eldiario.es

Menú

Baleares ampliará hasta 300 millones emisión de deuda pública

PALMA DE MALLORCA

El consejero de Economía y Hacienda, Carles Manera, ha anunciado que el Gobierno balear emitirá 100 millones de euros más de deuda pública para inversores minoristas, hasta alcanzar la cifra de 300 millones, después de que este lunes se vendiera la mitad de los 200 millones puestos a la venta, con el fin de paliar la restricción de crédito por parte de las entidades financieras.

- PUBLICIDAD -

PALMA DE MALLORCA, 25 (EUROPA PRESS)

Carles Manera Erbina

Carles Manera Erbina

El consejero de Economía y Hacienda, Carles Manera, ha anunciado que el Gobierno balear emitirá 100 millones de euros más de deuda pública para inversores minoristas, hasta alcanzar la cifra de 300 millones, después de que este lunes se vendiera la mitad de los 200 millones puestos a la venta, con el fin de paliar la restricción de crédito por parte de las entidades financieras.

Durante un receso de las jornadas parlamentarias del grupo socialista, Manera ha recordado que el Ejecutivo no emitirá más de 300 millones de euros de deuda pública, a pesar de que la Comunidad tiene permiso para endeudarse en 371 millones de euros, de forma que los 71 millones restantes se refinanciarán a través de los mecanismos convencionales.

Manera, que ha revelado que él ha comprado personalmente bonos de deuda, ha recalcado que con este método de financiar el endeudamiento de las islas, se garantizará el pago de las inversiones públicas de 2010, dado que "se cubrirán las pólizas a corto plazo que teníamos en estos momentos, por lo que además de asegurarnos los pagos, activamos la economía y creamos una mayor actividad en nuestro tejido productivo.

El consejero ha subrayado que el Ejecutivo autonómico decidió emitir deuda pública de manera "tan fulminante", debido a que Baleares ha querido ser la primera Comunidad que lo hiciera en 2011 para poder colocar la deuda "sin dificultades".

En esta línea, ha estimado que el Gobierno "ha acertado" en su decisión, teniendo en cuenta que el primer día en el que se podía comprar los bonos de deuda, "ya teníamos colocada la mitad a las 14.00 horas de este lunes", por lo que, a su juicio, ha sido una salida "muy espectacular para las entidades colocadoras de deuda y para el ahorrador que ha visto en esto un producto interesante".

"Si hacemos una previsión en función de lo que fue este lunes, no es exagerado pensar que habremos de emitir 100 millones de euros más hasta llegar a los 300 millones", ha aseverado el consejero de Economía y Hacienda.

Concretamente, el importe mínimo de las peticiones es de 1.000 euros, y el máximo de dos millones de euros por persona, incluyendo las peticiones individuales o en cotitularidad. Además, la emisión tiene un interés fijo del 4,7630% (366 días), con un TAE del 4,75 por ciento.

Los bonos están dirigidos a personas físicas o jurídicas con la consideración de inversiones minoristas, de manera que quedan excluidas las empresas de inversión, las entidades de crédito (menos las entidades colocadoras), las aseguradoras, los fondos de inversión y los de pensiones, así como sus sociedades gestoras.

EL CAMBIO DE OPINIÓN DEL GOBIERNO

Preguntado por el cambio de opinión del Ejecutivo balear que, en un principio, rechazó la posibilidad de emular a Cataluña en la emisión de bonos públicos de deuda, Manera ha indicado que cuando la citada Comunidad adoptó esa decisión en septiembre u octubre del pasado año, el archipiélago lograba colocar su deuda pública en unas condiciones "muy favorables".

Así, ha apuntado que durante el 2009, el Gobierno balear logró colocar una deuda pública de 900 millones de euros a un 2 o un 3 por ciento de interés "sin dificultades insalvables". "El problema de Cataluña era que tenía todo su papel ya colocado y su consejero de Economía había estado en Japón y París buscando nuevas instituciones financieras y no encontraba a nadie que le dejase crédito en el mercado abierto, por lo que ante esta restricción crediticia, optó por los bonos", ha explicado.

Manera ha recordado que en los dos o tres últimos meses, el mercado de crédito convencional se está "cerrando", lo que genera "enormes dificultades para las administraciones públicas", hasta el punto de que la Administración General del Estado "está saliendo a vender deuda pública y la está pagando en algunos casos en un 5 por ciento" de interés.

"Ante esta situación, hemos repensado este instrumento y ahora que sí que tenemos dificultades severas para colocar en el mercado convencional nuestra deuda pública, hemos decidido explorar la vía de la inversión privada", ha asegurado el consejero, quien ha apuntado que otras Comunidades están analizando hacer lo mismo, porque tienen las "mismas dificultades".

No obstante, ha puntualizado que sólo podrán hacerlo aquellas regiones que tienen permiso de endeudamiento, como Baleares, porque están cumpliendo los objetivos de déficit público, de modo que, según ha recordado, quedan excluidas "Cataluña, Murcia y Castilla La Mancha".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha