eldiario.es

Menú

Gran Canaria será la clave

- PUBLICIDAD -

Y lo hace porque por primera vez en mucho tiempo lo que den de sí los resultados electorales en Gran Canaria, fundamentalmente por su peso poblacional, podría situar a las islas ante la posibilidad de ser determinantes en la política general del Estado y por tanto de las políticas que éste tenga que implementar en nuestra tierra. Dos diputados y otros tantos senadores de Nueva Canarias en el Parlamento y Senado españoles respectivamente, terminarían de situar además a ATI-CC en la marginalidad y colocarían a quienes hemos dicho basta a las prácticas insularistas de esa fuerza política como el único interlocutor válido de Canarias y los canarios. Sólo así, el nacionalismo canario recuperaría para las islas una defensa más digna, firme, equilibrada y consecuente de los intereses del archipiélago que, con el discurso victimista y mercantil de los diputados y senadores sujetos a ATI, se ha perdido.

No es cierto que un voto progresista prestado al PSOE garantice políticas de progreso y desarrollo para Canarias; no al menos desde la perspectiva que dan los gobiernos españoles de todo color que ha habido con anterioridad y que sin una interlocución canaria y nacionalista hubieran recuperado la visión casi colonial de otras épocas. No es sano para la convulsa política española actual y para los intereses de Canarias en particular una mayoría absoluta del PSOE, porque sabemos el peso específico que los socialistas catalanes, andaluces y vascos siempre han tenido y seguirán teniendo en la orientación de las decisiones de partido y de gobierno.

Nueva Canarias no pudo acceder al Parlamento de Canarias en las anteriores elecciones por muy pocos votos. Ciento veinte mil canarios se quedaron sin voz y representación en la Cámara canaria. Esa injusticia fue propiciada por una ley electoral ajustada a los intereses de ATI y el PP, ley electoral que junto al nuevo estatuto de autogobierno canario que entre para su reforma en el Congreso y Senado en la próxima legislatura, tendrán la firme y contundente reivindicación de los diputados y senadores de Nueva Canarias para que se convierta en una ley que dé la democrática representatividad a los canarios que hoy no tienen.

Conseguir éste y otros objetivos políticos, sociales y económicos de interés general para las islas requiere unir todas las fuerzas posibles, convocar a quienes quieren acabar con la actual situación de hegemonismo ático, a quienes no están dispuestos a que de nuevo sean las fuerzas políticas españolistas las que decidan sobre qué es lo mejor para Canarias.

Por eso Nueva Canarias va a confluir con otros partidos de disciplina canaria a estas elecciones, conscientes como somos todos, que sólo unidos podremos llegar a superar las enormes barreras electorales que permiten acceder al Congreso y al Senado. Somos conscientes de lo que nos separa del CCN o el PIL, pero lo somos más de lo que todos podemos llegar a conseguir, del ciclo de dignidad nacionalista que podemos abrir en Madrid y sobre todo de que nuestra victoria situaría al insularismo insolidario definitivamente a un paso de su disolución.

Gran Canaria será la clave. En nuestras manos está.

* Aureliano Francisco Santiago Castellano es alcalde de Telde y presidente de la Ejecutiva Local de Nueva Canarias en este municipio.

Aureliano Francisco Santiago Castellano *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha