eldiario.es

Menú

Calle Mayor de Triana

- PUBLICIDAD -

Hoy los más viejos cuentan a sus nietos cómo llegaban hasta esta calle en el tranvía, en La Pepa . El jubilado se sienta en el banco bajo el cachorro que lo protege del sol y mira pasar a los jóvenes con los pelos de colores. El viejo reloj que sigue marcando las horas un siglo después de su instalación, los edificios modernistas mantienen la arquitectura del XIX junto a los letreros del Mc Donalds. El imperio tiene el centro hoy en Occidente, pero hubo un tiempo que hasta aquí llegaban desde Oriente. Tomás Morales lo contaba: "Bazares de la calle Triana/¡Valor alucinante de otra tierra!/ ¡Toda una ardiente historia musulmana!/de opio amor, vuestro mutismo encierra!". El poeta de Moya veía la influencia foránea que ya había desde finales del siglo XIX: "Todo aquí es extranjero: las celosas/ gentes que van tras el negocio cuerdo/ las tiendas de los indios, prodigiosas,/ y el Bank of British, de especial recuerdo?"

Alonso Quesada publicó en El Liberal un artículo dedicado a Triana que firmó con el seudónimo Hilario Montes. Contaba el poeta y escritor grancanario la historia de un canario que emigró a Argentina y que trabajó duro allí para ahorrar con un único sueño: comprarse una casa en la calle Triana. Según contaba en su crónica urbana : ' Acaso él dijo en la Argentina: "cuando tenga dinero, me voy a mi tierra y me compro una casa en la calle de Triana"¿Qué extraño deseo es el de estehombre que ha cruzado durante veinte años por la Avenida de Mayo?¿Se acuerda aún de La Naval, y su deseo es asomarse este día a la ventana para ver pasar los tranvías llenos de gente? ¿Y para satisfacer este pequeño capricho ha trabajado como un chino durante veinte años? ¿Cómo se verá la calle Triana desde la República Argentina?'.

Mucho más avanzado el siglo XX, unos niños que hoy son jubilados corrían por esta calle Triana en dirección al malecón de San Telmo. El mar llegaba entonces a lo que hoy es la estación de guaguas. Según cuenta Pepe Alemán en su Crónica para cuasi cuarentones "Durante mucho tiempo el espectáculo del mar, el participar de él con nuestros juegos, fue afición favorita de los cuasi cuarentones muy vinculada a las actividades en el Parque de San Telmo. Los domingos, en la trasera de la ermita, se instalaban puestos de tiro al blanco con escopetas de balines. Nos echábamos en el banco de los vagos a leer los cuentos alquilados a don Bernardo, el del carrillo de golosinas, matahambres y cantúas"?

Así es Triana, esta calle Mayor donde nació Juan Negrín, presidente de la segunda República. Pero también una calle que antes de la presidencia de Negrín recorrió Franco para planificar un golpe contra la República. Triana, calle y barrio de historias grandes y de pequeñas historias. Aquí, por ejemplo, también nació la redacción del primer periódico digital de Canarias. Se llamó Zecpress, y después CANARIAS AHORA. Aquí estamos hoy, atracando este Correíllo junto al antiguo malecón de San Telmo. El mar está más lejos que hace un siglo, pero este barco no se para sólo en los muelles, también recorre las calles, para acercarse a la gente. Diez años después del nacimiento de aquel periódico y cinco años después del nacimiento de CANARIAS AHORA RADIO, hoy estamos en la calle Triana para darles las gracias por seguir con nosotros, para decirles que estamos en sus manos.

PD: El Correíllo se emite este viernes desde la calle Triana (esquina Domingo J. Navarro) de 8.30 a 14 horas. La redacción de www.canariasahora.es también estará en la calle Triana.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha