eldiario.es

Menú

Traiciones áticas

- PUBLICIDAD -

Mardones, sin la menor intención, estoy seguro, acaba de enviar un misil a la línea de flotación de ATI-CC. Un obus cargado de coherencia por parte de quien, fiel a los planteamientos que históricamente, desde su mismo nacimiento, ha esgrimido su organización, votó siempre a favor de los presupuestos, gobernara el PSOE o lo hiciera el PP. Recuerden la filosofía de CC de entendimiento con el Gobierno central, que formaba parte del núcleo esencial de la orientación de su actividad política, hoy sustituida por la bronca permanente, la búsqueda del desencuentro y el apoyo a las estrategias de Mariano Rajoy.

Lo hizo, esa es mi impresión personal, por coherencia, por dignidad y situado por completo al margen de cualquier componenda o de estrategias partidistas diseñadas desde la una concepción de la política estrecha, la que se empeñan en practicar, un día sí y otro también, Paulino Rivero y sus seguidores. Son esas políticas con minúsculas, a las que con tanto entusiasmo se aplican los actuales dirigentes de CC, las que desprestigian esta noble actividad y alejan a la ciudadanía.

Los que en las últimas semanas me han venido atacando e insultando, cada vez que tenían oportunidad, por apoyar a estos Presupuestos Generales del Estado (PGE), han quedado completamente retratados por el valiente gesto de uno de los diputados más experimentados de sus propias filas, al apoyar los PGE de 2008.

Máxime cuando éstos son mucho mejores, los más positivos para Canarias de todo el período democrático. Incrementan todas las partidas respecto a 2007, aumentan en un 23% respecto al año en curso la inversión directa en el Archipiélago, y el Fondo de Compensación Interterritorial es el que más crece de todas las comunidades.

Además, suponen algo más del 4% de inversión total, cuando Canarias genera el 3,87% de la riqueza y supone el 4,5% de la población española, un porcentaje de inversión muy superior al máximo alcanzado con los gobiernos de Felipe González (1,5%) y de José María Aznar (2,2%).

Luis Mardones no estaba dispuesto a despedirse haciendo el ridículo y votando con el PP, contradictoriamente a lo que ha venido haciendo a lo largo de la legislatura (primero con CC y más tarde con el grupo denominado CC-NC, votó favorablemente los presupuestos de 2005, 2006 y 2007) y perjudicando a las Islas al prorrogar unas cuentas, las de 2007, mucho peores para el Archipiélago.

Para satisfacer sus particulares intereses, la dirección de CC estaba dispuesta a que el Archipiélago contara con muchos millones de euros menos en los PGE de 2008, importándoles muy poco que se perjudicara a los ciudadanos y ciudadanas. Un singular ejercicio de 'patriotismo', como ven, el de los insularistas radicales que defienden a la patria canaria fastidiando a su gente.

La disparatada política de ATI-CC ha quedado completamente desnuda este pasado jueves en la Carrera de San Jerónimo. Les importa un bledo Canarias, las inversiones para esta tierra o la aplicación de políticas de bienestar social que mejoren la calidad de vida de su gente. Sólo les motiva la supervivencia en las poltronas del Gobierno de Canarias, cueste lo que cueste, aunque para ello sacrifiquen, sin sonrojarse, imprescindibles mejoras presupuestarias para las Islas.

Son tan coherentes que en pocos días realizaron una pirueta política respecto a la ministra de Fomento del Gobierno español, Magdalena Álvarez, votando a favor de su reprobación en el Congreso de los Diputados y absteniéndose días después en el Senado, al parecer tras intercambiar algunas estampas sobre trenes.

Se trata de una estrategia de servilismo y sumisión a Rajoy y al PP, nada nacionalista, y una equivocada ruptura con el discurso de colaboración con Madrid que tantos éxitos les deparó en el pasado. Una estrategia de lento suicidio, tan lento como inexorable, de destrucción de un partido que lo tuvo todo y que en mayo sufrió un primer estertor mortuorio. Y que se repetirá en marzo con el seguro talegazo que se llevarán en las generales.

Afortunadamente, la actividad en el Congreso de los Diputados ha finalizado con una votación que permitió levantar el veto a la ley de presupuestos que de forma irresponsable habían promovido PP y ATI-CC, poniendo en riesgo unas cuentas que mejoran para el Archipiélago en más de 300 millones de euros. Dejando claro quién ha traicionado a Canarias y a sus ciudadanos; y quiénes defendemos a esta tierra y a su gente.

Se trata de una ley presupuestaria positiva para el Archipiélago y que ha sido mejorada en 70 millones de euros por las enmiendas presentadas por Nueva Canarias, dirigidas a infraestructuras educativas, a transporte público, a inversiones culturales y al consorcio para la renovación de nuestra planta turística obsoleta. Porque nosotros sí ponemos en primer plano el desarrollo económico y social de esta tierra y la mejora del bienestar de las personas que en ella viven.

* Román Rodríguez es presidente de Nueva Canarias.

Román Rodríguez *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha