eldiario.es

Menú

CC se vuelve ATI

- PUBLICIDAD -

Coalición Canaria ya no es un partido nacional canario, ha vuelto a ser un partido con vocación únicamente chicharrera, se ha convertido de nuevo en ATI. La operación la ha llevado a cabo el inepto de Fernando Clavijo, que cada vez tiene más contestación en el seno de la coalición, especialmente por la vía de Fuerteventura, aunque también las aguas bajan turbias en La Palma, y en Lanzarote, la Gomera y el Hierro hay grietas cada vez más profundas. El palmero Antonio Castro, y los majoreros Marcial Morales y Mario Cabrera son los que lo han visto más claro desde hace tiempo, diría que los antiguos líderes de Asamblea Majorera fueron los iniciadores de una crítica cada vez más perceptiva a Fernando Clavijo, que desde que le desapareció el auto en La Laguna no da pie con bola.

Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife, viendo la debilidad de Fernando Clavijo, se ha estado erigiendo en el niño malo de la película en los últimos meses, hasta el punto de que en la polémica del cierre del anillo insular de la isla picuda y dos piedras, se permitió calificar a Ornella Chacón, consejera de Obras Públicas, de “cabo”, diciéndole a la consejera socialista que “yo pregunto al general y no a los cabos si hay que izar la bandera”. Alonso ha adquirido cada vez más protagonismo en Coalición Canaria, alentado por los periódicos El Día y Diario de Avisos de Santa Cruz, cada vez más convencidos que el actual presidente canario va cuesta abajo y sin freno. En realidad una de las raíces de la actual crisis del pacto es la extremada debilidad de ambas organizaciones políticas y la ausencia de sus liderazgos. En principio se pensó que tanto CC como PSOE impulsarían la llegada de una nueva generación política, pero todo ha quedado en agua de borrajas. Ahora mismo en el Parlamento Canario quienes más lucen son sin duda alguna Nomí Santana, con sus siete diputados, y Román Rodríguez con cinco. Dicho sea de paso es una injusticia que Ciudadanos con cincuenta mil votos no tenga ni un solo diputado, y Casimiro Curbelo con cinco mil haya conseguido tres actas.

Y mientras en Canarias, en el pacto de gobierno que todavía lo conforman CC y PSOE, están todo el día anunciando el divorcio, pero de momento siguen arrejuntados, en Madrid me chisman que hay conversaciones serias entre Partido Popular y PSOE para mandar a la oposición a Fernando Clavijo, que entre la Ley del Suelo, el Fedecan, y la debilidad interna de ATI, puede que se esté cavando su tumba política. Román Rodríguez que ve con buenos ojos la operación, porque además en un corto espacio de tiempo podría erigirse como el líder del nuevo nacionalismo canario y mandar a CC al basurero de la historia. CC vuelve a sus orígenes, se vuelve ATI, quizá para caer en el barranco de Galcerán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha