eldiario.es

Menú

Soria y el 'caso Tinguaro' del PP

- PUBLICIDAD -

Por si algún amable lector no recuerda bien el tema, lo resumiré diciendo que la Fiscalía Provincial pide para esta alma bendita dos años y medio de prisión por estafa, falsificación de documento público y amenazas graves contra su abuela y su tío, al que estuvo a punto de hacerle perder su empleo en una entidad bancaria, y menos malo que el tío se dio cuenta de la fechoría a tiempo y acudió a denunciarlo a la policía. El feo tinglado en cuestión se basa en que el tal Tinguaro junto a su padre, madre y una hermana, actuaron de común acuerdo con ánimo de enriquecimiento ilícito para que su abuela firmara una escritura pública en la cual transmitía a los acusados la propiedad de una vivienda a cambio de 90.000 (noventa mil) euros que encima nunca fueron abonados, tratando en el objetivo ilegal previsto de llevarse por delante a un tío.

Pues bien, el tal Tinguaro ha sido repetidamente elogiado por Soria, en un alarde de cinismo escalofriante. Porque si este juvenil del PP hace lo que hizo con los dineros de su abuela, en el propio seno familiar, si algún día llega a administrar el dinero público de los canarios, ¡manda huevos y trillos!, cómo para echarse a temblar. Lo cierto es que teníamos el propósito de no referirnos a Soria hasta después de las Navidades, en plan cristiano y tal, y no hay forma ni manera, porque el impresentable presidente del PP canario ha vuelto a activar el caso Salmón, y no para de ser sujeto destacado de la actualidad periodística porque le salen asuntos como el de Tinguaro por todos los poros. La penúltima, que la Caja General de Ahorros de Canarias ha tramitado ante un juzgado de Santa Cruz de Tenerife un embargo contra el Gobierno de Canarias, y más concretamente contra la Consejería de Economía y Hacienda, y de momento no podemos comentar mucho porque el asunto/trasunto está sub iudice, pero lo que en primer lugar parece claro por lo que me han contado unos pajaritos chicharreros es que toda la culpa la tiene Soria, que era el consejero de Economía y Hacienda cuando el Gobierno Canario se dedicó a torear el pago del préstamo de la Caja de Ahorros, por la propia prepotencia y chulería de este peligro público. Lo que ya se conoce incluso en la prensa nacional como el "clan Tinguaro", la puesta de nuevo en escena del caso salmón, y la deuda del Gobierno con la Caja de Ahorros, promete animar las Navidades. Y no es de extrañar que antes de final de año, o incluso mañana mismo, tengamos que escribir de nuevo sobre Mercedes Roldós y Lourdes Quesada. Manda huevos y trillos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha