eldiario.es

Menú

Bruselas descarta crear en la UE la tasa a las transacciones financieras

BRUSELAS

La Comisión Europea ha descartado crear a nivel de la UE una tasa a las transacciones financieras internacionales -tal y como propuso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la última Asamblea General de la ONU, para combatir la pobreza- por considerar que provocará la deslocalización de estas actividades a otros centros financieros.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

Edificio de la Comisión Europea

Edificio de la Comisión Europea

La Comisión Europea ha descartado crear a nivel de la UE una tasa a las transacciones financieras internacionales -tal y como propuso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la última Asamblea General de la ONU, para combatir la pobreza- por considerar que provocará la deslocalización de estas actividades a otros centros financieros.

El Ejecutivo comunitario considera que la implantación de esta tasa, que permitiría recaudar en la UE hasta 150.000 millones de euros anuales según sus cálculos, sólo es factible si se produce de forma simultánea en todo el mundo. Por ello, recomendó proseguir las negociaciones en el G-20, aunque hasta ahora países como Estados Unidos la rechazan.

"Sin un acuerdo mundial sobre la tasa a las transacciones financieras internacionales, si se establece sólo en la UE existe un riesgo muy significativo de posibles deslocalizaciones de las transacciones", ha dicho el comisario responsable de Fiscalidad, Algirdas Semeta.

"A la luz de los análisis que se han llevado a cabo hasta la fecha, la tasa a las transacciones financieras internacionales parece menos adecuada para su introducción unilateral a nivel de la UE, ya que los riesgos de deslocalización son altos y podrían socavar la capacidad de generar ingresos", señala el estudio sobre nuevos impuestos al sector financiero presentado este jueves por el Ejecutivo comunitario.

El informe alerta también de la posibilidad de que la tasa a las transacciones financieras se acabe repercutiendo sobre los clientes de los bancos. Además, "puede aumentar la volatilidad de precios al reducir la volatilidad" y tener un efecto acumulativo, de forma que los productos que se comercialicen más a menudo se enfrentarán a una carga fiscal mejor.

La alternativa que propone el Ejecutivo comunitario es crear un nuevo impuesto a la actividad financiera. Esta sería la "solución más apropiada" porque en la actualidad el sector financiero "paga menos impuestos en comparación con otros sectores" ya que "está prácticamente exento del IVA", según ha explicado Semeta.

Con este nuevo impuesto, que se aplicaría sobre el total de beneficios y salarios, la UE podría recaudar aproximadamente 25.000 millones de euros, unos ingresos que Bruselas cree que podrían destinarse a la "consolidación fiscal, que es una tasa urgente en muchos Estados miembros".

Este nuevo impuesto que propone Bruselas se sumaría a la tasa bancaria que debaten actualmente los ministros de Economía de la UE para alimentar fondos de resolución para liquidar a entidades sin problemas, de manera que en futuras crisis el coste no recaiga sobre los contribuyentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha