eldiario.es

Menú

Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino

- PUBLICIDAD -

Bastó con que un 29 de noviembre de 1947 la ONU resolviera la partición de la histórica Palestina en dos estados, incapaz Gran Bretaña de cumplir con el mandato, asediada por palestinos que luchaban por su independencia y por los sionistas y sus cómplices que pugnaban por la división del territorio para proclamar su estado judío, para que el curso de mi historia individual se insertara en la historia continuada del pueblo palestino. Se libraban baños de sangre entre palestinos y las bandas terroristas de Stern, Hagannah e Irgun -embriones del actual Ejército de Ocupación Israelí-, mucho más encarnizados en la década de los cuarenta del siglo pasado, y los terceros en discordia, los británicos, se llevaban todas las bofetadas de ambos contendientes. Curiosamente eran los propios judíos los que usaban estrategias terroristas no sólo contra los palestinos sino contra los británicos, justamente uno de los ejércitos que libraba batallas en Europa para liberar al mundo del nazismo y del sufrimiento de tantos inocentes, judíos incluídos. Aquella misma noche del 29 de noviembre de 1947 el embajador de Pakistán clamaba contra la resolución 181 con una frase que se ha abierto paso en la historia: ''se ha clavado un puñal en Oriente Medio que sangrará eternamente''. Yo, como tantos otros, pasé a ser apátrida; desapareció Palestina de los mapas oficiales y sus hijos, dispersos, refugiados en países limítrofes o emigrantes, comenzarían la marcha de una diáspora que cumple 59 años. Fui apátrida en mi tierra de nacimiento hasta que la mayoría de edad me permitió abrazar la nacionalidad española y finalmente, conmigo, toda mi familia con un corazón que latía con una sístole palestina y una diástole canaria. El empeño de los padrinos árabes y de la complicidad internacional en convertir a los palestinos en jordanos, en sirios, libaneses o cualquier otra nacionalidad menos la propia, no tuvo éxito, y todos, apátridas, refugiados o con pasaportes del lugar de residencia, clamaban por sus derechos que eran sistemáticamente negados por la comunidad internacional y que Israel, ya establecido y sin fronteras definidas a fecha de hoy día, se empeñaba en negar su existencia con una de las afamadas frases de Golda Meir: ''¿palestinos? ¿qué cosa son palestinos?'' u otras de parecido cuño y que por repugnancia y respeto no reproduzco. Soñó el sionismo con que los palestinos se olvidarían de su patria, y qué decir pues de los descendientes... Nada más lejos de la realidad. Cúmplese en este mes de noviembre la fecha del comienzo de la ''catástrofe palestina'' (Al Nakba), y seguimos en primera, segunda, tercera o sucesivas generaciones, reclamando nuestros derechos inalienables, siendo palestinos, y desde luego ni hemos desaparecido ni vamos a desaparecer (Ley de la genética de Hardy y Weimberg). Seguimos aferrados a nuestro suelo, al retorno, a nuestros orígenes, aunque hayamos nacido a miles de kilómetros de distancia. Y esta estratosférica comunidad internacional nos regala un Dia Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, justo en este 29 de noviembre, migajas para un pueblo sediento, hambriento, que malvive y está siendo objeto de una limpieza étnica. Gracias por este día de solidaridad; precisamos Justicia y estamos hambrientos de paz. La solidaridad internacional se hace patente día a día con los palestinos desde instituciones oficiales y no gubernamentales pero fundamentalmente desde el corazón de quienes conocen lo justo de nuestra causa y nos brindan el calor de sus corazones. Quede este artículo dedicado a España y especialmente a nuestras Islas Canarias, cuna de cientos de palestinos, que desde los ecos de una folía allanan la voz para cantar ''¡Ana la insit, ya Falastin!'' (''Yo nunca te olvidaré, Palestina''). Queda un largo camino para el regreso pero no habrá amargura del tamaño de una montaña que nos detenga y yo te veré libre, si no con mis ojos, con los ojos de los hijos de mis hijos.

Carlos Juma

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha