Santa Brígida cuenta con dos Hijas Adoptivas y tres Hijos Predilectos más

Imagen del Pleno Extraordinario en Santa Brígida.

Canarias Ahora

0

Cinco personalidades vinculadas al municipio de Santa Brígida han sido reconocidas con los títulos de Hijos Predilectos e Hijas Adoptivas en reconocimiento a sus respectivas actividades, trayectorias o legado, así como por su contribución al enriquecimiento, desarrollo y progreso del municipio.

 Así lo ha acordado el pleno extraordinario convocado en la tarde de este miércoles, 29 de mayo, por el alcalde de Santa Brígida, José Miguel Bravo de Laguna, para el nombramiento de Alicia María Guerra López y Domitila Rivero González, como Hijas Adoptivas de la Villa de Santa Brígida, así como la designación de tres nuevos Hijos Predilectos en la figura de Juan Sixto Muñoz Ramírez, Francisco José Déniz Santana y Juan Ignacio Santana González.

La propuesta de estos Honores y Distinciones tan merecidos se aprobaron por unanimidad de todas las fuerzas políticas. La Villa reconoce así a diferentes personalidades que han obrado en pro de su desarrollo y enriquecimiento. El acto de entrega tendrá lugar en un acto público, el próximo el 6 de junio, a las 19.00 horas en el Centro Cultural de la Villa, en el marco de las Fiestas de San Antonio de Padua de 2024.

 

Hijos/as Adoptivos/as

La Villa, dentro del capítulo de concesión del título de Hijos/as Adoptivos/as reconoce a personalidades que, no habiendo nacido en el municipio, han destacado de forma por sus aportaciones a la sociedad.

Domitila Rivero González, “Tilita”, era la hija de Miguel Rivero, un barbero y zapatero, y Primitiva González, quien distribuía manteles para bordar. A los 11 años sufrió la pérdida de su hermana mayor, lo que la llevó a asumir responsabilidades domésticas y cuidar a sus hermanos menores mientras sus padres trabajaban en el campo.

 Con los años, “Tilita” aprendió corte y confección, costura y bordados, y a los 23 se casó con Juan Hernández y se mudó a La Atalaya, donde crió a sus cinco hijos. Siempre apoyó a su esposo en la recolección y reparto de leche y, a los 36 años, obtuvo su carnet de conducir para ayudarlo cuando él enfermó. Juntos comenzarían a transportar materiales de construcción, un trabajo poco común para las mujeres de la época.

En los años 70, “Tilita” y su esposo abrieron una pequeña ferretería para ayudar a los vecinos y vecinas con materiales esenciales. Siempre participó activamente en asociaciones locales y en la Iglesia del Cristo de La Atalaya, y en el año 2014 fue nombrada pregonera.

A sus 87 años, nuestra nueva Hija Adoptiva es todo entrega y bondad, y un ejemplo de lucha y humildad. Una mujer que siempre tiene las puertas abiertas para quien la necesite.

Alicia María Guerra López vive en una encantadora casa construida en 1984 en La Atalaya, conocida como “La Casita”, nombre que rinde homenaje a su fascinación por las miniaturas y donde fundaría un singular Club de Miniaturistas. Entusiastas de todas las edades y géneros se reunían para compartir técnicas e ideas, creando maravillas en escala 1/12, desde vestimenta hasta enseres o plantas. La dedicación a estas obras la llevó a realizar investigaciones sobre arquitectura, mobiliario, moda y costumbres de las épocas que recreaba con precisión.

El viaje de Alicia al mundo de las miniaturas comenzó hace unos 35 años, cuando una casa de muñecas en un escaparate navideño capturó su imaginación. Entonces decidió embarcarse en la creación de una mansión de cinco plantas y 18 habitaciones, para lo cual viajó hasta Tenerife en busca de planos. Hoy en día, su colección cuenta con 23 casas y 55 escenas de vida cotidiana delicadamente detalladas que incluye muebles, libros y hasta obras de arte, y donde habitaciones completas reflejan la vida de toda una época. Proyectos que requieren una combinación de investigación histórica y habilidad artística. De ahí que incluso el Museo Elder le encargara la maqueta de un apartamento para demostrar a escolares y visitantes el funcionamiento de la corriente eléctrica.

Las impresionantes creaciones de esta artesana han sido destacadas en prensa y revistas especializadas, incluyendo portadas en ‘Miniaturas-Casas de Muñecas’, ‘9 escenas de película’, o ‘Mama Juana’, entre otras; también en revistas internacionales como ‘Dolls House’ y ‘Miniature Collector’. El arte de esta nueva Hija Adoptiva es un tesoro cultural para Santa Brígida.

 

Hijos/as Predilectos/as

En los títulos de Hijos Predilectos destacan personalidades cuyas trayectorias están vinculadas al aporte cultural, educativo o desarrollo social del municipio.

Juan Sixto Muñoz Ramírez ha sido una figura destacada en la vida social, cultural y educativa del municipio. Durante más de treinta años ejerció como docente en el Colegio José Manuel Illera de la Mora en el barrio de la Atalaya, convirtiéndose en un referente tanto dentro como fuera del ámbito educativo. Fue impulsor de la creación del Ampa en dicho centro y colaboró activamente en las fiestas patronales del Santo Cristo Milagroso.

En Santa Brígida, Juan ha sobresalido por su dedicación a preservar nuestras tradiciones, participando en la organización de varias ediciones de Florabrígida y promoviendo las fiestas Patronales del municipio, y entre 2003 y 2007 fue concejal delegado del Ayuntamiento, gestionando las áreas de Cultura, Festejos y Parque Guiniguada.

Sin embargo, nuestro nuevo Hijo Predilecto es mucho más que todo esto. No solo ha sido toda su vida un entusiasta comprometido, siempre involucrado en el movimiento social, cultural y educativo del municipio, sino que trasforma en arte todo lo que toca: un don que siempre ha dedicado a su amada Santa Brígida.

Francisco José Déniz Santana (Paco Déniz) es hijo del recordado y añorado “Francisco el del cine”, lo que le permitió vivir su particular cinema paradiso satauteño. Tiene una carrera que abarca más de tres décadas y una vasta experiencia en cine, televisión y teatro, lo que lo convierte en una de las figuras más versátiles y prolíficas de la escena artística española actual. Ha participado en una gran variedad de producciones cinematográficas como ‘X’, ‘El salto’, ‘A tiro limpio’ o ‘Del lado del verano’, entre otras; y en series como ‘El comisario’, ‘Servir y proteger’, ‘Tita Cervera, la baronesa’, ‘Amar en tiempos revueltos’, ‘Amar es para siempre’, ‘La que se avecina’, o ‘Aida’.

En cuanto al teatro, ámbito en el que ha desarrollado la mayor parte de su carrera con más de 40 obras sobre los escenarios, destacan algunos de los mejores espectáculos de las últimas décadas, como ‘Esperando a Godot’, ‘El laberinto mágico’ (premio Valle Inclán), ‘Divinas Palabras’ (mejor espectáculo en el Festival Lincoln Center de Nueva York), ‘La rosa de papel’, o ‘La Ternura’ y ‘Edipo Rey’, ambas premio Max.

Sin embargo, su viaje artístico comenzó en Santa Brígida con la ‘La otra esquina’, una compañía que le hizo amar el teatro y viajar a Madrid para estudiar Interpretación Textual en la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Este recorrido es el testimonio de la pasión, dedicación y constante evolución de un nuevo Hijo Predilecto de su Villa natal.

Juan Ignacio Santana González es director de Seguridad por la Academia Canaria de Seguridad y ha gestionado más de 2.000 preventivos como jefe de la agrupación de Protección Civil de Santa Brígida.

Nacido en el barrio de San José de la Vegas, en la zona del Horno de la Teja, ha asumido múltiples responsabilidades, incluso después de finalizar su jornada laboral como trabajador municipal de Deportes, enfrentándose a desafíos desde una época en la que los servicios de emergencias no estaban correctamente gestionados o siquiera establecidos.

Desde su nombramiento en 1995 como jefe de la Agrupación de Protección Civil de Santa Brígida ha dedicado su vida a ayudar a los más desfavorecidos en situaciones de calamidad pública y emergencias que han afectado a nuestro municipio. Ha liderado a numerosos voluntarios y ha aplicado sus conocimientos para resolver diversas emergencias. Participó en la intervención del accidente aéreo en la Hoya del Gamonal, donde un avión del Ejército del Aire se estrelló. Dirigió el operativo de emergencias del 28 de noviembre de 2005, cuando el huracán Delta llegó al archipiélago canario como tormenta tropical. Estuvo presente en los incendios que asolaron Gran Canaria en 2007, con 18.770 hectáreas calcinadas; en 2017 con 2.700 hectáreas afectadas, y en 2019, con 9.500 hectáreas quemadas. En agosto de 2009, participó en el operativo de emergencia tras la explosión de la pirotecnia Dávila León en Teror, que causó la muerte de dos personas. Juan Ignacio fue uno de los primeros intervinientes debido a la proximidad con el municipio. También participó en el dispositivo de emergencias la noche en que el “perro maldito” cobró la vida de varias personas en Valsequillo.

Una labor encomiable, que se vuelve aún más admirable cuando se realiza sin recibir remuneración alguna. Por todo ello, Juan Ignacio Santana Gonzales es Hijo Predilecto del municipio, por sus 29 años de dedicación como jefe de la Agrupación de Protección Civil de Santa Brígida, mitigando los efectos negativos de las emergencias en beneficio de la ciudadanía.

Etiquetas
stats