eldiario.es

Menú

Contra la violencia de género

- PUBLICIDAD -

Se trata de una fecha para extender el conocimiento y la reflexión sobre una situación absolutamente execrable. Pero sobre todo de una oportunidad para denunciar una problemática que atraviesa a todos los países y a todos los estratos sociales, y que supone un ataque permanente a la libertad y la vida de millones de mujeres en todo el planeta.

En los últimos años hemos conocido barbaries contra las mujeres en países como México, donde en Zongolica y Ciudad Juárez se ha practicado un auténtico feminicidio, con las desapariciones, violaciones y asesinatos de centenares de mujeres.

Y somos conscientes, asimismo, de la pervivencia de prácticas culturales que atentan contra los derechos de las mujeres, como la ablación del clitoris (más de 100 millones de mujeres en el mundo son actualmente víctimas de la mutilación genital, y tres millones de niñas al año corren el riesgo de sufrir esta brutal práctica), así como los asesinatos por motivos de honor, la trata de mujeres y niñas, y la violencia sexual contra las mujeres en los conflictos bélicos.

Muertes y discapacidad

Unos datos dados a conocer por la organización de Naciones Unidas estos días resulta espeluznante y retrata bien la enorme profundidad del problema: la violencia causa entre las mujeres de 15 y 44 años más muertes y discapacidad que el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico y la guerra juntos, además de que las mujeres y las niñas representan más del 75% de las víctimas de comercio de seres humanos.

El secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, tras calificar a la violencia contra las mujeres y niñas como "pandemia global", instó en esta ocasión a gobiernos, empresas y sociedad civil a "asumir su responsabilidad" en la erradicación de la violencia contra las mujeres, Porque, como bien señalara su antecesor, Kofi Annan, "la violencia contra las mujeres es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. Mientras continúe, no podemos afirmar que estamos logrando progresos reales hacia la igualdad, el desarrollo y la paz".

Michelle Bachelet, ex presidenta de Chile y actual responsable de la nueva agencia de la ONU sobre la mujer, aseguró, por su parte, que "las mujeres y niñas están bajo el riesgo de violencia a lo largo de toda sus vidas y habitualmente a partir de personas cercanas a ellas".

Legislación

Es verdad que en el Estado español se ha avanzado en este terreno, cuando hasta sólo unas décadas los malos tratos formaban parte del ámbito privado y se hablaba de 'crímenes pasionales'. En el período reciente se ha visualizado la situación de las mujeres maltratadas, trasladando al conjunto de la sociedad un problema que comenzaron denunciando, prácticamente en solitario, las organizaciones feministas. Pero los esfuerzos resultan, aún, insuficientes. Queda, evidentemente, mucho por hacer para erradicar el maltrato en el ámbito familiar.

Los datos de fallecidas en lo que va de año (64 a principios de noviembre, más elevados que en años anteriores, de los que diez, casi el 16% se han producido en el Archipiélago) y el propio hecho de que los estudios hablen de cerca de dos millones de mujeres que estarían sufriendo malos tratos por parte de sus parejas en el Estado español, son enormemente preocupantes. Y deben llamar a no bajar la guardia y a seguir trabajando para su completa erradicación.

Es verdad que la legislación se ha endurecido respecto a los maltratadores. También que se han multiplicado las campañas en que se moviliza a la sociedad contra el maltrato. Y que la sociedad es más sensible que lo que lo era hace unos años.

Lacra social

Pero todavía este problema, una de las grandes lacras de nuestra sociedad, sigue siendo percibido como un asunto menor por buena parte de la sociedad, cuando la realidad es que nos encontramos ante un auténtico 'terrorismo doméstico' que causa muchas más bajas ?muertas, discapacitadas y heridas de distinta consideración- que el procedente de bandas armadas del más diverso signo.

Por ello es preciso seguir trabajando desde todos los frentes: jurídico, protección efectiva de las mujeres en situación de riesgo, policial, educativo? para minimizar la presencia de las ideas machistas, de menosprecio a la mujer, que están detrás de los hombres que todavía ven a las mujeres como un objeto de su propiedad y que cercenan su libertad, su integridad física y psicológica, y, en demasiados casos, hasta su vida.

Avanzando, en definitiva, hacia una sociedad más igualitaria entre hombres y mujeres, donde vayan diluyéndose los actuales y elevados niveles de violencia. Se trata, sin duda, de un compromiso que atañe a toda la sociedad y en el que no caben dilaciones.

Román Rodríguez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha