eldiario.es

9

La testigo esencial del caso Corredor está localizada y dispuesta a declarar

El abogado del denunciante Carlos Calderón, personado como acusación particular, pide que Alejandra Medina sea citada con las medidas de protección de testigos

Debe ratificar en juzgado el testimonio que hizo ante la Policía Judicial, por el que en una reunión entre Clavijo y el empresario Evaristo González, se planearía acabar con el pub Sketch, que regentaba Calderón

- PUBLICIDAD -
El candidato de CC al Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo . EFE/Ángel Medina G.

El candidato de CC al Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo . EFE/Ángel Medina G.

El denunciante del caso Corredor, Carlos Calderón, personado en la causa como acusación particular, ha pedido al juzgado de Instrucción número 1, que investiga la posible trama de corrupción en el Ayuntamiento de La Laguna, que testifique la arquitecto Alejandra Medina, ya que está localizada y es esencial en las pesquisas sobre las posibles relaciones entre Fernando Clavijo, candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias, y el empresario del ocio nocturno y el juego Evaristo González Reyes.

La testigo se encontraba en paradero desconocido y de hecho no compareció el 8 de enero, cuando fue llamada a declarar, y dos semanas después se ordenó judicialmente su localización.

Carlos Calderón ha aportado al juzgado la localización de Alejandra Medina, en la actualidad fuera de España. Esta testigo, que ha pedido protección, es esencial para ratificar parte de la denuncia que interpuso Calderón ante la Fiscalía contra la Corrupción de Santa Cruz de Tenerife, ya que afirma haber sido testigo de una reunión que se mantuvo en una vivienda del centro de San Cristóbal de La Laguna entre Fernando Clavijo, que entonces era concejal de Seguridad Ciudadana, Evaristo González Reyes y el gerente de Urbanismo, Roberto Remiro.

Según indicó a este periódico el abogado de Calderón, Manuel Estévez, “se cumplen los requisitos de la Ley 19/94 de Protección de Testigos para que se apliquen a Alejandra Medina las medidas de esa protección, puesto que sus miedos no son medios vagos, sino que son miedos fundados. Está totalmente localizada y dispuesta a declarar y aportar datos”.

De acuerdo con la documentación que consta en autos, Medina asistió en 2005 a la vivienda personal de un técnico de Urbanismo de La Laguna acompañando a otra arquitecta llamada Olga (que no ha sido localizada), porque esta tenía necesidad de la firma de unos papeles. Y allí presenció la reunión entre Clavijo, Evaristo González Reyes y Roberto Remiro, y en la habría quedado de manifiesto la intención de dañar al Sketch, pub de la zona de ocio del Cuadrilátero, en La Laguna, y por el que González Reyes sentía interés.

En un momento dado, González Reyes habría increpado a Clavijo y Remiro porque “el problema” del Sketch no se había “resuelto”, a lo que Remiro habría respondido que había que “tener cuidado, porque uno de ellos es periodista”, en referencia al entonces pareja sentimental del denunciante Carlos Calderón, el periodista Isaac Tacoronte.

“Meter mierda”

Según indicó Calderón a la Fiscalía, y Alejandra Medina confirmó a la Policía, González Reyes respondió que “le metería mierda y luego llamaría a los GEOS”, lo que los agentes de la Judicial interpretan en su atestado 21.324/10 como una evidencia de que “Evaristo González estaría dispuesto a cualquier cosa para desalojar al denunciante del pub Sketch, pues es evidente que con la expresión meter mierda se refiere a introducir droga en el local, tendente a su aprehensión y sanción administrativa, lo que conlleva el cierre y cese de actividades, incluso la retirada de licencia”.

De la misma forma lo interpretó Alejandra Medina, quien al escuchar la palabra Sketch y que “el otro es periodista” supo que se referían al local que regentaba Calderón, al que conocía por una relación profesional previa. De tal forma que Alejandra habría puesto sobre aviso a Calderón quien, en efecto, sufrió una redada en su local poco después sin que la Policía Local y la Nacional encontraran droga alguna, según el denunciante, por haber extremado las precauciones para que no ocurriera.

Y es que además, Alejandra se habría visto amedrentaba por el tono imperativo de González Reyes, y porque al comentarle a su compañera Olga que se había hecho mención del pub de un amigo, Olga lo habría puesto en conocimiento de los reunidos, y tras ello, la arquitecta se habría visto perjudicada profesionalmente.

El caso Corredor, que hasta el 15 de marzo instruía el magistrado Cesar Romero Pamparacuatro, se mantiene en el juzgado del que es titular, el número 1 de La Laguna, aunque la instrucción deberá proseguir en manos de otro u otra juez. Por turno, correspondería a la titular del juzgado de Instrucción 4, aunque en un momento anterior del procedimiento, esta juez pidió abstenerse por tener vínculos familiares relacionados con la causa.

Pamparacuatro pidió voluntariamente abstenerse de todo conocimiento del caso Corredor una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias admitió a trámite la querella interpuesta en su contra por Evaristo González Reyes, imputado en el mismo por más de ocho posibles delitos, entre ellos Contra la Seguridad Social y el Derecho de los Trabajadores.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha