Plan Rector del Teide

Tenerife Film Commission y deportistas cuestionan el nuevo Plan de Uso y Gestión del Teide

Parque Nacional del Teide, en Tenerife

Europa Press / Tenerife Ahora

0

Tenerife Film Commission, empresa dependiente del Cabildo insular, y personas que practican deporte en el Parque Nacional del Teide han expresado sus dudas sobre las limitaciones que el nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) establece a la actividad que ahora desarrollan. Estas dudas y críticas se suman a las expresadas la semana pasada por el Clúster Audiovisual de Canarias, que representa a más de 60 empresas y entidades públicas del sector.

Preocupación en el sector audiovisual canario por las prohibiciones del nuevo Plan Rector para grabar en el Teide

Preocupación en el sector audiovisual canario por las prohibiciones del nuevo Plan Rector para grabar en el Teide

En una mesa redonda organizada en el seno del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC) se quejaron de que “parecen haber redactado de oídas” sus propuestas para regular el espacio.

De hecho, el representantes de Tenerife Film Comission, Ricardo Martínez, destacó que no hay registro documentado de efectos nocivos de los rodajes, ya que no se han cobrado las fianzas que se establecen en cada filmación.

En la mesa redonda, moderada por la periodista Laura Afonso y celebrada dentro de las II Jornadas #Pasasinhuella, participaron el director del Parque Nacional del Teide, Manuel Durbán; el geógrafo Juan Pedro Hernández; el representante de la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello, Jaime Coello Bravo; el representante de la Tenerife Film Commission, Ricardo Martínez; el corredor y organizador de la carrera De faro a faro, Marcelino Díaz, y el escalador y representante de la Asociación de Escalada Sostenible, Javier Martín Carbajal.

Sobre la mesa se pusieron asuntos tan diversos y trascendentales para el futuro de Tenerife como la capacidad de carga de la isla y del Parque Nacional, el modelo de movilidad, la sobreexplotación de los espacios naturales protegidos, la dependencia del turismo, las contradicciones entre las regulaciones en el papel y la capacidad real de las administraciones para hacerse cargo de su cumplimiento o la presión de los sectores económicos poderosos sobre la política con la intención de cambiar decisiones acordes a la normativa.

Asimismo, se debatió sobre la participación real de la ciudadanía, la presencia de especies animales y vegetales ajenas al espacio natural, la necesidad de fomentar planes de educación ambiental, las perturbaciones que provoca el teleférico, la necesidad de encontrar un equilibrio entre los beneficios económicos y la protección del territorio, el deterioro de la calidad de vida en la isla como resultado de un modelo económico que genera una altísima explotación del territorio y una presión demográfica insostenibles, entre otros.

Así, el turismo es clave en la sobreexplotación del Parque Nacional y en la superación de su capacidad de carga, ya que se pueden alcanzar los cinco millones de visitantes en menos de cuatro años, según las cifras que aportó el director del Parque, Manuel Durbán, recoge una nota de la organización del festival.

Un hotel de lujo

El geógrafo Juan Pedro Hernández destacó la existencia de un plan de un hotel de lujo que no ha sido eliminado del Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), la falta de regulación de empresas que realizan actividades económicas con turistas, la necesidad frenar el “dejar hacer a la empresa del teleférico” y la importancia de proteger El Portillo, donde está previsto construir un aparcamiento subterráneo y crear instalaciones de restauración que obligarían a cambiar el PIOT y el Plan General de Ordenación (PGO) de La Orotava, porque se trata de un área no urbana.

Por su parte, Coello propuso que las guaguas que trasladen a los visitantes por el Teide los recojan en estaciones en La Esperanza y Aguamansa, una idea que rechazó Durbán.

Coello apuntó también la posibilidad de plantearse la restauración ambiental de El Portillo y la necesidad de incluir el debate sobre la gestión del Parque Nacional en una reflexión mayor que abarque la sobrecarga de Tenerife, visible en la presión sobre los espacios naturales en el sur de la isla, los atascos como expresión del grave problema de movilidad y la saturación de los servicios sanitarios, entre otros.

Tanto el representante de la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello como el de Tenerife Film Commission destacaron la importancia de dotar de suficientes recursos de personal al Parque Nacional para que tenga la capacidad de vigilar las actuaciones pues sin este refuerzo, la regulación será “un brindis al sol”.

Un corredor que asistía entre el público discrepó con el planteamiento del corredor invitado en la mesa, al decir que no se sentía amenazado por la regulación de esta actividad deportiva.

En general, los ponentes relacionados con actividades deportivas denunciaron el “agravio comparativo” por los límites que se establecen a su actividad mientras se prioriza el turismo.

Asimismo, otra persona del público recordó que, durante los cuatro años que formó parte del patronato del Parque, experimentó las enormes dificultades que suponen los rodajes, que plantean permanentemente cambios en las pistas autorizadas y que “la parte política” se inclina a autorizar actuaciones que “la parte técnica” rechaza con el argumento de la cantidad de millones de euros que significan esos rodajes.

Respecto a la participación ciudadana, se apuntó la propuesta de solicitar la ampliación del plazo para la presentación de alegaciones, sin que esto signifique una demora excesiva en el proceso de aprobación del PRUG, dada la necesidad de su actualización y la necesidad de que “el equipo redactor y la Consejería se reúnan con los colectivos afectados”.

Limitaciones al sector audiovisual

La semana pasada fue el Clúster Audiovisual de Canarias quien expresó públicamente sus críticas al Plan, ya que supone “prácticamente la prohibición de la actividad” dentro del Parque, ya que en sus páginas 24 y 25 establece la prohibición de las actividades audiovisuales con fines publicitarios, la instalación de cualquier elemento fijo o desmontable que suponga la ocupación del espacio público y reduce a dos personas el número de miembros del equipo de trabajo.

El Clúster afirmó que si el Parque Nacional del Teide queda fuera del punto de mira del sector audiovisual será “un desastre y desaparecerá la ocasión de diversificación de la economía canaria” que, como señala el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias (2020), ofrece “una oportunidad de diversificación en actividades de alto valor añadido, atrayendo otro tipo de servicios”.

Además, el borrador del Plan establece limitaciones de aparcamiento y circulación, se abre la puerta a cobrar por aparcar en las zonas destinadas a ello y se prohibe, entre otras cosas, introducir animales domésticos, salvo los que realicen tareas de rescate, control de animales o acompañen a personas con discapacidad.

El Plan aún se encuentra en fase de Información Pública, por lo que aún pueden presentarse alegaciones (hasta el 5 de julio) ante la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats