Canarias mejora en la "semana clave" antes de Carnavales: así están los datos epidemiológicos este lunes

Curvas de IA a siete días en cada una de las islas y la media del archipiéalgo este lunes, 8 de febrero

Si no existiera la pandemia de coronavirus, este viernes, 12 de febrero, darían comienzo en Canarias los famosos Carnavales. Tendría lugar la cabalgata en la que la recién aclamada Reina pasearía su fantasía por las calles de Santa Cruz de Tenerife acompañada de los grupos populares: murgas, comparsas y rondallas, además de por sus damas de honor y de cientos de personas disfrazadas y los tradicionales personajes del Carnaval. Pero no será así este año: las fiestas en la calle en todas las islas está suspendidas y en su lugar las dos capitales, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, celebrarán fiestas virtuales cuyos detalles no se conocen aún al completo.

Relajar las restricciones en Carnaval, una línea roja para el Gobierno de Canarias

Relajar las restricciones en Carnaval, una línea roja para el Gobierno de Canarias

Sin embargo, las autoridades ya han manifestado su temor a que muchas personas se decanten por hacer celebraciones en privado, lo que podría, de nuevo, aumentar los contagios de coronavirus en las islas. Pese a esa preocupación, el Gobierno de Canarias, atendiendo estrictamente a los indicadores epidemiológicos, baraja la posibilidad de rebajar este jueves, cuando se reúna el Consejo de Gobierno, los niveles de alerta en aquellas islas en las que estos valores hayan mejorado. Es el caso de Tenerife, que viene experimentando un gran descenso de contagios desde los primeros días de enero y ya se encuentra por debajo del umbral de los 50 casos (30,1) en cuanto a incidencia acumulada (IA) a siete días; y también de Gran Canaria y Lanzarote, cuyas curvas de IA han bajado notablemente en los últimos días, tal y como se aprecia en la gráfica inferior.

El Informe Diario de la COVID-9 en Canarias publicado por la Consejería de Sanidad este lunes con datos consolidados de este domingo corrobora esta mejoría y, si esta se mantuviera hasta este jueves, día en que se reúne el Consejo de Gobierno, estaría justificado un descenso en los niveles de alerta de varias de las islas. De hecho, el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, abrió la puerta a esta posibilidad este mismo lunes tras reconocer que los datos de las Islas han mejorado y que esta semana "es clave".

Así, Tenerife podría descender al nivel 1 de alerta y, por tanto, las reuniones sociales se ampliarían de seis a diez personas, aunque se mantendría el toque de queda desde las 23.00 a las 06.00 horas. Gran Canaria podría bajar del nivel 3 al dos, con reuniones sociales de seis personas en vez de cuatro; y Lanzarote podría bajar del nivel 4, el máximo, al 3, con reuniones sociales de hasta cuatro personas, en vez de las dos actuales. También se eliminaría la obligación de cerrar los comercios a las 18.00 horas.

Mejoría en los indicadores

De los ocho indicadores que toma como referencia el Gobierno de Canarias para establecer un nivel de alerta u otro siguiendo lo acordado en la Comisión Interterritorial de Salud entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, este lunes Tenerife presenta solo dos de ellos en nivel de riesgo medio (color naranja), cinco en nivel de riesgo bajo (color salmón) y uno en riesgo mínimo (color verde). La IA a siete días ha bajado a los 30,77 casos por cada 100.000 habitantes, y la IA a 14 días a los 66,46 casos. En mayores de 65 años, la IA a siete y 14 días ha bajado a 23,55 y 47,1 casos, respectivamente. En todos estos parámetros se confirma una mejoría. por ejemplo, tomando como referencia la IA a siete días, la isla ha logrado reducirla a la mitad en un mes, al pasar de 60 casos el 8 de enero a los 30 de este lunes.

En Gran Canaria los indicadores siguen siendo peores pero también han mejorado y, aunque cuatro de ellos aún muestran un nivel de riesgo alto (color rojo), ya se aprecian dos en riesgo bajo y uno en riesgo mínimo. Son la positividad (6%), el porcentaje de ocupación camas hospitalarias por pacientes con COVID-19 (4,62%) y la trazabilidad (83,47%), respectivamente. Atendiendo a la IA a siete días, Gran Canaria ha conseguido bajar desde los 118 casos por cada 100.000 habitantes del pasado 1 de febrero a los 88 de este lunes. Con esto se confirma que la isla ha comenzado al fin a doblegar su curva de contagios después de que en las dos primeras semanas en nivel de alerta 3 no hubiera logrado que dicha gráfica tomara un sentido descendente, sino tan solo que frenase su tendencia alcista, sin hacer que comenzase a descender, como finalmente ha ocurrido.

Algo similar ocurre en Lanzarote. Su curva de IA a siete día también muestra un claro descenso, que comenzó de forma evidente antes que el de Gran Canaria al tener las restricciones más severas del archipiélago. Así, su incidencia a siete días, aunque sigue siendo la más alta en las Islas, ha bajado en una semana desde 332 casos por cada 100.000 habitantes a los 216 de este lunes. A catorce días el descenso es igualmente notable: de 742 casos el 1 de febrero a 549 este lunes.

La mejoría es clara y, tal y como ha defendido en diversas ocasiones el Gobierno de Canarias, las decisiones respecto a los niveles de alerta se toman de manera objetiva valorando únicamente estos parámetros. Estaría, por tanto, justificada una relajación de las restricciones en islas como Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. Sin embargo, en el horizonte inmediato asoman ya los Carnavales y, como ya ocurrió con Halloween y con las Navidades, sin restricciones los contagios aumentan.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats