El presidente del PSOE de Arona acusa al del Cabildo de Fuerteventura de intervenir en el urbanismo del sur de Tenerife

Agustín Marichal, presidente del PSOE de Arona

El constructor y presidente del PSOE en el municipio tinerfeño de Arona, Agustín Marichal, tiró este viernes con bala contra el titular del Cabildo de Fuerteventura, el también socialista Blas Acosta, en un nuevo capítulo del conflicto intestino que desangra la mayoría absoluta del PSOE aronero y la propia estabilidad de la Alcaldía. Dicho en plata, Marichal acusa al dirigente majorero de estar detrás de una operación para controlar la gestión urbanística sureña; siempre la manzana envenenada.

"Nos hemos ido enterando que el señor presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, estaba reuniéndose con tres o cuatro concejales del PSOE de Arona desde noviembre y diciembre", declaraba en Onda Tenerife. La razón, continúa Marichal, es que "su pareja trabaja en una inmobiliaria en Playa de las Américas y en Adeje, que tiene relación con Dieguito Cano (el constructor Diego Cano, enfrentado con Marichal).

Este continuó al micrófono como un ariete también contra la actuación del PSOE. "Ustedes imagínense por donde va el tema ya, por eso el partido creo que está tan calladito, y yo les he mandado mensajes y no me contestan. Desde un principio las ejecutivas insular y regional se pusieron de lado".

Marichal se reafirmó en su defensa del alcalde Mena y lanzando sospechas sobre Acosta y su vinculación con el grupo de concejales y empresarios opuestos a Mena. "Qué pinta el señor Acosta, presidente del Cabildo de Fuerteventura, miembro del PSOE, metiendo las narices en el municipio. Cómo creen ustedes que eso es posible y entonces acusan al alcalde de pelotazo. No, hay que ser más serio, y los chanchullos no caben. Ya está bien", recalcó.

Aún a más, al ser cuestionado sobre el conocimiento al respecto del presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, el político constructor señaló que todo le ha sido transmitido a las principales instancias a nivel regional e insular. "Yo tengo los whatsapp (con Torres) cuando quieran los enseño, dijo, explicándole, y lo sabe también Pedro Martín".

Como se recordará, las discrepancias en el gobierno municipal se hicieron evidentes el 22 de marzo, cuando el alcalde José Julián Mena destituyó al concejal de Urbanismo, José Luis García, "tras detectar irregularidades en la gestión del ex edil en diversos expedientes". Después García y un grupo de concejales afines, compareciendo ante la Fiscalía en calidad de testigo y denunciante en un expediente abierto por el Ministerio Fiscal a raíz de otra denuncia suya el 28 de marzo pasado. Los socialistas de Arona quedaron divididos, con reproches cruzados.

Esa situación se desbloqueo el 11 de julio con la tajante intervención del partido a tres bandas (federal, regional e insular) instando a a Mena y García a la renuncia de sus actas de concejal que obtuvieron en las últimas elecciones en representación de estas siglas. García aceptó la renuncia y Mena se negó y fortificó la Alcaldía despejando la pelota y el siguiente paso al propio partido.

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2020 - 00:19 h

Descubre nuestras apps

stats