eldiario.es

Menú

Réquiem para la Casa Mata

- PUBLICIDAD -

Conocemos la teoría. La recuperación, (engañosa) del edificio histórico, su consolidación, y el proyecto que lo transforma en un espacio multiuso con multi-accesos para toda la ciudadanía y su reintegración cultural en la vida de la ciudad. ¿No sé podría haber logrado esto sin la deformación arquitectónica de sus volúmenes? No, (respuesta), porque el fuerte no se podía usar como museo en las condiciones que estaba. Pues no haberlo usado como museo en las condiciones que estaba. Haber hecho el Museo de la Ciudad en otro edificio, (haberlo construido si no lo hubiera) y dejat el Baluarte de Mata como estaba, para hacer un mini-museo, que se podía hacer, de las fortificaciones de Las Palmas y de su historia militar en general. Seguro que las Fuerzas Armadas hubieran colaborado. (Les recomiendo que lean el capítulo que a ellos dedica Alfredo Herrera Piqué en su espléndido libro, Las Palmas de Gran Canaria. El Patrimonio Histórico y Cultural de una Ciudad Atlántica. En la página 163 aparece un perfil del cubo de Mata con sus almenas).

Se salva de este desmochamiento cruel, el proyecto arqueológico y los tramos de muralla restaurados en el lomo del risco. Si el precio para tener un museo es la clase de intervención que estamos viendo en Mata, es mejor no tenerlo, y lo dice alguien que ha dedicado su vida a los museos y los ama más que otra cosa. El baluarte, por supuesto, estaba muy transformado ya por las obras del siglo dieciocho y diecinueve y guardaba poca relación con la planta original del fortín en el siglo dieciséis. Habría que haberlo dejado en su último estado, pero no haber hecho lo que ahora es irreversible.

Jonathan Allen

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha