eldiario.es

Menú

Astucia paulinesa

- PUBLICIDAD -

Lo que me parece bien porque en cuestión de perras es mejor ir de acuerdo en que por pedir no quede y comprendo que las fuerzas vivas cierren filas con Paulino. Aunque, la verdad, no sabría decirles la razón de que sean precisamente 400 millones y no 600; o 250. Cosa nada extraña porque uno es de letras y resulta que cuando ya tenía idea de lo que significaban ciertas cantidades en pesetas, van los condenados y me meten en el euro donde hállome mayormente perdido. O sea, que si Paulino dice 400 millones no discutiré como no discutiría ninguna otra cantidad .

Quiero decir que no me va lo cuantitativo y me desenvuelvo mejor en lo cualitativo. O sea: mis torpezas aritméticas no me impiden apreciar la astucia paulinesa, muy de medianías por cierto, para hacer pasar el apoyo puntual en la defensa del REF y sus correspondientes exigencias de dinero por cierre de filas total de la sociedad alrededor de su política orientada a la mayor gloria de Mariano Rajoy, por la gracia de Dios.

Si en su momento me pareció poco digno, en términos nacionalistas, proclamar la necesidad de agacharse en cada momento ante quien mandara en Madrid, ahora me parece tonto que, sin abdicar de semejante profesión de entreguismo y fuera calzones, sellaran acuerdos con la oposición y fueran a firmarlos en Madrid para mayor escarnio y alfombramiento. Quizá aquel acto de vasallaje impulsara a Rajoy a presentarse de cuasi monarca en su ya famoso video en plan oigo, patria, tu aflicción y escucho el triste lamento, etcétera. No supo Paulino mantenerse equidistante en la reyerta que se traen Rajoy y Zapatero, se dejó llevar por su instinto básico derechoso y apostó por el presunto perdedor de las elecciones de marzo.

No lamento, insisto, que el PSC quedara fuera del Gobierno. El pacto con ATI-CC siempre lo dimos muchos por imposible, pero, de producirse hubiera llevado a los psocialistas a acomodarse y a olvidar ese cambio al que ahora se sienten abocados, con lo que aumentan las posibilidades de que se produzca. Y subrayo lo de posibilidades porque uno no es hombre de fe ciega en nada; menos en asuntos donde las montañas las mueven las inmobiliarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha