta o no vacunados sí  deberán guardar cuarentena domiciliaria siete días desde el último día de exposición al caso positivo y vigilar la aparición de síntomas hasta el décimo día.

En el resto de niveles educativos, cuando se constate un solo caso los vacunados con pauta completa quedarán exentos de cuarentena y seguirán asistiendo a clases. Por su parte, mientras, los vacunados de forma incompleta o no vacunados sí que deberán guardar cuarentena domiciliaria siete días desde el último día de exposición al caso positivo y vigilar la aparición de síntomas hasta el décimo día. Estos mismos criterios se aplicarán en el caso de las actividades extraescolares. 

Contactos estrechos en la familia

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el contacto estrecho no se ha producido en el aula, sino en el entorno familiar? El personal sanitario facilitará en el teléfono 900 112 061 el asesoramiento personalizado, ya que dependerá de las patologías de las personas convivientes, de la vulnerabilidad de los afectados y si se encuentran vacunados o no. No obstante, la norma general es la misma publicada en la estrategia de detección de la COVID del Ministerio de Sanidad. Es decir, en los contactos estrechos identificados que no estén vacunados la duración de la cuarentena será de siete días siempre y cuando no desarrollen síntomas durante este periodo. En los siguientes 10 días tras el último contacto deberán extremar las medidas de protección. Las personas vacunadas (pauta completa)  no tendrán que guardar dicha cuarentena si no presentan síntomas. 

En el ámbito educativo, los mayores de 12 años (Educación Secundaria) se encuentran vacunados en un 79,57% con pauta completa, mientras que los menores entre 5 y 11 años de momento solo han recibido la primera dosis, aunque avanza a buen ritmo con el 43,41% con al menos una pauta. Por tanto, los menores de 11 años que hayan tenido contacto con una persona contagiada en su ámbito familiar, por ejemplo en el caso de padres que han dado positivo, deberán guardar cuarentena en casa. 

Por qué se apuesta por la presencialidad

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias notificó a finales de la pasada semana 1.637 profesores contagiados por COVID-19 y 9.587 estudiantes, una cifra recogida entonces por la agencia Efe y que no ha sido actualizada esta semana. Educación ya preveía que se produciría un incremento de contagios como reflejo de lo que se estaba produciendo en la sociedad canaria en esta Navidad. No obstante, al igual que el resto de comunidades autónomas se ha apostado por la presencialidad ya que “el cierre proactivo de los centros educativos como medida para controlar la transmisión ha demostrado ser poco efectivo cuando se aplica de manera aislada y tener un impacto negativo a nivel de desarrollo y educación en la población en etapa de aprendizaje, además de tener un posible impacto en otros grupos de población más vulnerables”, destaca el documento publicado este lunes. 

La guía añade que a lo largo de la pandemia se ha “visto que la apertura o cierre del ámbito escolar o ha tenido reflejo en la evolución de la curva epidémica y de forma continua se ha demostrado una menor transmisibilidad”. Por ello, se insiste en que “los centros son seguros” y añade que la población infantil tiene menor riesgo de padecer de forma más grave la COVID-19. “Es importante también tener en cuenta el impacto sobre la conciliación familiar y laboral así como el riesgo para potenciales cuidadores vulnerables puede tener el cuidado de los niños pequeños en situación de cierre de aulas o colegios”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats