El TSJC desestima el recurso contra la condena a cuatro personas por un motín en el campamento de Las Raíces

Un grupo de usuarios y personal de la ONG Accem, que gestiona el campamento humanitario de Las Raíces, trasladan a uno de los heridos durante una intervención policial en el recurso

Natalia G. Vargas

Santa Cruz de Tenerife —

0

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha desestimado el recurso contra la sentencia que condenó a cuatro personas por un motín en el campamento para migrantes de Las Raíces, en Tenerife. La Audiencia Provincial de Tenerife impuso en diciembre de 2021 a los cuatro investigados penas inferiores a un año de prisión por desorden público. En el caso de uno de los jóvenes, también por delitos leves de lesiones. Todos ellos pasaron ocho meses en prisión preventiva a la espera de la sentencia desde que tuvieron lugar los hechos el 27 de abril de 2021.

La Justicia libera a los migrantes acusados de organizar un motín en Las Raíces tras ocho meses en prisión

La Justicia libera a los migrantes acusados de organizar un motín en Las Raíces tras ocho meses en prisión

''Por no tener arraigo estuvieron casi ocho meses en prisión preventiva sin tener antecedentes penales. Nadie entra a prisión en el Estado español si no tiene antecedentes penales y las penas no exceden los dos años'', explica una de las defensas a este periódico, Loueila Sid Ahmed Ndiaye.

Durante el juicio, celebrado en noviembre de 2021, la Fiscalía rebajó las penas exigidas para los acusados, pasando de pedir once años de cárcel para cada uno a solicitar siete para tres de ellos y cuatro para otro.

Tres vigilantes del recurso denunciaron que el 27 de abril se produjo una avalancha en la zona de las duchas del centro. Entonces, uno de los acusados aprovechó para agredir a una agente y los demás ''comenzaron a amenazar a los seguritas con cuchillas de afeitar, navajas y palos con cuchillas incrustadas en la punta''.

Una de las razones por las que se interpuso un recurso contra la sentencia emitida fue la “falta de concreción” y las dificultades por parte de los vigilantes para identificar durante el juicio a los investigados como los autores del motín.

Los trabajadores de Accem, la organización contratada por el Ministerio de Migraciones para gestionar el establecimiento, declararon que los migrantes utilizaban las cuchillas para autolesionarse y no para agredir, ante el contexto de ''frustración'' en el que se encontraban las personas en ese entonces. En el campamento de Las Raíces, situado en uno de los puntos más fríos de Tenerife, llegaron a convivir 2.000 personas de diferentes nacionalidades.

Una trabajadora de la ONG responsable de la zona de las duchas explicó también que “estaban acostumbrados a que la entrada a las duchas fuera tensa”, ya que los usuarios sabían que solo había agua caliente para los que entraban primero. Además, “estaban en pleno Ramadán”.

Agentes de la Policía Nacional que declararon en el juicio aseguraron que, cuando se trasladaron al campamento el día de los hechos, sintieron miedo al encontrarse con una situación de ''descontrol e inseguridad''.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats