eldiario.es

Menú

Penalti de Iglesias y Garzón a Sánchez

- PUBLICIDAD -

De repente Alberto Garzón le propuso a Pablo Iglesias marcarle un penalti a Pedro Sánchez al estilo Messi. Con la iniciativa de Garzón de plantearle al PSOE una reunión a cuatro bandas y cuatro sillas, correspondida por Mónica Oltra y Pablo Iglesias, el asunto/trasunto de las negociaciones para formar gobierno ha dado un giro sustancial, y ha dejado a Sánchez un tanto desconcertado y sin saber qué hacer si se reúne o no con los líderes “rojos” de Izquierda Unida/Unidad Popular, Podemos y Compromís. De momento Alberto Garzón con su propuesta le ha cambiado el paso a Pedro Sánchez, y le ha advertido que con Ciudadanos, Izquierda Unida/Unidad Popular no va ni a misa, y mucho menos a la capilla católica de la Universidad Complutense, que de repente Albert Iglesia se despelota y la Santa Inquisición lo quema en la hoguera, y el fuego inquisitorial a lo mejor también alcanza al líder del PSOE por hacer carantoñas con Rivera. Los Juegos de Trono, y de propuestas en las negociaciones son la novedad en la política española, y hasta el Partido Popular hace insinuaciones  inconfesables, ofreciéndole la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez y a Albert Rivera, no se sabe si conjuntamente o en diferido. Total, que Garzón va y le dice a Iglesias, “le hacemos un penalti a Sánchez al estilo Messi, tú me pasas, te la devuelvo y marcas un golazo por la izquierda de Sánchez”.

A todas estas me dice un periodista de los madriles amigo desde hace muchos años que en esto de las negociaciones de pactos todos están aprendiendo “a la italiana y a la belga” a marchas forzadas, hasta el punto que corre el rumor por la villa del Oso y el Madroño que el PSOE tiene dos equipos negociadores, el A y el B, uno que se reúne con Albert Rivera, y otro que se da la lengua con Iglesias, Oltra y Garzón, incluso que vía móvil y video conferencia con el Partido Nacionalista Vasco. Opiniones hay para todos los gustos, rumores ya se pueden imaginar, y en las últimas calendas se dice que Pedro Sánchez ha tenido una fuerte agarrada con Susana Díaz a cuenta de la promesa sanchista a Mónica Oltra del pago de la deuda histórica con la Comunidad Valenciana, cuestión que lógicamente ve muy bien el líder de los socialistas valencianos Ximo Puig, pero el presidente socialista aragonés Javier Lamban se ha unido a Susana Díaz para protestar a Sánchez sus devaneos económicos con Mónica Oltra. Total que a estas alturas, para unos investigadores políticos el pacto entre PSOE y Ciudadanos está prácticamente hecho, aunque otra cuestión es que salga adelante en la segunda sesión de investidura, y para otros el gobierno de Progreso y de Cambio está avanzado, y a Pedro Sánchez según dice algunos le va a importar un pimiento lo que diga Felipe González y su “vieja guardia” y Susana Díaz y sus mariachis o barones.

Le cuento un poco la situación a la vecina del quinto y se descuelga con un “todo es posible en Italia y Bélgica, y que esto se arregle dentro de quince o veinte días, o que haya nuevas elecciones en junio. Pero le voy a decir una cosa. me parece que con un gobierno en funciones estamos mejor, es como cuando estamos sin un guindilla que dirija la circulación, no hay problemas de atascos, ni accidentes, en Bélgica he leído que estuvieron año y medio sin llegar a un acuerdo para formar gobierno y mejoró mucho la economía. Lo que sí creo es que Pedro Sánchez debe decidirse ya con que pareja va a hacer cama redonda, y tiene razón Pablo Iglesias, si se decide que va a gobernar con Podemos, pues deben los dos procurar que se los vea juntos, pasear por El Retiro cogiditos de la mano, ir a una sesión de cine juntitos comiendo roscas del mismo papelón y compartiendo la cola, en fin, y si se va a decidir por Rivera lo mismo, bailar una sardana con Albert, comerse un pollo en sanfaina y tomar cava catalán, cuyons, ya está bien de tanta falsedad”. Se toma un respiro, acaba un gintonic, pide otro, y me remata con otra filípica: “Sabe cúal es la verdadera razón del titubeo y el mareo de la perdiz de Pedro Sánchez, que está muy marcado por Felipe González, Susana Díaz, Juan Luis Cebrián y el IBEX 35.

En realidad cuando el PSOE felipista y susanista pone la famosa línea roja en el referéndum de Cataluña, eso es un rollo para despistar, la verdadera cuestión es qué tipo de Estado desean unos y otros, en realidad PP, PSOE y Ciudadanos quieren seguir con el Estado heredado del franquismo que se caracteriza por su visión uninacional, radial, muy poco democrática, y cuando oyen hablar a Pablo Iglesias de crear un Ministerio Plurinacional se les pone los pelos de punta, no le digo nada cuando Podemos, Izquierda Unida/Unidad Popular y Compromís plantean la necesidad de un mayor fiscalidad a las grandes fortunas, invertir y mejorar la Sanidad y la Educación pública, los servicios sociales, aumentar el salario mínimo, derogar la reforma laboral, acabar con las austeridad, poner en marcha un Estatuto de los Trabajadores, democratizar Radio Televisión Española, a la Justicia y el Ejército, con todos estos planteamientos es que se ponen de los nervios, y cuando hablan de suprimir la posibilidad de las puertas giratorias, Felipe González y José María Aznar se vuelve histéricos.Y cuando ya estén en el gobierno, subvención para la Memoria Histórica, y platear el tema del referéndum por la República”. Se metió otro gintonic mientras terminó canturreando el himno de Riego. Después de este rollo que me endilgó mi vecina del quinto, la síntesis de mi cosecha: mi impresión a riesgo de equivocarme es que sólo hay dos posibilidades de gobierno, uno de derechas con PP, PSOE, Ciudadanos y Anita Oramas, u otro por la izquierda con PSOE, Podemos, Izquierda Unida/Unidad Popular, y Compromís. En caso contrario, elecciones generales en junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha