Los podencos rescatados del volcán de La Palma están bajo custodia oficial tras una entrega anónima

A la izquierda, comparación de la delgadez de uno de los perros hecha por Leales.org; a la derecha, tres de los perros, en el estanque cercado por la lava

Los podencos rescatados de entre las coladas de lava en La Palma la semana pasada por personas anónimas se encuentran ya al cuidado del Gobierno de Canarias. Los animales están bajo la custodia del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) y serán examinados próximamente para conocer su estado de salud. Así lo adelanta el diario La Vanguardia, que cita como fuente al director general de Derechos de los Animales del Gobierno, Sergio García. Este periódico añade que ha sido el Colegio de Veterinarios de Canarias el que le ha comunicado este lunes por la mañana la situación en la que están los animales: “Me han dicho que están ahora mismo en dependencias de una casa de acogida en la isla y se está pendiente de su valoración por parte del Seprona”, añade García. 

Colectivos animalistas difunden un vídeo de los podencos rescatados en La Palma y aseguran que están en manos de protectoras

Colectivos animalistas difunden un vídeo de los podencos rescatados en La Palma y aseguran que están en manos de protectoras

La entrega ha sido realizada de forma anónima a un equipo de veterinarios que trabaja en la emergencia en la isla, indica La Vanguardia. Canarias Ahora ha confirmado, a través del Colegio Oficial de Veterinarios de Canarias, que se recibió una llamada anónima dando la ubicación de los podencos y que, tras informar al Pevolca, se procedió a su recogida. Los perros, añaden estas mismas fuentes, están bien y están siendo atendidos.

Este estrambótico episodio dentro de la emergencia que supone la erupción volcánica en La Palma había dado este fin de semana otro giro inesperado después de que se difundiera un vídeo en el que aparecían los perros y "animalistas" reclamaban estar detrás del sonado rescate y no presuntos cazadores.

Sin embargo, la organización animalista Leales.org, que fue quien primero alertó de la situación de los podencos atrapados por la lava e inició una campaña para lograr su rescate, tachó este domingo las imágenes de "farsa". Mediante una publicación en sus redes sociales, aseguró que los animales del vídeo eran los mismos que estaban atrapados en el estanque cercado por la lava, pero que había sido grabado por "cazadores" antes de la erupción y no después del rescate.

La organización no dudó en afirmar que, por lo que se ve en el vídeo, "ese sitio huele a cazador escondiéndose..." y aportó varios argumentos, como el lugar en que fue grabado, con aspecto de "zulo", o que quien difunde las imágenes insistiera en decir que no fueron cazadores sino animalistas.

"No nos creemos la película de los héroes de la sábana [en referencia a la pancarta dejada por quienes se llevaron a los perros del lugar en el que estaban atrapados], mostrando sólo las fotos de los perros asustados al final y con el rabo entre las patas. Las protectoras no secuestran ilegalmente animales, ya que tendrían problemas para llevarlos al veterinario, por ejemplo y justo antes de saber que iban a ser identificados por la protectora Aanipal", declaró en un post de Facebook.

Tras el rescate de los animales por parte del autodenominado A Team, del que se tuvo noticia el pasado jueves pero que se había llevado a cabo varios días atrás aprovechando una noche de Luna llena, la Guardia Civil inició una investigación por si la operación, sobre lava aún caliente, habría supuesto cometer algún delito al saltarse el perímetro de seguridad establecido por las autoridades. Según pudo saber este periódico, el cuerpo armado está tras la pista de un bombero, un vulcanólogo y un cazador, que habrían atravesado la colada de lava portando una cámara térmica para elegir el camino más propicio para llegar hasta los perros.

Lo que señalaba esta organización es que, tras el revuelo formado por la operación de rescate y haberse abierto una investigación, ahora se estaría intentando desviar la atención hacia presuntas protectoras recalcando, además, que no fueron unos cazadores. Además, consideraba que no se podía dar por concluido el asunto mientras no se sepa quiénes son los dueños de los canes y "si se les va a multar por cazar ilegalmente en un nivel de alerta [el día de la erupción, ya que estaba prohibido transitar por los montes de la zona], se haga una declaración institucional que diga dónde están los animales y con quién, y se muestre un certificado veterinario de que están bien de salud".

Ahora, tras aparecer los animales y encontrarse por fin bajo custodia oficial, cabe esperar que algunas de las incógnitas sobre este caso se despejen. Mientras tanto, la investigación continúa abierta por si se cometió un presunto delito de desobediencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats