La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

El sector turístico podría recuperarse en cuatro años, según los expertos del Foro Internacional de Turismo de Maspalomas

Imagen de archivo de turistas en una playa de Canarias

El sector turístico en Canarias podría recuperarse en cuatro años. Esta es una de las conclusiones extraídas de la octava edición del Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canarias. El encuentro se ha celebrado de forma presencial este fin de semana en Gran Canaria y ha sido retransmitido por diferentes canales de streaming. El Foro ha abordado desde distintas perspectivas y ámbitos la resiliencia del sector ante los nuevos desafíos. "Esta edición ha sido muy especial por las graves situaciones, efectos y circunstancias originadas por la pandemia de la COVID-19, que están marcando un antes y un después, y quizás una nueva era del turismo", subrayó el director, Juan Manuel Benítez del Rosario.

En las distintas mesas redondas y conferencias, protagonizadas por profesionales, expertos y representantes de organismos públicos y universitarios, se destacó que el turismo ha arrastrado "a los diversos sectores económicos". "Sin turismo no hay economía y sin economía no se obtienen suficientes fondos para financiar el sistema de salud".

También se ha concluido que la recuperación de la actividad "no será inmediata". El impacto de la pandemia ha producido una parálisis absoluta y prolongada del sector que podría volver a niveles previos a la pandemia en cuatro años o más, dependiendo de los resultados de la prevista vacunación de la población en el planeta, junto a las políticas públicas de apoyo y rescate del sector turístico. "Políticas que deben tener en cuenta el impacto en las zonas turísticas y escuchar a los destinos, porque las decisiones supranacionales o estatales determinarán la recuperación". La recuperación será lenta y progresiva. El estudio de IPK International pronostica una recuperación respecto a 2019 del 50% en 2021, 75% en 2022 y 100% en 2023.

"Estamos ante una crisis que se mueve en la aglomeración, por lo que el turismo impulsa aquellos receptivos donde los espacios abiertos y grandes volúmenes faciliten la movilidad de los turistas en los establecimientos". El turismo de sol y playa es uno de los tipos de actividad turística con mejores expectativas de recuperación, en comparación con los congresos o los cruceros. "Los contagios no se producen en las playas". Sin embargo, los expertos apuntan que este tipo de turismo debe actualizarse. Asimismo, Canarias es el único destino mundial que ha logrado mantener la actividad de cruceros, propiciando una ruta entre islas que resalta su variedad de destinos y productos.

Las empresas consideran que no se ha dado solución a los problemas económicos generados por el cierre turístico, manteniéndose los impuestos, alquileres, deuda bancaria e intereses. A esto se suma la pérdida de rentabilidad mínima por las restricciones horarias y de aforo para el sector comercial, ocio, restauración. Y, además, al no ser actividad esencial quedan al margen de las ayudas y exenciones.

Por otra parte, los participantes coincidieron en que el periodo de adaptación a la nueva realidad se ve constantemente alterado por la inestabilidad de la situación por territorios, lo que introduce nuevos elementos de incertidumbre, por la disparidad de criterios y restricciones de movilidad. El sector ha comprobado que existe demanda para viajar, pero ha cambiado el modelo, con el auge de determinados segmentos y, también, la desaparición de otros como el viaje de negocios, sustituido por la videoconferencia.

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2020 - 18:58 h

Descubre nuestras apps

stats