Un libro arroja luz sobre el papel de los movimientos urbanos en la construcción Las Palmas de Gran Canaria

Acto de presentación del libro 'Construyendo la ciudad futura. Movimientos urbanos en Las Palmas de Gran Canaria (1968-1987)' en el Castillo de Mata, al que acudieron el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

El periodo que va desde 1968 hasta 1987 se corresponde con uno de los procesos de cambio más importantes de la historia contemporánea de Canarias y, probablemente, el de mayor movilización social y política. Es el periodo de tiempo que aborda el libro Construyendo la ciudad futura. Movimientos urbanos en Las Palmas de Gran Canaria (1968-1987) coordinado por los historiadores Juan Manuel Brito y Pablo Socorro, del Centro de Estudios e Investigación del Atlántico (CEDA) del que se presentó el pasado 2 de diciembre en la capital grancanaria.

Este trabajo colectivo parte de un estudio sobre el crecimiento urbano de Las Palmas de Gran Canaria entre 1960 y 1989, para enmarcar el papel de los movimientos sociales en dicho proceso. A partir de ahí, el libro aborda los orígenes y la evolución del asociacionismo vecinal en el tardofranquismo, analizando los impactos de este al constituirse como sujeto político durante la transición; el papel de las mujeres en el movimiento vecinal, así como las implicaciones del movimiento feminista en la articulación de la movilización popular en los barrios de la ciudad en este período. 

También estudia las movilizaciones desarrolladas en el barrio de La Isleta, lugar donde se producen las protestas más importantes del período, gracias a la simbiosis existente entre el movimiento sindical, esencialmente del colectivo de los estibadores, y la acción vecinal; el caso concreto de la denominada Guerra del Agua de 1983, un conflicto de alta intensidad en el que las asociaciones vecinales del Cono Sur de la ciudad se opusieron al sistema de cobros y al elevado precio del suministro de agua y el surgimiento del ecologismo urbano su papel en relación con el proceso de construcción democrática de la ciudad. 

Pablo Socorro asegura que “el papel de los movimientos vecinales como agentes democratizadores en el final del franquismo y durante la transición es un asunto central de nuestra historia reciente, al que la historiografía canaria le había prestado poco o ninguna atención hasta este momento. Este libro abre un amplio campo de estudio que debe incluir más movimientos vecinales de otros municipios de las islas.”

Por su parte, Juan Manuel Brito cree que “más allá de su relevancia académica, el libro quiere subrayar la importancia que tiene recuperar la memoria colectiva de los movimientos urbanos en la construcción de la ciudad. La historia reciente de la ciudad no puede ser explicada sin incluir de manera destacada el papel que desempeñaron miles de personas implicadas activamente en la mejora de sus barrios”.

El acto celebrado en el Castillo de Mata, contó con la asistencia del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo. Ambos coincidieron en señalar la importancia de conocer más acerca de nuestro pasado reciente y reconocer el papel de quiénes lucharon por conseguir la democracia y tuvieron una fuerte influencia en el desarrollo de la ciudad y la isla tal y como la conocemos. 

La publicación se enmarca dentro del proyecto Historia de los movimientos vecinales en Las Palmas de Gran Canaria, desarrollado por el Centro de Estudios y Difusión del Atlántico, entidad de carácter científico que tiene como objetivo el fortalecimiento de la investigación y la transferencia del conocimiento científico en nuestra sociedad, y ha sido financiado por la Concejalía de Participación ciudadana del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Unidad de Participación ciudadana del Cabildo de Gran Canaria.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats