eldiario.es

Menú

España quiere salir de su depresión post mundialista en Old Trafford

EL EQUIPO DE LUIS ARAGONÉS JUEGA ESTE MARTES UN AMISTOSO CON INGLATERRA (20.00 HORAS)

- PUBLICIDAD -

El fútbol español, tan rentable en la Premier League por la presencia de tres personajes clave como Rafa Benítez, Cesc Fábregas y Xabi Alonso, pone en juego su crédito en un amistoso con sabor a partido de jerarquía, con un estadio emblemático de testigo como Old Trafford, la casa del Manchester United.

Los españoles están de moda en Inglaterra. Sin embargo, las dos selecciones, repletas de jugadores mediáticos y con clase, no acaban de explotar a la hora de la verdad en una Eurocopa o en un Mundial. Son dos selecciones con asignaturas pendientes ante su gente. Ganar este miércoles en Manchester da prestigio en un duelo donde además se dirime el prurito simbólico de conocer si España está curada de su depresión post mundialista.

Luis Aragonés sabe de la importancia del duelo. Por eso ha convocado a Sergio Ramos y a Carles Puyol. Ninguno de los dos -por sanción- estará en el siguiente compromiso serio de clasificación para la Eurocopa ante Dinamarca en el Santiago Bernabéu. Luis debe ir buscando alternativas.

Steve McClaren alineará, en teoría, a los dos de inicio. Luego, con los cambios, en el segundo tiempo habrá tiempo para pruebas. Ese es el pensamiento del técnico español, que además dará a Javier Arizmendi la oportunidad de debutar con el equipo absoluto. Se perdió por lesión su estreno ante Rumania en noviembre y Luis quiere premiar su talento y constancia.

Arizmendi es un fan de la Premier. No le importaría algún día salir de casa y aprender inglés. Pero, de momento, su futuro inmediato, el contractual, va a estar en el Atlético de Madrid. Se ha ganado un sitio en el equipo nacional con su buen trabajo en el Deportivo de la Coruña y según pudo saber EFE el Atlético, su club de origen, ya ha ejercido su opción de recompra.

Arizmendi le costará tres millones de euros al Atlético. El Deportivo aún no ha pagado el segundo plazo del traspaso, por lo que el Atlético depositando 1,5 millones de euros, recuperará al futbolista madrileño que retomaría sus estudios de Empresariales en Madrid.

Luis Aragonés quiere ver a Arizmendi en la banda derecha. Por ahí ha hecho daño en el Deportivo. Es una demarcación donde desde la salida de Joaquín del equipo no aparecen futbolistas indiscutibles. Él y Angulo se asoman a ese espacio. Será un partido apasionante, con especial atención a la zona de creación.

Xavi, Xabi Alonso, Cesc, Iniesta, en un lado. Lampard y Gerrard en el otro. Con el carácter y la personalidad de David Albelda en España y el fuelle de Michael Carrick en Inglatera. Toda una pasarela de grandes jugadores y un reencuentro de viejos amigos.

Vuelve Fernando Morientes a la selección española en un partido de enjundia. Luis Aragonés ha estado encima de él. En el primer ensayo en Manchester, Luis ha dialogado mucho con el nueve del Valencia.

Quiere que explote su racha. Jugará su partido número 45 con la selección. Desde que debutara en marzo del 98 contra Suecia en Vigo ha sumado ya 26 goles. Nunca ha sido dudoso Morientes de querer a la selección, a la que vuelve por la puerta grande.

Morientes tendrá enfrente a Jamie Carragher. Su ex compañero de habitación en el Liverpool. Un aliciente más para un amistoso donde la prensa inglesa quiere plasmar el duelo Xabi Alonso-Gerrard, los dos líderes del Liverpool de Rafa Benítez en la construcción del juego de Anfield.

Inglaterra siempre es un equipo con buena pinta. En el acto de presentación de sus nuevas camisetas, John Terry, el capitán del Chelsea y de su equipo nacional, abre hoy casi todas las páginas de deportes de la prensa inglesa. Con el número 6 en el pecho, Terry, escoltado por Steve G -Steven Gerrard-, presume de país en una selección donde manda dentro y fuera del césped.

Terry es un líder auténtico. Steve McClaren, en principio, no le quiere forzar. Sale de una lesión, este fin de semana estuvo en el banquillo del Chelsea, pero su sola presencia imprime carácter a sus compañeros. John Terry, por ejemplo, es el encargado de levantar la moral de la tropa cuando flaquea el ánimo en Stamford Bridge. El mismo llama por teléfono a toda la plantilla y los convoca en una pista de karts para evadirse o bien pica al colectivo para jugar al golf.

McClaren contará Jonathan Woodgate. El ya ex del Madrid, ahora central del Middlesbrough, tendrá su sitio. No jugaba en la selección inglesa Woody desde marzo de 2004. Y lo hará feliz celebrando su traspaso definitivo al club donde hasta la fecha militaba como cedido.

Además, el otro sector importante de Manchester, el hincha del City, quiere ver a Joey Barton. Un medio centro combativo que debutará con la selección A. Un futbolista, que según dijo Cesc Fábregas, "nunca se deja nada y siempre da el cien por cien". McClaren, por otra parte, no tiene a tope a Bridge en el lateral izquierdo.

El seleccionador de Inglaterra, Steve McClaren, afronta el con cierta presión, pese a que se trata solamente de un amistoso, consciente de la necesidad de "demostrar" que la selección puede ganar trofeos.

Tras la marcha del sueco Sven Goran Eriksson, después de la eliminación en cuartos de final del equipo en el Mundial de Alemania, el combinado ha encontrado dificultades para probar con números su calidad.

"Estos grandes jugadores no han demostrado nada, porque no han logrado ningún título, y esto es lo que quieren cambiar", admitió el técnico, quien teme que si su escuadra no lograra entonces una victoria, su imagen podría quedar seriamente dañada e, incluso, podría peligrar su puesto.

La prensa inglesa no ha olvidado del todo el famoso incidente de Luis Aragonés con Reyes y sus referencias a Thierry Henry. El involuntario gesto, racista para los medios ingleses y simple elemento motivador para Luis, volvió a salir en las últimas horas.

Luis ya lo aclaró todo en su día recordando que sus mejores amigos son de raza negra como Jones o el mismo Samuel Eto'o, y en varias ocasiones ha reiterado su inocencia a alguno que aún no quiere darse por enterado. En Manchester volvió a zanjar la situación.

Wayne Rooney no estará en el partido

El delantero inglés Wayne Rooney, del Manchester United, no jugará con su selección en el amistoso frente a España. El atacante no fue finalmente incluido en los planes del seleccionador, al no haberse recuperado del todo de una lesión que sufrió el pasado domingo en la Liga inglesa, en la victoria por 4-0 cosechada a domicilio por el United ante el Tottenham Hotspur.

Pese a que el Manchester United había dado luz verde a Rooney para unirse al resto de internacionales, finalmente el técnico de Inglaterra ha preferido excluirlo de la alineación y optará como único delantero por el alto atacante del Liverpool, Peter Crouch.

También serán bajas para Inglaterra le meta del Wigan Chris Kirkland con un problema de hombro, el delantero del Everton Andrew Johnson, con lesión de tobillo y el defensa del Chelsea Wayne Bridge, también convaleciente.

Tampoco jugarán el medio del Tottenham Hotspur Jermaine Jenas ni el medio del Bayern de Munich Owen Hargreaves.

Alineaciones probables:

Inglaterra: Foster; Gary Neville, Ferdinand, Woodgate, Phil Neville; Wright-Phillips, Gerrard, Lampard, Dyer; Defoe y Crouch.

España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Pablo, Antonio López; Angulo, Xabi Alonso, Albelda, Cesc o Iniesta; Villa y Morientes.

Árbitro: Michael Weiner (Alemania).

Estadio: Old Trafford, de Manchester. TVE. 20.00 horas -hora canaria-.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha