eldiario.es

Menú

Moral, motivación y valoración

- PUBLICIDAD -

La ignorancia y atrevimiento del joven alemán estuvo a punto de finalizar en un día triste y luctuoso para la isla, propio individuo, novia y familiares de los mismos. Sin embargo, la divina providencia estuvo al lado del muchacho, especialmente al pedir de forma desesperada auxilio su novia, la colaboración de varios bañistas, junto con un guardia civil que se encontraba en la citada zona disfrutando de un día de verano.

El rescate estuvo a cargo de los bomberos del Consorcio de La Laguna, helicóptero medicalizado del Servicio de Urgencia Canario (SUC); GES del Gobierno de Canarias, Policía Nacional y Policía Local. Es por ello, y tras el feliz y positivo rescate del intrépido joven alemán, es justo reconocer el valor y entrega de todas aquellas personas que intervinieron en el mencionado rescate. Es decir, funcionarios de los respectivos cuerpos policiales del estado nacional, Archipiélago canario y propios civiles. Muchas personas entienden que estos funcionarios policiales y bomberos están y cobran por sus respectivas profesiones. Y es cierto, pero también es verdad que estas personas, dedicadas a dar sus vidas por los demás, velar por la seguridad de los ciudadanos/as, también necesitan en determinados momentos una inyección de moral por parte de sus respectivos mandos.

Tengo entendido que el guardia civil que ayudó al rescate ha sido valorado por sus superiores, que incluso puede ser condecorado y de lo cual me alegraría mucho. Del mismo modo, me hubiera gustado que el concejal de Seguridad Ciudadana de la Policía Local del Ayuntamiento de La Laguna, Antonio Pérez Godiño, motivara un poco más a la Policía Local de La Laguna y al propio destacamento policial que está en Tejina (Sala 112 de Emergencia), el cual tuvo mucho que ver en los primeros momentos de auxilios y ayuda, para rescatar con vida al inocente y joven protagonista alemán.

Del mismo modo, comunicados de prensa de los distintos mandos policiales, felicitando a esos servidores de la ley y el orden. Lo importante, es que se salvó una vida, aunque para ello costará tal imprudencia del joven germano, al Gobierno de Canarias, una suma económica de 20.000 euros, tantos en recursos, material y personal.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha