eldiario.es

Menú

10.000 espectadores vibran en el concierto de Alicia Keys

LA ARTISTA PUSO FIN EN TENERIFE A SU GIRA EUROPEA

La sencillez que exhibió la cantante compensó lo alejado que estaba el escenario del público en el Recinto Portuario.

- PUBLICIDAD -

La cantante de soul y rhythm and blues Alicia Keys cerró este domingo en Tenerife su gira europea haciendo vibrar y tararear sus canciones a los más de 10.000 espectadores que la acompañaron en el Recinto Portuario de la isla.

Alicia Keys durante su actuación. (ACFI PRESS)

Alicia Keys durante su actuación. (ACFI PRESS)

En casi dos horas, Keys, quien rompió el hielo con la canción Go Ahead, hizo un repaso a los temas que le han llevado a ganar dos premios Grammy y a vender más de 30 millones de discos.

Vestida con una chaqueta de color plateado que disimulaba su embarazo, la artista bailó con Falling y se emocionó tocando el piano que trajo de Londres para la ocasión con "A woman's worth".

The element of freedom tour llegó a la isla después de pasar por Barcelona, con el objetivo de hacérselo pasar bien a los espectadores, dijo Keys durante la velada.

Para exaltar la paz a la que hace referencia en su nuevo álbum, se proyectaron al inicio del concierto imágenes de Bob Marley, Kenedy, Diana de Gales y Gandhi.

Sencillez y cercanía

La sencillez, tanto en su forma de cantar -sin separarse apenas de su piano-, de dirigirse al público, como de la escenografía, provocó que los espectadores la sintieran cercana, pese a la queja general de lo lejano que estaba el escenario.

Keys no fue la única protagonista de la noche ya que sus tres coristas la ayudaron a brillar en todas las melodías y también lo hicieron por su cuenta al permitirles la cantante improvisar, provocando la sonrisa de la artista y el aplauso del público.

La humedad del sereno, ocasionado por lo próximo que estaba el escenario del mar, causó que la artista mostrara algo de afonía cuando se dirigía a sus fans, problema que sin embargo desaparecía por completo cuando cogía el micrófono para seguir cantando.

Tal vez por ser la primera vez que está en Canarias, la que es considerada como icono de la música negra actual, mostró su agrado por la noche y por la buena temperatura, que rondó los 23 grados.

Con el apoteósico No one levantó al público de sus sillas y con Superwoman provocó que muchos arrancaran a bailar y a aplaudir.

Después de agradecer a Tenerife su apoyo y cariño y presentar a cada uno de los miembros que conforman la banda, Keys puso la guinda al pastel y se despidió con Empire State of Mind.

Después de pasar unos días descansando en el norte de la isla y visitando el Parque Rural de Anaga, la artista reanudará su gira por América.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha