eldiario.es

9

CRÍTICA DE CINE

Políticamente correcta

David Oyelowo se mete en la piel de Seretse Khama, príncipe del territorio que luego fue Botsuana y cuya historia de amor con una oficinista londinense de raza blanca fue perseguida por la sociedad e incluso por las altas esferas políticas internacionales

Fotograma del filme 'Un reino unido', película de 2016

Fotograma del filme 'Un reino unido'

- Título: Un reino unido (A united kingdom), 2016

- Dirección: Amma Asante

- Guión: Guy Hibbert

- Reparto: David Oyelowo, Rosamund Pike, Jack Davenport, Laura Carmichael, Tom Felton, Charlotte Hope, Jessica Oyelowo

Tras la recepción de películas tan comprometidas socialmente como Moonlight (Barry Jenkins, 2016), pasada ganadora del Oscar a la Mejor Película, continúa la distribución de estas historias de temática social bastante agradecidas en la elección de propuestas cinematográficas y que, en esta ocasión, nos trae esta producción británica llamada Un reino unido, protagonizada por aquel Martin Luther King de Selma (Ava DuVernay, 2014) llamado David Oyelowo y por la fantástica protagonista de Perdida, una de todos los recomendables trabajos de David Fincher.

La polémica racial es, obviamente, el eje principal de la trama. Somos testigos frustrados del desprecio y la presión que infiere la sociedad, tanto blanca como negra, en todos sus estratos y empezando por los círculos más próximos al entorno de los principales personajes, respecto a relaciones que no puede entender por mera ignorancia. Frente a ellos, resistiendo, esa pareja de intérpretes protagonistas que parecen declararse su amor con la mirada al primer encuentro.

Respecto a datos como ese, podemos echarle en cara a Un reino unido la cantidad de información comprimida en tan poco espacio y tiempo durante al menos la primera hora. Entendemos que funcione al principio como introducción a los eventos que acontecen mucho más tarde pero se hace extremadamente poco asimilable la rapidez de ciertos acontecimientos en una historia de amor y conflictos políticos, como al fin y al cabo es esta.

Sorprende la mediocre calidad del personaje de Oyelowo, implicado siempre en historias comprometidas con la lucha social de los ciudadanos negros estadounidenses, que en esta ocasión no supera las expectativas alcanzadas en anteriores trabajos, siendo su interpretación en Un reino unido bastante plana durante la mayor parte de la cinta.

Lo mejor de la película, sin duda alguna, es su actriz principal: una Rosamund Pike que siempre acierta con su interpretación, creíble de principio al final y cuya culpa de la calidad de la película es bastante apreciable. No es para nada irregular en su trayectoria -si acaso lo fue alguna vez, la culpa fue de los personajes-.

Frente a una dirección decente y un trabajo de fotografía bastante bello, encontramos uno de los peores defectos de la producción: su montaje. Como ya adelantábamos, el material narrativo está encajado en el tiempo de manera bastante desigual, haciendo que sobre tiempo en escena y haciéndole perder fuerza a lo contado o, en otras ocasiones, resumiendo tanto en tan poco tiempo que la asimilación se vuelve confusa.

Un reino unido es una película tan necesaria como mejorable. Inferior a los recursos que tiene, sirve para contar una historia ilusionante que deriva en una trama política aborrecible y cuyos principales pilares, los actores, logran mantener a flote gracias a su nivel interpretativo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha