eldiario.es

Menú

Máxima expectación para el decisivo San Isidro-Monzón

LOS TINERFEÑOS SE JUEGAN LA TEMPORADA EN SU CAMPO

- PUBLICIDAD -

La directiva del San Isidro calcula que este domingo se superará en el campo de La Palmera la cifra de 2.000 aficionados con motivo del partido de vuelta de la eliminatoria definitiva por el ascenso a la Segunda División B contra el Atlético Monzón.

Julián Santos, presidente del conjunto tinerfeño, indicó ayer que sus compañeros de junta se han apostado con él una cena si se rebasan los 2.200 espectadores que "no me importaría pagar", dijo, ya que eso significaría un récord de asistencia en la historia del club.

Tuvo en cuenta que "aún colea la euforia" por la remontada contra el Caravaca en la eliminatoria anterior y que a la hora en que se disputará el choque -18.00 horas- no habrá otro acontecimiento deportivo en la isla ni tampoco por televisión.

El presidente del San Isidro confió en que aparte de los incondicionales acudan al campo "los aficionados al fútbol del sur" de Tenerife, sin descartar a los procedentes de otros puntos de la geografía insular.

Dada la importancia del duelo contra el Atlético Monzón, recordó que se han habilitado tres puntos de venta de entradas en Granadilla para evitar aglomeraciones en las taquillas del campo de La Palmera y adelantó que se ha contratado un servicio especial de seguridad para controlar el acceso al recinto deportivo.

Julián Santos agradeció el ambiente de optimismo que se respira en las calles del municipio sureño aunque reconoció que no le gusta que haya "demasiada euforia", pues teme que de ella se contagien los jugadores.

Con todo, subrayó que tanto la plantilla como los técnicos "son conscientes de que nos jugamos toda la temporada en 90 minutos" y también de que el rival "es especialmente peligroso como visitante".

"Se está pensando en los festejos pero hasta que no acabe el partido no quiero hablar de nada de eso", aseveró.

Julián Santos admitió que está "nervioso" por lo que se juega el equipo, pues entiende que si es capaz de regresar a la Segunda División B sólo un año después de descender "tenemos todas las condiciones favorables para consolidarnos" en la tercera categoría del fútbol español.

Ahora bien, enfatizó que "si perdemos el domingo no buscaremos culpables sino que empezaremos a trabajar con vistas a la próxima temporada para volver a intentar ascender", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha